Miguel Angel Marañon Urquidi 

Reservas internacionales

lunes, 28 de junio de 2021 · 05:08

Días anteriores se supo de un proyecto para que el Banco Central de Bolivia pueda comprar oro proveniente de la producción nacional, dicha medida está destinada a incrementar las Reservas Internacionales Netas (RIN), esta medida no se realiza solamente en Bolivia, a nivel internacional tenemos que China y Rusia, prácticamente están arrasando en la compra internacional de oro.

Esta operación financiera se realiza debido al incremento en la cotización del oro, pero sobre todo debido a que las monedas internacionales “más fuertes” como el dólar americano, el euro, entre otras, sufren también fluctuaciones producto de las devaluaciones e inflaciones “económicamente naturales” que ocasionan la disminución de su valor.

Sólo como ejemplo, tenemos que en el régimen de Añez en noviembre de 2019, las RIN eran de 6.432 millones de dólares, de los cuales 4.410 millones de dólares estaban en moneda (dólares y euros) y el valor del oro ascendía a 2.021 millones de dólares; para el final del régimen (noviembre 2020), el valordel oro se incrementó a 2.621 de dólares, pero este aumento  no se dio por el incremento del oro físico, sino que la cotización del mismo se incrementó, vale decir que el régimen de Añez sin hacer nada incrementolas reservas en más de  600 millones de dólares.

Respecto a las monedas extranjeras, las mismas se redujeron a 2.623 millones de dólares, vale decir que el régimen se gastó 1.787 millones de dólares, dejando solamente lo mínimo necesario para que el país no entre en default, no pudieron gastar más de la reservas porque la ley y lo disponible no se los permitía, dichos gasto podrían justificarse por la emergencia sanitaria producto de la pandemia, sin embrago los mismos se vieron comprometidos y entraron en duda por los actos de corrupción como los respiradores o la compra de gases que fueron parte de la disminución de nuestras reservas.

La autorización al Banco Central de Bolivia para poder adquirir oro hace que esta entidad pueda fortalecer e incrementar las RIN y de este modo tener la musculatura financiera para que la moneda nacional siga teniendo la solidez y no pierda su poder adquisitivo y de este modo garantizar el crecimiento económico que Bolivia encabezó durante seis años a nivel sudamericano.

En caso de que algún gobierno quiera disponer de las reservas,la misma debe estar técnicamente bien estructurada para que sea destinada a incrementar la productividad del país, vale decir, si vamos a disponer de nuestros ahorros éstas se deben traducirse en un incremento los ingresos nacionales o, en el mejor de los casos, ser la base para la industrialización de nuestra economía y no como ocurrió en el régimen de Añez, que con el pretexto de la pandemia las reserva se fueron en gasto corriente, todo sumado a los actos de corrupción ya conocida por la sociedad.

En términos populares, las Reservas Internacionales no son nada más que los “ahorros” del país, expresados en billetes internacionales y en oro, este ahorro se alimentan con las exportaciones tanto de nuestras materias primas como de las exportaciones no tradicionales, éstos deben tener una normativa clara y un control estricto respecto a su utilización.

Miguel Angel Marañon Urquidi  es economista.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

5
156

Otras Noticias