Nils Puerta Carranza

12 de julio, Día del Psicólogo Boliviano

lunes, 12 de julio de 2021 · 05:09

El país estaba en plena turbulencia política, las balas zumbaban como insectos letales deseosos de impactar en el cuerpo insurgente;  “los caimanes”, llamados así a los camiones de guerra que trasladaban soldados, no eran la objeción, el macabro cuadro dibujaba el golpe de estado del 21 de agosto de 1971.

La coyuntura no podía ser más complicada, universitarios defendiendo la democracia y un puñado de docentes y estudiantes, atrincherados en la Universidad Católica Boliviana, gritaban a voz en cuello “La U no se cierra, Psicología presente”, defendiendo la primera Carrera de Psicología en Bolivia, creada el 12 de julio de ese año.

Desde ese entonces, para darle un valor simbólico, el 12 de julio de cada año se recuerda el Día del Psicólogo Boliviano; después de Cochabamba está Tarija en la apertura de una carrera de Psicología gracias a destacados profesionales como el Dr. Enrique Castellanos, Dr. Alfredo Scot, el Hno. Manuel Fariñas, principalmente, para que en aulas de la Universidad Autónoma “Juan Misael Saracho” se impartan clases de esta ciencia en 1980.

Hoy en día, los aportes de la Psicología han llegado a diversificarse de manera extraordinaria, en áreas como la clínica, educativa, social, organizacional, deportiva y otras ramificaciones específicas;  todas ellas, desde diferentes tendencias, estudian la psiquis humana, el comportamiento del hombre a partir de una mirada biopsicosocial histórico-cultural.

Desde los enfoques: espiritual – afectivo y conductual – cognitivo, la Psicología trabaja en explicar la complejidad de los individuos, destacando sus particularidades y también sus complementariedades.

El Día del Psicólogo en Bolivia es un buen motivo para revalorizar la labor que cumple este profesional en la sociedad, principalmente en estos momentos de pandemia, que son el cultivo de crisis emocional, desencadenada  por una serie de sucesos trágicos y turbulentos como: la pérdida de seres queridos, el desempleo y la crisis económica, los efectos del distanciamiento social y todas aquellas secuelas derivadas por las perturbaciones mentales,  que configuran cuadros de pánico, depresión, ansiedad y estrés postraumático. Sin la ayuda de un psicólogo estos espectros disfuncionales son catastróficos para la sociedad en su conjunto. 

Lamentablemente, en nuestro país existe un vacío de políticas públicas relacionadas a la salud mental de los bolivianos;  no existen ítems para psicólogos de manera explícita, no están dentro del escalafón en la estructura sanitaria, no hay psicólogos en unidades educativas, no hay psicólogos en instituciones públicas y en excepciones muy pocas empresas privadas optan por un psicólogo, pero en su generalidad la ausencia es evidente ante la falta de una Ley del Ejercicio Profesional de la Psicología, que es indispensable en pleno siglo XXI.

El rol del psicólogo es fundamental, pues desarrolla tareas que tienen que ver con: evaluación, planificación, intervención e investigación. Su abordaje no solo es la atención individual, que demanda soluciones muy particulares, sino grupal y/o comunitario;  por eso, la población a la que se dirige la actividad profesional es el individuo, el grupo y la comunidad en escenarios urbanos, sub-urbanos y rurales.

Los retos del Psicólogo en Tarija  son mayores, principalmente por aquellos indicadores que ubican a nuestro departamento como  uno de los lugares donde mayormente se dan dado casos de violencia, ansiedad y depresión.

Asumamos que el desarrollo no solo está en las construcciones de concreto, sino en el equilibrio mental individual que cimientan relaciones sociales armoniosas.

El Colegio de Psicólogos de Tarija, en esta fecha memorable, exhorta a las autoridades nacionales, departamentales y municipales a  reforzar los equipos multidisciplinarios, bajo la lógica de trabajar por una salud mental, priorizando en inversión aquellos planes y programas que se ocupen del individuo, del sujeto, de la persona, del comentario, del ciudadano, del vecino, del miembro de una familia que son la razón de ser.

Los profesionales psicólogos estamos para apoyar a la población, atender y dar respuestas a sus padecimientos, siendo agentes de bienestar integral. Dejemos de lado los prejuicios de antaño y bajo una sociedad sana y productiva, velemos por nuestra salud física y mental.

 

Nils Puerta Carranza es presidente del Colegio Departamental de Psicólogos de Tarija.
 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

10
12

Otras Noticias