Erick San Miguel Rodríguez

90 aniversario de la II república española

sábado, 17 de abril de 2021 · 05:09

El 14 de abril de 1931 se proclama la II República Española (la primera existió de manera efímera entre 1873 y 1874), luego de que en las elecciones municipales, del 12 de abril, los partidos republicanos tuvieron una resonante victoria en las grandes ciudades, lo que provocó la abdicación del rey Alfonso XIII, quien huyó con rumbo desconocido. El país ibérico, de gran tradición monárquica, había atravesado por la feroz dictadura del general Primo de Rivera (1923-1930), visto en su momento como una tabla de salvación de la corona frente a las crecientes movilizaciones obreras que sucedieron al fin de la Primera Guerra Mundial.

La República significó un tiempo de esperanza de las masas trabajadoras, pero también de grandes tensiones políticas y de frustraciones. En junio de ese mismo año se celebraron elecciones para las cortes constituyentes, que discutieron  sobre el proyecto del jurista del PSOE Luis Jiménez de Asúa; para diciembre España tenía una nueva Constitución: democrática, republicana, autonómica y laica, cuyo artículo primero decía que España era “República democrática de trabajadores de toda clase”.

La primavera no duró mucho. En las elecciones de noviembre de 1933 los partidos de derecha obtuvieron la mayoría y Alejandro Lerroux se convirtió en jefe de gobierno, iniciando un período de dos años de reacción, que duró hasta febrero de 1936 (el bienio negro). En enero de ese año se disolvieron las cortes y se convocaron a elecciones para el 16 de febrero, en las que triunfó el Frente Popular, conformado por el Partido Socialista, el Partido Comunista, Partido Obrero de Unificación Marxista (filotrotskysta), la Esquerra Republicana de Catalunya y otros (los anarquistas, de gran ascendencia en Cataluña, Valencia y Zaragoza, se abstuvieron de participar, pero votaron masivamente por el Frente Popular, que ofertaba amnistía política).

Manuel Azaña fue elegido Presidente venciendo al derechista Gil Robles, que lideraba el Frente Nacional. Estaba claro que los monárquicos, el ejército, la iglesia y la gran burguesía no iban a permitir que la República profundice en las reformas y menos que las masas se aproximen a la revolución social. El 18 de julio se produce el alzamiento militar, pero la decisiva intervención de los sindicatos obreros en las grandes ciudades no permitió el éxito de los golpistas. 

España quedó dividida en dos zonas: la republicana y la “nacional”. Es el inicio de la guerra civil que concluiría el 1º de abril de 1939 con la ocupación de Madrid y el derrumbe total del ejército republicano. El 19 de mayo las tropas franquistas desfilaron exultantes en el paseo de la Castellana; junto a ellas la Legión Cóndor de Alemania y el Cuerpo de Voluntarios de Italia.

El 18 de julio de 1938, cuando el final de la república era cuestión de tiempo, el Presidente Azaña, que no era católico, pronunció en el ayuntamiento de Barcelona el más inspirado discurso de su carrera, terminando su alocución con las palabras: “paz, piedad y perdón”.

 Nada de eso aconteció. Franco, que sí lo era, inició una política de represión, revancha y rencor. Cientos de miles de republicanos salieron en masa al exilio, principalmente a Francia, México y la Unión Soviética. Se calcula que a Bolivia llegaron cien, entre los más célebres el general Vicente Rojo, jefe del estado mayor del Ejército Popular, y formó a oficiales bolivianos en Cochabamba; y José Riera Fernández, periodista en la prensa anarquista de la CNT y de la columna Durruti, que llegó a ser decano de la Facultad de Economía en la UMSA. 

Está registrado que 20 bolivianos se incorporaron a las Brigadas Internacionales para luchar contra el fascismo. El gobierno de Germán Busch reconoció a los alzados el 24 de febrero de 1939 (cuatro días antes que Inglaterra y Francia). Un dato anecdótico: en el frontis de la Casa de España, que queda en la céntrica avenida Camacho de La Paz, se puede observar el escudo de la República Española.

 
Erick San Miguel Rodríguez es abogado.
 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

7
3

Otras Noticias