Hernán Cabrera M.

Filosofar la vida en la escuela

jueves, 11 de noviembre de 2021 · 05:10

Después de cientos de días clavados en el celular, en la computadora, en el Iphone, en la Tablet, ¿no les parece que es hora de darles otros espacios a los niños, niñas y adolescentes?

¿No es hora de que los chicos y chicas no se dejen controlar por el celular y empiecen a respirar vida y dar más vida? Pues bien, acá van algunos aportes para que la escuela y la familia tomen nota, empezando ya nomás a impulsar políticas educativas y acciones para humanizar la escuela, para filosofar la vida en la escuela, para armonizar el desarrollo de cada niño y niña, y no se vayan convirtiendo en autómatas, en robots, en máquinas.

Hoy más que nunca necesitamos la filosofía en las familias, en la escuela, en los círculos de amigos, en las universidades, en los centros de formación, en fin, en la vida diaria.

Diez pautas humanas, desde la filosofía para implementar en el sistema educativo y en el seno familiar, que apuntan a despertar y fortalecer a un niño vital, creativo, capaz, libre, emprendedor y responsable. Enseñar y decirle que:

1.- Que la vida es lo más importante, y la que se desenvuelve en un permanente aprendizaje, además se alimenta de los esfuerzos y lágrimas que protagonizan papá y mamá, para asegurar la formación escolar de todos ellos.

2.- Que este Planeta Tierra es el único que tenemos y que no es nuestro, donde cada detalle cuenta para su cuidado y protección, como el no botar la basura donde uno quiera.

3.- Que debemos impulsarles a lanzarse a vencer los riesgos y los obstáculos que la sociedad siempre tiene frente a cada uno de sus integrantes, pero en base a los valores de bondad, solidaridad, justicia y de respeto hacia los otros.

4.- Cultivar el alma, el espíritu, el cerebro con los detalles de la vida y con las lecturas poderosas y revitalizantes que nos han dejado filósofos, literatos, científicos, religiosos, cuyos escritos no están hechos para grandes o todólogos, sino para ellos, que son más sensibles y aptos para aprender.

5.- Impulsarlos a que reflexionen, que hagan y que digan lo que ellos piensan, sin tener miedo a las burlas o a las equivocaciones, alimentarlos en un viaje a su interior para que emerja la curiosidad y el sombro en sus cabecitas.

6.- Generarles las condiciones para despertar en ellos la fuerza innovadora y el impulso de la creatividad, que todo niño tiene potencialmente en sus corazones, en sus voluntades y en sus estados de ánimo.

7.- Motivarlos a desarrollar todas sus capacidades, potencialidades, destrezas, habilidades desde las manuales, intelectuales, a través de los juegos didácticos y de las ciencias humanas, como la filosofía, la psicología, la pedagogía, el deporte.

8.- Darles responsabilidades para que repartan de la mejor forma sus tiempos que tienen, para el ocio la diversión, para el estudio, para el descanso y que no se dejen atrapar por las maravillas y sorpresivos adelantos que de forma permanente tienen los aparatos celulares y otros. Usar las tecnologías, no dejarse y absorber por ellas.

9.- Decirles a los niños y niñas que cada paso que darán les costará, pero que luego recibirán el doble en cada esfuerzo que desplegarán por su presente y futuro.

10.- Así como esperan del Papa Noel, que les llueva de regalos, así deben exigirse que sus deseos se vayan cumpliendo, pero asumiendo que ellos son los protagonistas de cada logro que harán y de que cada paso, de que ellos son los artífices de sus decisiones y que la sociedad los espera con los brazos abiertos.

Rumbo al 2022, el sistema educativo se humanice y se transforme, y que los niños y adolescentes encuentren respuestas a los problemas de la vida y de las adversidades y no solo salgan repitiendo las fechas de fundación de la República, o sumando 2 más 2. O jugando y bajando aplicaciones de su celular.

El sistema escolar tiene grandes retos para el 2022, uno de ellos es fortalecer el espíritu y el pensamiento crítico de los estudiantes, con respuestas revolucionarias y vitales en el postconfinamiento.

 

Hernán Cabrera M. es licenciado en filosofía y periodista.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

Otras Noticias