G. J. Andrés Uzín P.

¿Cuántos murieron y cuántos podrían morir por Covid-19?

domingo, 21 de febrero de 2021 · 05:08

Esta es la pregunta que se hizo en los Estados, Unidos hace un año, durante el gobierno negacionista de la ciencia de Donald Trump. La proyección al inicio de la pandemia del coronavirus era que 250 mi norteamericanos morirían durante la misma. La cuenta hoy supera los 600 mil.El presidente Joe Biden, que esta semana se reunió por primera vez con el G7, confirma que un norteamericano muere cada 28 segundos.

Esta es una pregunta compleja también en Bolivia.  En los 11 meses de pandemia, como los 13 meses desde que el virus que ha cambiado a la humanidad apareciera en la ciudad china de Wuhan, las cifras de infectados, enfermos y muertos, tanto en el mundo, como en Bolivia, son distantes de la realidad.  El subregistro no es característica sólo de los países en desarrollo.

Esta distorsión se debe, primero, a la velocidad de contagio del coronavirus, que es mucho más alta que la mayoría de las enfermedades que hemos enfrentado como especie. A pesar de contar con alta tecnología, buena parte de los países occidentales han quedado rezagados en sus registros con respecto a la realidad.  Una de las razones es que la mayor parte de los infectados son asintomáticos o con síntomas muy leves, por lo que la única manera de evitar este sesgo era un riguroso seguimiento epidemiológico, haciendo pruebas a todos los contactos.  La mayor parte de los países occidentales también ha fallado mucho en realizar  esta tarea; los países que tuvieron éxito fueron la mayor parte de Asía, y muestra de su éxito fue que controlaron y frenaron la enfermedad. 

Finalmente, en la contabilidad de los muertos por la pandemia, otro distorsionador de la cifra, es que la enfermedad Covid-19 mata a muchos con síntomas más sutiles que la ya conocida asfixi; es decir, atacó a muchas personas con problemas cardiacos, diabetes, sobrepeso y ancianos, quienes murieron de un ataque cardiaco, coágulos o trombos y otros que,  ahora se sabe, fueron causados por el Covid-19, y es por ello que muchos especialistas la comienzan a llamar “sindemia”. 

Entonces, ¿cómo podemos tener una mejor aproximación de cuántos murieron por el CovidI-19?  Varios organismos internacionales utilizan los registros oficiales de muertos para medir efectos de calamidades que causan muertes masivas, como terremotos, maremotos, ciclones, erupciones volcánicas y pandemias. 

En el caso de Bolivia,  para hacer el cálculo, la base son las cifras oficiales de registros de muertos del Servicio de Registro Cívico del Estado Plurinacional de Bolivia (SIRECI).

La metodología es relativamente simple y lo recomendable es medir la cantidad de muertes de manera mensual y en función de la fecha de defunción, ya que la fecha de registro puede ser muy posterior a la fecha de la muerte, sobre todo en zonas rurales.  Se toma este registro de muertos de los últimos años y se construye una serie de tiempo de muertes por meses.  En base a esta serie, se obtiene una proyección lineal de decesos que deberían haber ocurrido en condiciones normales, es decir, sin pandemia.  Esta proyección se compara con la cantidad de muertos registrados por el SERECI en los meses de la pandemia.  De este cotejo puede ocurrir dos cosas, que las muertes registradas durante la pandemia sean menores o iguales a la proyección de muertos sumada a los muertos que murieron por Covid-19 oficialmente, entonces se presume que no hubo subregistro y tomaremos las muertes declaradas por el Ministerio de Salud.   Los meses que tuvieron este comportamiento fueron:  marzo con 6, abril con 56, mayo con 252, septiembre con 2.838, a pesar de la corrección que hizo la Gobernación de Santa Cruz de 1.570 el 6 de septiembre, octubre con 760, noviembre con 232 y diciembre con 208.  En total todos estos meses la cantidad de muertes suma 4.352.

El otro escenario es cuando las muertes registradas por el SERECI exceden la proyección de muertes en condiciones normales más las muertes por Covid-19 registradas por el Ministerio de Salud y Deportes (MSyD).  Este comportamiento fue registrado en la primera ola, durante los meses de junio, julio y agosto de 2020 y, hasta ahora, en la segunda ola, en el mes de enero del 2021. 

Para detallar el cálculo de las muertes registradas en el SERECI tomamos junio como ejemplo; el SERECI registró 8.223 muertes cuando la proyección decía que en condiciones normales debíamos tener 4.629, es decir ,un exceso de muertes de 3.594.  En junio, el Ministerio de Salud sólo pudo registrar 810 muertos por Covid- 19, eso quiere decir que ese mes se tuvo subregistro.  El detalle de lo que pasó en los cuatro meses que hubo subregistro lo podemos observar a continuación:

Elaboración; Propia.  Fuente: SERECI

Para aclarar, a la diferencia que existe entre el exceso de muertes y lo registrado por el MSyD se lo identifica como  muertes que fueron causadas por el Covid-19, pero que el sistema de salud no pudo capturar y se denomina “subregistro”; en junio fueron 2.784, en julio fueron 9.449, en agosto fueron 2.732 y en enero de 2021 fueron 3.158, haciendo un total de 18.123, que sumadas a las muertes registradas estos meses nos da 24.051. 

