Jorge Gumucio Camargo

El precio político de la exportación de gas a Argentina

sábado, 15 de mayo de 2021 · 05:09

A propósito de los 15 años de la “nacionalización” de los hidrocarburos, me gustaría llamar la atención al Gobierno sobre el efecto que tiene la modificación de los precios y volúmenes en la quinta adenda del contrato de exportación de gas a la Argentina, que no sólo tiene un efecto negativo en la recaudación de divisas, sino también en el desarrollo de mercados alternativos de exportación.

La cuarta adenda de exportación de gas a la Argentina estaba estructurada con un volumen base de 10 millones de metros cúbicos día (MMmcd), que estaban valorados con una fórmula parecida a la del contrato de exportación al Brasil (canasta de fuels) correlacionados con el precio del petróleo. Como el contrato de exportación de gas a la Argentina tiene un componente de demanda estacional significativo, durante los meses de invierno (en el hemisferio sur) se incrementaron los volúmenes hasta los 18 MMmcd para los meses de mayo a agosto. 

La diferencia entre el volumen base (10 MMmcd) y el volumen en los meses de invierno (18MMmcd) se denomina Volumen Adicional (VA) que, en la misma adenda, se determinó sea valorado al costo de importación de LNG (puesto en la terminal Escobar) más 0,80 dólares por millón de BTU ($/MMBTU).

En la quinta adenda surgen cambios importantes. En primer lugar, se modifica el volumen base de 10 MMmcd a 9 MMmcd y VA se reduce de 18 MMmcd a 14 MMmcd. Este cambio obedece a una menor capacidad de producción boliviana y para evitar multas contractuales , derivadas de las garantías de entrega (Deliver or Pay). En lo que concierne al precio del VA, este es referenciado a un promedio aritmético simple de los precios del Henry Hub del semestre inmediatamente anterior al trimestre a ser aplicados más 2.25 $/MMBTU; vale decir, que el precio para el trimestre de abril – junio 2021 será calculado a partir de los datos del Henry Hub de octubre 2020 a marzo 2021.

La implementación de la quinta adenda en el contrato de exportación de gas a la Argentina tiene un efecto negativo en el valor de la exportación. Si bien esta adenda afecta tanto el precio como el volumen contractual, para fines comparativos sólo analizaremos el efecto precio sobre el VA.

De no haberse modificado el precio de la cuarta adenda, todo el VA (por encima de 9 MMmcd), para los meses de mayo a agosto del 2021, hubiera sido valorado a precio de importación de LNG más 0,80 $/MMBTU. Mientras que para el resto de los meses, estos mismos volúmenes tenían un premio de 15% sobre el precio calculado, según la cláusula undécima del contrato de exportación de gas a la Argentina.

Dicho esto, para los meses de enero-abril 2021 (volúmenes efectivamente exportados), Bolivia habría dejado de percibir 20,126,812 $us  debido a que el promedio del Henry Hub de julio a diciembre del 2020 más los 2.25 $/MMBTU están por debajo del precio calculado en la cláusula undécima del contrato, más el premio mencionado un 15%.

Ahora bien, debido a la estacionalidad de la demanda argentina, el aumento del VA se dará en los meses de mayo a septiembre. En estos meses, y de acuerdo con las proyecciones de precio del US Energy Information Administration (EIA) para el LNG y el Henry Hub, la aplicación de la fórmula de precio de la quinta adenda para los volúmenes adicionales resultará en una pérdida en valor de exportación de alrededor de 150 MM $us (millones de dólares) hasta final de año.

La indexación inicial de los contratos de exportación de gas a fuels altamente correlacionados con el precio del petróleo sirve como una protección (Hedge) natural al equilibrio de las divisas. Si el precio del petróleo sube, los precios de importación de gasolina y diésel suben acorde, y esto se compensa con la subida de los ingresos por la exportación de gas. Al tener una parte del precio fuera de esta relación, existe un desequilibrio desfavorable para el Estado, especialmente cuando la importación crece a un ritmo mayor que la exportación.

Más allá de esta “rebaja” concedida por Bolivia en la cláusula 6.2 de la quinta adenda, IEASA se adjudica el derecho preferencial de compra de volúmenes disponibles de YPFB no contratados en firme. Lo que implica que un potencial mercado de contratos interrumpibles (especialmente de los Estados de MT y MS en Brasil) estarían sujetos a la demanda de un mercado que tiene un precio político y no económico.

 

Jorge Gumucio es master en Economía Financiera y experto en hidrocarburos.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

67
51

Otras Noticias