Pablo Pizarro Guzmán

Los chunchos chapacos para el mundo

lunes, 13 de diciembre de 2021 · 05:07

Es una mañana diferente. Se siente un clima especial. Nadie es indiferente. La fe brota en su máxima expresión. Un ambiente variopinto pinta la colina noroeste de la ciudad. De a poco la gente se va congregando. Rostros cargaditos de unción se postran ante el santo patrono San Roque. Las campanas anuncian el encierro de la Fiesta Grande de Tarija.

El día será largo. Durante el encierro se visitan las iglesias de la ciudad. Los promesantes con el sonar de las flechas, cañas, quenillas y tambores recorrerán las calles transmitiendo esperanza, salud y paz a un pueblo que responde con devoción el paso del santo.

Desde el 16 de agosto al 11 de septiembre se realiza la conmemoración a San Roque. La festividad religiosa popular más importantes de Tarija. La noche anterior se inició las vísperas con los promesantes mostrando sus danzas en medio de luces que van y vuelven del cielo san roquino.

El día transcurre con un manto de piedad sobre la ciudad. La calle Cochabamba, último anden para llegar al atrio de la iglesia, se estremece. Miles de feligreses acompañan la procesión orando por la salud y protección de un pueblo.

Es la hora. De rodillas ante San Roque con pañuelos blancos surge el unísono el cántico de despedida: “aquí nos tienes postrados de rodillas a tus pies, y no nos levantaremos hasta que nos perdones… adiós padre soberano, adiós soberano padre… al año vendré a cantarte…me despido llorando, roque santo peregrino”.

Es el momento que sientes un pequeño temblor en el piso. Es la energía de un pueblo que trasciende en el tiempo. Es la fuerza de la memoria viva que se expresa a lo largo de los años. Por lo cual, la Organización Mundial para la Educación, la Ciencia y la Cultura UNESCO decidirá este martes 14 de diciembre de 2021 que la Fiesta Grande de Tarija San Roque sea inscrita en la lista del mundo, como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Este hecho abre un nuevo ciclo para Tarija.

Por tal razón, desde cultura del municipio, contribuiremos a escribir estas nuevas páginas de la historia, destinadas sobre todo a preservar y proteger nuestras costumbres y tradiciones religiosas y populares a favor de las nuevas generaciones de tarijeños.  

En ese sentido, vale subrayar, en honor a la verdad, que nuestro alcalde Johnny Torres se puso el turbante de chuncho, ya que hizo los mayores esfuerzos para coadyuvar al Comité Impulsor en sus gestiones finales. Sumamos. Aportamos. Logramos el objetivo mayor.

En esta parte, también corresponde relievar la figura de don Oscar Chávez, presidente del Comité, una persona valiosísima que entregó sin intereses particulares sangre, sudor y lágrimas para que este suceso sea una realidad. 

De aquí en adelante el camino es largo y ancho, ahora depende de nosotros construir un horizonte común, entre la sociedad civil, entidades públicas y privadas para que la Fiesta Grande se potencie, eso significa iniciar el desarrollo de un Plan de Salvaguarda, instrumento que permitirá poner en valor la dimensión y alcance de la festividad.

Ahora mas que nunca el mundo escuchará nuestras plegarias: “quien volveré mis ojos sin tu dulce compañía…iremos llorando todos sin descanso noche y día…tu calzado es la luna tu vestido es el sol…manto bordado de estrellas corona del mismo dios…”

 

Pablo Pizarro Guzmán es jefe de cultura del Gobierno Autónomo Municipal de Tarija.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

Otras Noticias