Jorge Patiño Sarcinelli

La insensatez de no vacunarse

martes, 28 de diciembre de 2021 · 05:10

Leo a Rafael Puente con interés y casi siempre con beneficio; no porque diga solo lo que me guste leer, sino porque a veces dice con inteligencia cosas con las que no estoy de acuerdo. Sin embargo, este viernes 24 él ha cedido a la tentación de publicar unos dislates que no hacen justicia a su pasado de cordura.

El movimiento antivacunas está muy extendido en el mundo, y tiene entre sus adherentes personajes famosos como el presidente Bolsonaro, el cantante Luis Miguel y otros que afirman que la vacuna aumenta la probabilidad de contraer sida, causa impotencia, autismo, etc. Entre los seguidores más secantes están los alemanes libertarios y los republicanos trumpistas. A estos chiflados se ha juntado Puente.

Entre los que se oponen a la vacuna están quienes cuestionan la autoridad del Estado para obligarlos a inyectársela. Aunque hayan recibido varias en la vida, ahora han decidido hacer bandera de una falsa libertad. Estas personas aceptan que el Estado los obligue a usar cinturón de seguridad, no fumar en espacios públicos, no drogarse y cientos de otras disposiciones que aceptamos, nos gusten o no, para vivir en comunidad. Pero, a diferencia de ese cinturón, donde solo nos jugamos la propia vida, el que no se vacuna no solo se expone a un mayor riesgo, sino que aumenta el de que otros se contagien y mueran. Esto es atentar contra el bien común.

Puente afirma que “todas y todos tenemos el derecho de rechazar esos peligros y de no vacunarnos”. Pero ¿no tienen los padres de familia el derecho a proteger a sus hijos de la irresponsabilidad de aquellos y aquellas que no quieran vacunar a sus hijas e hijos contra polio, sarampión o viruela? Esa libertad que él defiende debería valer para todas las vacunas, ¿o no?

Él afirma que las vacunas contienen “aluminio, beta-propialactone; polimixin-B; ADN animal, bacterial y viral; glutaradehyde; formaldehido; mercurio; glutamato de monosodio; phonoxyethanol…”. Si es cierto que las vacunas los contienen, quienes se asustan con la química, recuerden que el ADN animal está en las salchichas y el glutamato en las sopas chinas, el phenoxyethanol es un conservante común y el formaldehido es un bactericida.

Lo que me hace pensar que Puente se alarma con esa química por ignorancia y no por mala fe es el aluminio en su lista. Obviamente, en las vacunas no hay aluminio metálico, sino sales de aluminio, las que están en los desodorantes, por ejemplo. Alarmarse por su presencia es como espantarse porque hay cloro en la sopa, pues tiene cloruro de sodio; es decir sal de mesa.

Puente no ve la importancia de la concentración. Un vaso de cerveza que tiene 4% de etanol nos hace bien si está fría, pero tres litros de alcohol puro nos matarían. Algo parecido se da con miles de sustancias que ingerimos en pequeñas cantidades sin efecto alguno, pero que serían veneno en mayores. Hay arsénico en el arroz blanco y algunos remedios.

A pesar de su aversión a la química, Puente recomienda la ingestión de dióxido de cloro; es decir, lavandina, para combatir el virus. Nuestro Gobierno es el único en el mundo que ha aprobado este veneno para consumo humano.

Raya en lo cómico su pregunta “¿No resulta más saludable fortalecer el organismo sobre la  base de una sana alimentación?” y dice que “mujeres indígenas de México están rescatando plantas que contrarrestan el virus”.  Sí, también están los que rezan.

Puente afirma que “se ha escrito y publicado mucho sobre el carácter improvisado y muy poco científico de las vacunas en general y muy en concreto de esta vacuna”. Se han escrito disparates sobre absolutamente todo, pero de Puente uno espera más discriminación en lo que lee y cree. No basta encontrar una opinión para sumarse un credo.

Hay mucho que todavía no se sabe sobre la covid, pero ya se ve por los números que, con o sin fruta en la dieta, con o sin hierbitas milagrosas y sobre todo sin dióxido de cloro, las personas vacunadas tienen una probabilidad significativamente menor de contagiarse de covid y si se contagian, de morir. Esta es la evidencia estadística. Lo demás…

 

Jorge Patiño Sarcinelli es  matemático y escritor

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

Otras Noticias