Carlos Toranzo Roca

Negro Arias y Alcaldía de La Paz

miércoles, 10 de marzo de 2021 · 05:11

Los datos de dos empresas encuestadoras dan como triunfador en las elecciones de la alcaldía de la ciudad de La Paz a Iván Negro Arias y lo más posible  es que los datos oficiales corroboren ese resultado. Por tanto, se puede decir que los paceños y los no paceños que vivimos en la Paz tenemos alcalde.

Luego de que el MAS ganara las elecciones nacionales con mucha holgura, el presagio era que en las subnacionales ese partido tendría mucha fuerza electoral, pero la historia de las elecciones mostraba que el MAS nunca había ganado en la Alcaldía de La Paz y que a veces perdió la gobernación. Es más, en las elecciones nacionales de octubre de 2020, en la ciudad de La Paz se impuso Comunidad Ciudadana. 

Había dos datos contradictorios, por un lado, por la fuerza electoral del MAS, éste podía ganar en nuestra ciudad, pero, por la historia, se le hacía cuesta arriba que triunfe.

Si el voto en las elecciones nacionales tiene un carácter muy político y, a veces ideológico, eso no siempre sucede en las subnacionales, en especial en el voto para las alcaldías; para estas últimas, la gente razona mucho pensando en obras, en administración y gerencia municipal.  Pero no siempre sucede así; por ejemplo, para la Alcaldía del Alto, Eva Copa no tenía ningún antecedente de administración municipal, entonces, ¿por qué la mayoría de los alteños votó por ella?  Aquí la decisión fue política, quizás no ideológica; la gente, los alteños rechazaron el dedazo de Morales que castigaba a Copa, miraron a ésta como su lideresa y optaron por ella, castigando la equivocada decisión del ex jefazo. 

De esa manera, perdió el MAS y Morales. Pero con el apoyo del voto rural, el candidato a la Gobernación paceña por el MAS se encuentra bien ubicado, ahí probablemente haya una decisión ideológica.

En la ciudad de La Paz, el Negro Arias tampoco tenía antecedentes de administración municipal, pero la mayoría de los paceños votaron por él; es cierto que Arias tiene una larga tradición de municipalista, él fue de los equipos que trabajaron con Carlos Hugo Molina en la Participación Popular y durante más de dos décadas viajó por todo el país, brindando soporte a municipios urbanos y rurales. 

Entonces, una parte gruesa de la votación en su favor no fue por una historia de obras, sino por un sesgo ideológico, él fue visto como el candidato viable que podía enfrentar al MAS.  La gestión de Revilla no fue mala, quizás no excelente, pero a la gente le gustaron los barrios de verdad, los hospitales municipales, las cebras, el PumaKatari y los Chiquititi; su gran falencia fue no enfrentar a los loteadores.

Pero, Revilla se equivocó políticamente, abandonó a Mesa cuando éste buscaba la unidad contra el MAS, abandonó la candidatura de Albarracín, cuando éste avanzaba a la unidad contra el MAS en nuestra ciudad. Blondel es un excelente y respetable técnico, pero Revilla le dio el abrazo del oso. 

La decisión admirable y respetable de Albarracín de declinar su candidatura -poca gente actúa así- le abrió las puertas al Negro. Fue buena la decisión de Comunidad Ciudadana de no presentar candidato a alcalde en nuestra ciudad. Otro punto a favor del Negro fue la candidatura de Dockweiler, no podía haber candidato más aburrido y k’aima.

¿Al Negro Arias alguna empresa de marketing le hizo la campaña, para que él sea un monigote de la empresa? Parece más bien que la campaña la hizo el Negro, de acuerdo a su genio y figura. Por eso su campaña fue “malditanga”.  ¡A veeeer! Arias sabía, no por táctica, sino por instinto, que no había que enfrentar ideológicamente al MAS, sino llegar a la gente, a los de abajo, y él sabía hacerlo porque viene de abajo, y lo bueno es que no lo niega, no lo oculta. 

Arias es versátil, llega con facilidad a los de arriba, a los de abajo, a los minibuseros, a las caseritas; llega a todos, con el lenguaje de ellos. No es un académico, por eso en la Pazos Kanki su jefe era Diego Ayo, que escribe más y no anda tanto como el Negro. Arias es hiper kinético, difícil seguirle el paso. Creo que tiene mucho instinto político, quizás eso le dio la formación que recibió de Filemón Escobar. No se enfrenta al MAS, pero es un demócrata.

Todo lo que tiene de bueno tendrá que demostrarlo en la administración municipal. Ojalá no lo alcance la soberbia del poder. Ojalá no se crea el mesías y crea que todo hay que refundarlo, porque eso lo refundiría a él y a la ciudad.

  
Carlos Toranzo Roca es  economista.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

196
57

Otras Noticias