Elizabeth Reyes

«El golpe de gracia» a la participación política de las mujeres

sábado, 20 de marzo de 2021 · 05:09

 A lo largo de la historia de la nación, la sociedad boliviana en su conjunto, pero sobre todo las mujeres, hemos luchado por tener un Estado más seguro y amigable para la incursión de la mujer en la política boliviana, con esfuerzos desde el activismo, la institucionalidad y la individualidad.


Sin duda, esa lucha ha logrado avances importantes, cuotas de participación, leyes y normas contra la violencia a las mujeres en el ejercicio político y otras reivindicaciones.

Sin embargo, seguimos siendo un país donde las denuncias y la violencia a las mujeres en el ejercicio político están entre las más altas de la región.

Más allá de la ideología, la posición política o el espacio nacional o local que ocupen o al que aspiren; el principal reto es y ha sido lograr que las mujeres se animen a incursionar y se mantengan en la vida política. Las estadísticas muestran que pocas se quedan o persisten, y es muy común escuchar de muchas de ellas: “Yo ni loca sigo en política”.

Lo sucedido con la expresidenta constitucional Jeanine Añez por parte del actual gobierno ha sido el “golpe de gracia” en esta lógica perversa y patriarcal contra las mujeres.  

La secuestraron (no la citaron a declarar);  un hombre la sostiene del brazo para fotografiarla de forma abusiva; no le permitieron que se cambie de ropa, como una forma de humillarla; persiguen a sus hijos, que son lo más sagrado de toda madre; la presentan como si mostraran un trofeo de guerra; la trasladan a medianoche lejos de su familia; la incomunican; la tienen sin dormir; la someten a una audiencia de 12 horas continuas en un proceso ordinario (al que a ningún exmandatario se le ha seguido, porque deben ser sometidos a un juicio de responsabilidades); la detienen en una ciudad que no es la suya y alegan su condición de  “mujer divorciada” para considerar que hay un riesgo procesal. 

Me pregunto si alguna niña o una joven que haya visto todo esto se animará en el futuro a incursionar en política. El mensaje, en todo caso, ha quedado clarísimo. ¿Nos están diciendo que es mejor volver a ser “floreros” en los espacios políticos?  ¿Que es mejor ceder tu espacio y tu cargo al compañero hombre? Porque si ocupas un espacio de poder te expones a que te secuestren, te humillen y que tu estado civil defina tu destino en un proceso judicial.

Las mujeres teníamos y tenemos en el Estado patriarcal lo que llamamos “techos de cristal”; es decir, enfrentábamos barreras invisibles que nos impiden avanzar, pero que habíamos ido rompiendo.

Creo, sin lugar a equivocarme, que después de lo sucedido con la expresidenta Jeanine Añez hemos vuelto al sótano en nuestro esfuerzo por ejercer nuestros derechos políticos sin violencia y sin miedo, y que nos llevará décadas y generaciones salir otra vez de ahí.

 

Elizabeth Reyes fue diputada nacional. 
 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

54
2

Otras Noticias