Lupe Andrade Salmón

Estoy podrida... ¡Podrida!

miércoles, 10 de noviembre de 2021 · 05:11

Al sentarme ante mi computadora para escribir la columna de hoy, me quedé inerte, sin ideas ni palabras que merezcan ser escritas y leídas.  ¿Qué se puede decir que sea nuevo, interesante o valioso?  Estoy podrida de la pandemia, como todos.  Estoy podrida de las máscaras necesarias, pero feas y antipáticas.  Estoy podrida de tener un nuevo Alcalde y nuevo Gobernador, ambos invisibles en el año que se cumplió este mismo mes, cuando fueron elegidos.  No recuerdo ni sus rostros, y ciertamente no he visto ninguna gestión memorable.  Por eso, estoy... requetepodrida.  Podría utilizar otros adjetivos, pero esta es una columna honorable en un medio de comunicación honorabilísimo, así que… podrida será la palabra más aceptable.

Con respecto a dichas autoridades, aclaro que no he visto nada hasta hoy, pero no quiere decir que no hicieron nada.  Puede ser, que en forma subterránea, algunos grandes proyectos tomaron vida y serán ejecutados.  También puede ser que pronto podamos hacernos implantes de alas y volar.  Es decir, estoy hablando de lo desconocido y quizás sólo imaginativo.  Es posible que existan nuevas obras maravillosas por ver… y también es posible que esta noche llegue un marciano a la tierra, en su vehículo espacial hecho de partículas solares.  Lo que sí pude ver y comprobar fue una serie de despidos de antiguos empleados y otra serie de contrataciones, mayores y con más sueldo, de nuevas autoridades y personal, quienes han puesto mucho esfuerzo… en lograr su ingreso a planillas oficiales. 

No he visto ni leído un Plan Municipal 2021, con los logros de este año.  Tampoco vi ni leí un Plan Departamental anual,  llevado a cabo por la Gobernación del Departamento y que estuviera cerca de su conclusión.   Aclaro que no los he visto, pero que bien podrían existir.  En ese caso, estimadas autoridades Municipales y Departamentales, les ruego enviar copia de dichos planes y logros a este medio de comunicación, Página Siete, para mi ansiada instrucción.  Añado que tampoco he visto un Plan Municipal o Departamental para  2022.  Si los hubiera, también solicito su gentil envío a Página Siete, donde serán adecuadamente admirados y comentados.

Yo, paceña de pura cepa, de antepasados que sufrieron persecución y en algunos casos ejecución por los españoles renuentes a renunciar a su poder, con varios que lucharon con Pedro Domingo Murillo, como consta en mis apellidos: Andrade (dos hermanos en las luchas históricas por la independencia) y Salmón Ballivián (basta recordar a Eloy Salmón o José Ballivián),  puedo trazar una larga línea heredada de metas y logros,  Por lo tanto, reitero que me interesan los informes de nuevas obras de infraestructura. Quisiera también saber de las propuestas educativas y de construcciones de nuevas escuelas, incluyendo infraestructura de comunicación por internet.   

Nuestra casa en Chulumani queda en el paraíso, a mi entender. No resulta ser lo mismo para los niños y jóvenes de la zona, quienes, a falta de internet básico, no pudieron pasar clases virtuales ni normales este año.  Eso es hacer daño a la niñez y juventud; es engañar a los padres, y castigar a los inocentes con supuestas “tareas” escolares que intentan suplir a la educación misma. Se decía que se había tendido una línea de fibra óptica hasta esta zona, pero no hay evidencia de su uso. Tampoco hay carretera asfaltada ni nuevas plantas de agua potable, no hay, no hay, no hay.  ¡Ni siquiera se usa el estadio deportivo construido pero inconcluso, inaugurado por las anteriores autoridades!

Si a mis lectores les parece que estoy por demás quejumbrosa, les pido pensar en el campo, en el agro, en las zonas olvidadas donde los niños NO tienen alternativas de vida. Hay miles y miles de hogares sin televisión, ni por señal ni por cable.  No hay forma de llevar a cabo clases por internet.  Lo afirmo porque lo he comprobado en esta zona, tan cerca a la capital del país, y tan abandonada por las autoridades.  Estaré atenta a cualquier información que envíen ambas instituciones y comentaré en forma positiva todos sus logros si los hay.  Hasta entonces, debo repetir junto con miles de compatriotas: ¡Estoy podrida!

 

Lupe Andrade Salmón es periodista

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

Otras Noticias