Mirna Luisa Quezada Siles

Inesperadas y contraproducentes vacaciones escolares de otoño

viernes, 4 de junio de 2021 · 05:09

La decisión del Ministerio de Educación de anticipar las vacaciones escolares de invierno a partir del 1 de junio sorprendió a gran parte de la población porque fue una medida adoptada sin estudiar todas las variables de la enseñanza virtual, presencial y semipresencial en Bolivia, y sin consultar a sectores involucrados, especialmente a los maestros, algunos de los cuales señalaron que se trata de una acción improvisada porque la razón radica en la carencia de material educativo para el segundo trimestre.

Para empezar, las vacaciones escolares hacen referencia al descanso en las actividades de formación y aprendizaje en las aulas, lo cual implica que no tendrían que existir tareas para los alumnos. Sin embargo, como la determinación fue inesperada no dio tiempo a varios establecimientos educativos -especialmente en el campo virtual- a suspender deberes programados para entregarse la primera semana de junio, es decir, que al menos unos días los estudiantes se dedicarán a ellos. 

Otro factor no analizado fue el hecho de que recién se estaba iniciando el segundo trimestre del año escolar, lo cual significa que si bien a estas alturas hay cansancio, principalmente en niños y adolescentes, ni pensar en la carga mental que les vendrá cuando tengan que enfrentar dos trimestres continuos sin pausa alguna. Se añade un detalle: disimuladamente se les despojó de dos días de respiro: el feriado de Corpus Christi (3 de junio) y el lunes 31 de mayo, que se pasaron clases normalmente.

Las vacaciones escolares son importantes para el desarrollo de capacidades. Éstas deben ser programadas no sólo teniendo en cuenta el contexto epidemiológico (continuo ascenso de casos por Covid-19, actualmente), sino también la situación climatológica adversa que suele complicarse en invierno y según el pronóstico del tiempo; julio será un mes mucho más frío en algunas regiones del país.

El ministro de Educación, Adrián Quelca, argumentó que el adelanto del descanso pedagógico se da para que los maestros acudan con más facilidad a los puntos de inmunización y para evitar contagios en los diferentes actos del proceso educativo, pero no se tomó en cuenta que la mayoría de los establecimientos escolares están con la modalidad virtual. En ese sentido, las vacaciones debieron darse por particularidades de cada sector. 

Adicionalmente, muchos alumnos aprovecharán -sin duda- para salir del encierro a las calles, sin considerar que se exponen al contagio y también a la infección de sus familias, amigos y vecinos. Los profesores no tuvieron tiempo para pensar en recomendaciones ni sugerencias útiles, de manera que se pueda aprovechar este tiempo de suspensión de actividades educativas, haciendo otras que no impliquen estar sentados frente a las pantallas de celular, computadoras o televisores, ni exponerse fuera de sus hogares.

Como no hay vuelta atrás en la disposición, tal vez una medida adecuada sería no extender las vacaciones a tres semanas y más bien otorgar otras dos semanas de descanso al finalizar el segundo trimestre, porque con seguridad, en esos momentos estudiantes y educadores estarán nuevamente con falta de concentración, desgano, desmotivación y cansancio.

Otra sugerencia sería retomar las clases virtuales en todo el país para así evitar contagios de nuevas cepas que también atacan a niños y adolescentes que, con suerte, estarán recién vacunados al año. Además, así se evita que los alumnos vayan a sus centros educativos soportando varias horas de clases con el incómodo barbijo. Esta determinación tendría que acompañarse con un mejor uso del satélite Tupac Katari (para uso de internet gratuito), mayor distribución de equipos tecnológicos de la empresa Quipus y campañas de donación de aparatos especializados de segunda mano.

A dos días de celebrarse el Día del Maestro en el país, se espera que el Gobierno no descuide la educación y que en lugar de preocuparse por cumplir 220 días del calendario escolar (en otros países del mundo se dan entre 175 y 180 días en total con mejores resultados académicos) se piense en la calidad de enseñanza y salud de alumnos y profesores.

 

Mirna Luisa Quezada Siles es periodista.
 

Página Siete no se siente en la obligación de  publicar artículos no solicitados y se reserva el derecho de editar, por razones de claridad y extensión, las colaboraciones admitidas. Las opiniones de columnistas y colaboradores no reflejan necesariamente la línea editorial del diario. Su publicación obedece al criterio de pluralidad que rige la política editorial de Página Siete.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

23

Otras Noticias