Mirna Quezada Siles

Inútiles escolares y contenidos innecesarios

lunes, 8 de febrero de 2021 · 05:08

Desde el año pasado y como se acostumbra en muchos establecimientos educativos, se publicaron listas de útiles escolares para la gestión 2021, sin pensar qué ocurriría en la nueva normalidad y sin tomar en cuenta lo afectada que quedó la economía de la mayoría de los padres de familia.

Con la segunda ola del Covid-19 que llegó con fuerza a Bolivia debido a los desmanes en muchos sectores (reuniones navideñas; fiestas de graduación y de 15 años; celebraciones familiares; encuentros políticos masivos; etc.) a raíz de tanta flexibilidad otorgada, es difícil pensar en retornar a clases presenciales en varios meses aún y resulta más complicado -e incluso irracional- solicitar mucho material escolar. 

Existen colegios y escuelas donde no son conscientes porque piden varios implementos cuando se debería permitir que los padres puedan comprarlos a medida que se necesiten. El panorama indica que vamos a permanecer en casa mucho más tiempo e incluso cuando se regrese a las aulas mediante la alternancia, el factor virtual  seguirá ocupando gran espacio.

El retorno a las salas de estudio será a medias (cursos con distanciamiento entre estudiantes) y el intercambio de materiales se limitará para administrar responsablemente los artículos personales. Los protocolos de limpieza incluirán -sin duda- la desinfección de superficies que se tocan y objetos que se usan y en ese sentido mientras menos cosas se tengan, mejor.

Varios establecimientos educativos apostaron por útiles escolares reciclados como por ejemplo cuadernos u hojas que se utilizaron el año pasado y que tienen espacio para escribir; sin embargo otros solicitaron material nuevo como libros, textos, tipos de hojas con características específicas, calculadoras y otros productos de escritorio (marcadores, micropuntas, portaminas, etc.) llegando a tanto detalle que resultarán “inútiles escolares” sin uso ni beneficio.  

Los recursos deben ser de momento virtuales y los docentes tendrán que jugar un rol fundamental compartiendo herramientas así como experiencias pasadas, para lograr el desarrollo integral del estudiantado y siendo totalmente creativos durante los programas educativos por medio de radio y televisión, articulados con textos y material audiovisual en la plataforma Moodle, según informó el Ministro de Educación, Adrián Quelca. 

El 2020 muchos profesores se dieron cuenta de que tenían mucho que aprender de los estudiantes, de esa manera se evidencia que la enseñanza antes reducida sólo a libros y otros textos, actualmente está obsoleta. Se tendrán que revisar temas periódicamente  para que sean flexibles y se inclinen a cumplir objetivos de cada realidad.

Este año presentará muchos desafíos y las comunidades educativas deberán buscar soluciones rápidas e innovadoras para mantener el contacto con los estudiantes, brindándoles oportunidades de aprendizaje y acompañándolos social y emocionalmente. No debería haber conformismo con la exigencia de una laptop, PC o tablet por estudiante -en el caso de los establecimientos particulares- ni tampoco con poner en pantalla de televisión contenidos y profesores que tengan errores ortográficos, de dicción e incluso de vestimenta.

El Sexto Encuentro Pedagógico en Bolivia declaró el 2021 como el “Año por el Derecho a la Educación”; pero también tendrá que ser el año del avance tecnológico donde los educadores  implementen metodologías didácticas adecuadas, sin largas sesiones de video o temarios extensos que no se puedan recordar, aplicar ni utilizar en la vida.

Obtener un resultado exitoso dependerá del compromiso gubernamental con las futuras generaciones y de los lineamientos que vaya dando el Ministerio de Educación. La atención también estará puesta en cómo y cuándo se retomará el proyecto de Internet con el satélite Túpac Katari por la Agencia Boliviana Espacial, para reducir la brecha tecnológica en el país.

Y como el 2021 se utilizarán más que nunca celulares y computadoras para aprender, la empresa estatal Quipus, creada el 2013, tendrá que salir de su “statu quo” para cumplir a cabalidad sus objetivos: producir, ensamblar y comercializar productos tecnológicos para bien de la comunidad educativa.

 

Mirna Quezada Siles es periodista.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

22
3

Otras Noticias