Si al número de muertes en exceso durante los cuatro meses que se evidencia que hubo subregistro, le sumamos las muertes oficiales en los meses que no se detectó subregistro, tenemos que hasta enero del 2021 tendríamos 28.403 muertes, en lugar de los 10.379 que se tienen registrados en el MSyD al 31 de enero.  Como mencioné en un inicio probablemente nunca se sepa el número exacto de muertos causados por el coronavirus, pero este ejercicio nos da una mejor idea de la cantidad de muertos por la pandemia de manera general en Bolivia hasta ahora.

Ahora bien, la pregunta de cuántos más morirán es un poco más compleja de responder.  Primero, porque no se tienen estudios que demuestren la efectividad de la inmunidad ganada, tanto por los asintomáticos como en los enfermos de la primera ola con respecto a la segunda.  En este sentido, hay que tomar en cuenta que enero 2021 es el segundo mes con más subregistros en muertos a pesar de que se ha llegado a una mayor cantidad de pruebas diarias que durante la primera ola; por lo tanto, a pesar de que buena parte de la población habría sido expuesta y ganado inmunidad en la primera ola, no tenemos parámetros para estimar qué parte de la población seguirá siendo susceptible de infectarse, enfermar o morir en esta segunda ola.

Si vemos los registros de toda la pandemia de enfermos y muertos del MSyD en la siguiente gráfica, podemos ver que la curva del registro de muertes muestra estar desplazada a la derecha de la curva registro de enfermos durante la primera ola.  

Elaboración; Propia.  Fuente: MSyD

De hecho, el último pico de enfermos  con 2.031,  fue registrado el 19 de agosto, cuando el pico de muertos  con 102, recién llegó el 2 de septiembre, dos semanas después, esto sin tomar en cuenta el ajuste de 1.570 muertos que hizo el SEDES Santa Cruz el 6 de septiembre.  Esto puede darse por varios motivos, los más probables son, primero, que el tiempo que pasa entre que la gente se enferma y muere, en promedio es de alrededor de dos semanas; segundo, el subregistro no permite ver la cantidad real de infectados, enfermos y muertos, y  tercero, porque al principio de la ola existen espacios en los hospitales e insumos para atender a los enfermos, que se ponen escases hacia el final de la ola; por ello, a pesar de que la cantidad de enfermos disminuye, la cantidad de muertos continuaría creciendo por un tiempo más.

Finalmente, si tomamos en cuenta, primero, que a pesar de que tanto Oruro como La Paz postergaron Alasitas y las entradas de Carnaval, los contagios de aquellos que no pudieron resistirse a reunirse para ch’allar recién se registrarán a finales de febrero.  Segundo, que el 7 de marzo tenemos elecciones, por lo que las campañas movilizarán mucha más gente y se registrarán más aglomeraciones en las siguientes dos semanas, tal y como pasó en las protestas de julio 2020, y que finalmente están las medidas de protesta de los médicos y ramas de salud en paro por 10 días.  Con todo ello, es previsible esperar que esta segunda ola  se vuelva tercera en número de enfermos y muertos antes de acabar y entrar en mínimos, como ocurrió luego de la primera ola.  Tras un análisis estadístico, es de esperar que vayamos a continuar con un promedio de 50 muertes diarias, sin tomar en cuenta el subregistro, una consecuencia de la segunda ola iniciada en diciembre y que no terminaría hasta mediados del mes de marzo, con inmunidad conseguida a través del sufrimiento de los enfermos y de nuestros compatriotas muertos.

La única manera de evitar la entrada en la tercera ola será la inmunización masiva, ya que el Estado, en todos sus niveles de gobierno, es incapaz de hacer un seguimiento epidemiológico que controle la enfermedad. Tampoco se ve que puedan poner restricciones a la movilidad y exposición de los ciudadanos. 

Para la prometida inmunización masiva por el gobierno sólo llegaron 20.000 dosis o 10.000 vacunas efectivas. Las autoridades han proyectado la inmunización del total de la población para agosto de este año, eso significa inmunizar a más de 1.973.659 por mes hasta agosto. Una proyección que, se espera, tenga asidero en una estrategia realista que contemple la cadena de frio para los 342 municipios del país y no sólo para grandes centros urbanos. El camino, a diferencia de lo que sucedía hasta noviembre del 2020, ya está trazado, lo que deja dudas es que pueda cumplirse, no sólo por la gran capacidad operativa y logística que implica, tomando en cuenta que la mayor parte de las gobernaciones y municipios entrarán a una transición de autoridades los próximos meses.

G. J. Andrés Uzín P. es especialista en políticas públicas.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

21
1

Otras Noticias