Elizabeth Salguero Carrillo

Los incendios descontrolados apuntan al desastre

jueves, 26 de agosto de 2021 · 05:11

De acuerdo al último informe del grupo intergubernamental de expert@s sobre el Cambio Climático (IPCC) de las Naciones Unidas, los cambios observados en el clima no tiene precedentes en miles de años y existen serias probabilidades de sobrepasar el calentamiento global de 1,5 C°.

Según el informe, las emisiones de gases de efecto invernadero como resultado de las actividades humanas, son responsables de los cambios climáticos, no solo relacionados a la temperatura, sino que se intensificarán los cambios en la humedad, sequedad, vientos, nieve, hielo, inundaciones e incendios, en diferentes partes del mundo.

El calentamiento global ya alcanza los 1,1 C° y el mundo está sufriendo las devastadoras consecuencias de la acción climática. Desde incendios forestales en Turquía hasta inundaciones en Europa y China, olas de calor en América del Norte y sequías devastadoras en Madagascar.

Bolivia en los últimos 10 años, ha perdido cerca de cinco millones de hectáreas por los incendios forestales dentro de 58 territorios indígenas titulados, áreas protegidas y parques, de acuerdo al libro “Incendios en territorios indígenas de las tierras bajas de Bolivia, análisis del periodo 2010-2020” del Centro de Estudios Jurídicos e Investigación Social (CEJIS).

Las causas de los incendios son el cambio climático y las políticas vinculadas a la ampliación de la frontera agrícola, donde se priorizan las actividades agroexportadoras, producción de monocultivos, el uso de semillas transgénicas, el cambio de suelos y los asentamientos ilegales.

En el estudio “Muerte de mamíferos por los incendios de 2019 en la Chiquitania” realizado por el Instituto de Ecología de la Universidad Mayor de San Andrés, se destaca que casi seis millones de animales murieron, solo en esa región, durante los incendios forestales de 2019. Según la publicación medioambiental Mongabay Latam, los primeros incendios de este año en el mes de mayo, arrasaron mas de 2.000 hectáreas en el Parque Nacional y Área Natural de Manejo Integrado Otuquis.

Se tiene conocimiento que los incendios son el resultado de quemas descontroladas y fuegos provocados para la expansión agrícola y la ganadería en zonas no autorizadas. Sin embargo, los permisos para las “quemas controladas” emitidos por la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Bosques y Tierras (ABT), que vencieron el pasado 30 de junio, fueron ampliados irresponsablemente en su plazo de autorización y ejecución de quemas controladas de desmonte y quema de pastizales, hasta el 31 de julio.

A principios de agosto, los incendios en el Valle de Tucabaca empezaron a dañar la reserva municipal de la Chiquitania. Por otro lado, el gobierno informó que se identificó a los supuestos responsables de los incendios forestales en Roboré y San Matías pertenecientes a empresas que buscan habilitar las tierras para el ciclo agrícola, donde se han consumido al menos unas 150.000 hectáreas. Según la Fundación Amigos de la Naturaleza, la superficie total quemada de bosque muestra un incremento de 72% respecto a 2020 y de 32% respecto a 2019, sumando mas de 24 mil hectáreas hasta el 31 de julio de 2021.

De igual manera, la semana pasada se han presentado incendios en el Parque Ñembi Guasu ubicado en el Territorio Autónomo Indígena Originario de Charagua-Yambae (GAIOC), en el departamento de Santa Cruz, donde se registran asentamientos con ensanchados de sendas y desmontes. El viceministro de Medio Ambiente, Magín Herrera, informó que a la fecha se registran 734.568 hectáreas afectadas con fuego en el país, siendo Santa Cruz el departamento más afectado.

Ante todo este desastre, es de esperar que el plan de prevención y control denominado “En defensa de la vida y el medio ambiente” liderado por el Ministerio de Defensa se implemente con urgencia.

Elizabeth Salguero Carrillo es comunicadora social

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

4
14

Otras Noticias