William Herrera Áñez

El “monstruo” Jeanine Áñez

lunes, 16 de agosto de 2021 · 05:08

En la celebración del 196 aniversario de la independencia de la República de Bolivia, Luis Arce Catacora repitió no solo las expresiones “gobierno de facto” y “golpe de Estado” sino también que Jeanine Áñez Chávez y sus colaboradores (directos e indirectos),son los responsables de la pandemia y sus secuelas. A falta de un verdadero “informe a la nación”, como exige la Constitución, el presidente ha invocado a la violencia, al odio y a la discriminación entre los bolivianos. Lo que hizo Luis Arce es terrorismo de Estado, es una provocación a los opositores, para que reaccionen de la peor manera, algo que están buscando para hallar el justificativo de la represión y la persecución política.

Jeanine Áñez Chávez ha cometido gravísimos errores políticos(incluso hechos reñidos con la Ley), pero nada justifica su detención preventiva, saltándose las garantías del debido proceso,y someterla al escarnio público, y prácticamente a la muerte civil.Mientras el sanguinario Luis García Mesa,recibía visitas de sus hijos, familiares, sus abogados, y terminó alojado en una clínica militar, la narrativa oficial busca convertir a Jeanine Áñez en un monstruo,y generar “miedo”, al mejor estilo del socialismo del siglo XXI.

El mensaje del presidente ha sido claro, en el sentido de que “no descansaremos, desde el ámbito de nuestras competencias, de exigir el procesamiento y sanción de los autores del golpe de Estado, quienes deben responder ante la justicia por los actos ilegales, ilegítimos y violentos que perpetraron contra el pueblo, la democracia y la CPE”. Esta declaración de guerra, equivale a una sentencia condenatoria contra el gobierno de Jeanine Añez, que apenas estuvo en el poder poco más de 11 meses, casi todos ellos en plena pandemia.

Sin embargo, es la primera vez que la maquinaria del Estado se pone al servicio de la vengarse en contra de una mujer (y las mujeres), que, en su momento (mientras los machos huían), ella tuvo la valentía y la determinación de frenar la guerra civil,generada por el MAS y sus aliados,en lo que ya es parte de la historia y se conoce como la “revolución de las pititas”.

Toda esta carnicería contra Jeanine Áñez Chávez busca generar zozobra y tapar el “megafraude” de los huidos, consumado en  presencia de los observadores internacionales de la Organización de Estados Americanos y la Unión Europea.La prueba “estrella” del “megafraude” es que (entre otra cosas), con los legisladores del MAS, previa mediación de la Iglesia Católica y la Unión europea, la expresidenta Jeanine Áñez,logró la sanción y promulgaciónde la Ley N° 1266 de 24 de noviembre de 2019, que,en el segundo artículo,“deja sin efecto legal las elecciones generales realizadas el 20 de octubre de 2019 y sus resultados” y “dispone la realización de nuevas elecciones generales para… el periodo de mandato constitucional 2020-2025”.

La violencia gubernamental contra de Jeanine Áñez y las mujeres, contrasta con la Constitución, los Convenios y Pactos Internacionales,cuando prohíben y sancionan toda forma de discriminación fundada en razón de sexo, color, edad, orientación sexual, identidad de género, origen, cultura, nacionalidad, ciudadanía, idioma, credo religioso, ideología, filiación política o filosófica, estado civil, condición económica o social… (art. 14). La Ley contra el racismo y toda forma de discriminación, igualmente, prohíbe y describe lasmúltiples formas que existen de discriminación en nuestra sociedad.

También existe la Declaración Universal de Derechos Humanos, la Convención Americana sobre Derechos Humanos, la Convención Internacional contra la Discriminación Racial, y la Convención sobre todas las formas de discriminación contra la mujer, entre otros pactos internacionales. Esta normativa testimonia los esfuerzos que se hacen a nivel internacional en procura de prevenir, sancionar y erradicar el racismo y toda forma de discriminación (incluyendo la política).

¿Hasta cuándo el ejercicio del poder político serápropiedad exclusividad de los machos? ¿Por qué tanta bronca contra Jeanine Áñez y las mujeresbolivianas? ¿Por qué el MAS instrumentaliza el aparato del Estado para humillar a la exmandataria?  ¿Por qué el MAS se valentona con una mujer indefensa, que no tiene partido político ni quién la defienda?

 

William Herrera Áñez es autor de la “revolución de las pititas en Bolivia”

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

58
5

Otras Noticias