Gabriela Jiménez

De dónde vengo y a dónde voy

lunes, 28 de junio de 2021 · 05:11

Los países son ricos en la diversidad de su gente, fauna, flora, clima y riquezas naturales, aunque estas últimas suelen traer un gran peligro para el desarrollo si no se gestionan de forma transparente e inteligentemente. Nuestra diversidad y diferencias como región nos hacen únicos.  Nuestras formas de pensar, de sentir y de actuar, la lengua que hablamos, nuestras creencias, la comida y el arte, son algunas expresiones de nuestra cultura. 

Este conjunto de saberes y experiencias se transmite de generación en generación por diferentes medios. Los niños aprenden de los adultos y los adultos de los ancianos. Aprenden de lo que escuchan y de lo que leen; aprenden también de lo que ven y experimentan por sí mismos en la convivencia cotidiana. Así vamos heredando antiguas y algunas no tan antiguas tradiciones.

Las tradiciones y costumbres cambian con el paso del tiempo, como resultado de las nuevas experiencias y conocimientos de la sociedad, a causa de sus necesidades de adaptación a la naturaleza y por la influencia de otros grupos sociales con los que establece contacto. Conservar las tradiciones de una región y de un país significa practicar las costumbres, hábitos, formas de ser y modos de comportamiento de las personas intentando asegurar que las generaciones jóvenes den continuidad a los conocimientos, valores e intereses que los distinguen como grupo y los hace diferentes a otros. 

Es muy difícil mantener las tradiciones y costumbres en un mundo tan conectado y globalizado, pero lo que sí podemos preservar es nuestra cultura e identidad; ya que esta es el rasgo característico de cada uno de nosotros, nuestras actitudes y habilidades, carácter, temperamento, virtudes y carencias, todo por lo cual somos únicos y nos hace diferentes de los demás y logra que cada región o pueblo sea único y valioso.

El creer que una cultura está por encima de la otra y que tenemos derechos, privilegios por estar vestidos de cierta forma o por portar determinado apellido nos vuelve racista; la cultura no sólo se basa en lo que vestimos o la manera en la que hablamos, sino en todo el conjunto de características peculiares de un pueblo o grupo social que le diferencia de los demás conjuntos humanos, el promover el respeto entre las diferentes culturas, procurar una buena convivencia y generar mejores condiciones de vida y salud  es lo que debe buscar  una región o país.

En Bolivia nuestra población es joven (70% menor a 40 años) y la trasmisión cultural se está realizando de manera virtual (por medio del internet) y cada vez nos volvemos más autodidactas, es por ello que deberíamos incentivar la preservación de nuestra cultura e identidad como región innovando en la comunicación, mostrando nuestra diversidad a través de plataformas virtuales y es que ser cambas, collas, chapacos o diferentes por nuestra región es lo correcto; y el preservar una cultura manteniendo la identidad no es racismo, muy al contrario, es respetar dónde hemos estado y a dónde esperamos llegar.

Para conocernos mejor como personas y como bolivianos es importante reflexionar acerca de nuestra identidad, pensar y dialogar con nuestra gente acerca de que podemos rescatar del legado de nuestros antepasados. También es necesario discutir con qué criterios aceptamos o rechazamos las costumbres y tradiciones de otros pueblos o países. 

Y es verdad que todos somos iguales porque tenemos los mismos derechos y, a la vez, todos tenemos diferencias que forman parte de nuestro origen o de nuestra historia personal. Cada persona tiene sus propias emociones, cultura, lengua;  en fin, una serie de valores que conforman la propia identidad y preservar nuestra cultura es parte del progreso que queremos como región y que beneficia a cada uno de nosotros. Porque la cultura de una nación reside en los corazones y en el alma de su gente.

 

Gabriela Jiménez es publicista y past presidenta de Juventud Empresa Santa Cruz.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

18
6

Otras Noticias