Antonella Trigoso Villarroel

Riesgo para el país ante la descertificación aeronáutica internacional

jueves, 10 de junio de 2021 · 05:09

Las normas internacionales que rigen a la aviación civil no quedan exentas de cumplimiento por parte del Estado boliviano; el país fue sujeto a una auditoría Internacional denominada Usoap (Universal Safety Oversight Audit Programme) en octubre del año 2019, por parte de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI). La calificación obtenida fue de más de 77%, logro del Gobierno y resultante del trabajo conjunto entre las áreas auditadas, líderes de  equipos y técnicos especializados capacitados y de trayectoria profesional en el ámbito de la aviación civil.

 El Convenio de Chicago, en su preámbulo,  establece: “El desarrollo futuro de la aviación civil internacional puede contribuir poderosamente a crear y a preservar la amistad y el entendimiento entre las naciones y los pueblos del mundo, mientras que el abuso de la misma puede constituir  una amenaza a la seguridad general”;  precisamente estas líneas establecen la importancia del monitoreo y vigilancia que realiza la OACI a todas las operaciones aéreas a nivel mundial.

Siendo Bolivia país signatario del Convenio de Chicago y sus anexos, tiene responsabilidades y obligaciones que no se pueden eludir.  La OACI hace referencia a la seguridad operacional, misma que busca mitigar riesgos antes que éstos resulten en accidentes e incidentes aeronáuticos. La implementación de la gestión de la seguridad operacional tiene como componente el compromiso de gestión del personal directivo, en el caso concreto, la autoridad aeronáutica del país durante el aparato gubernamental intervencionista de la gestión 2020 no dio la respectiva importancia a estos aspectos y en la presente gestión se desvinculó a personal altamente capacitado en el tema, poniendo en riesgo la certificación internacional.

El profesional aeronáutico es específico y especializado, su capacitación recibida por parte de delegados internacionales  responde a una orientación crítica para el abordaje de protocolos, instrumentos principales utilizados en la auditoría Usoap para evaluar el nivel de aplicación eficaz del sistema de vigilancia de la seguridad operacional del Estado. La OACI entiende que la carrera aeronáutica es de constante formación y de especialización, puesto que la seguridad operacional se encuentra en manos de este personal en todos los países del mundo;  a esto se suma que el Estado eroga un gasto económico en la capacitación de este capital humano, por lo que su remoción, sin un previo proceso administrativo, podría considerarse en daño económico al Estado, conforme la Ley 1178 y disposiciones conexas.

Los especialistas aeronáuticos deben trabajar en un enfoque de cumplimiento de la gestión de la seguridad operacional para evitar accidentes e incidentes que si ocurriesen podrían derivar en una pérdida de categoría por el Estado boliviano o la imposición de una SSC (Preocupación Significativa de Seguridad Operacional) que significaría la existencia de un inmediato riesgo para la seguridad operacional de la aviación civil internacional y  podría resultar en la imposición de restricciones a las operaciones de las aeronaves con matrícula boliviana por  una posible pérdida de categoría  por parte de la FFA (Administración Federal de Aviación de los Estados Unidos), lo cual significaría que como país no cumplimos con los estándares mínimos de supervisión de seguridad operacional establecidos por la OACI.

 

Antonella Trigoso Villarroel es abogada, especialista en derecho aeronáutico internacional. 
 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

16
2

Otras Noticias