Pedro Portugal Mollinedo

Indianismo

miércoles, 1 de septiembre de 2021 · 05:10

¿Qué es el indianismo? Es  una ruptura con los paradigmas  políticos en Bolivia  y en el continente. Este  quiebre se dio a inicios de los años  60 con la formación del Partido  Agrario Nacional, PAN, organización  propugnada por Constantino  Lima Chávez y culmina en los años  80 con la estructuración del Movimiento  Indio Tupak Katari, MITKA.  Esa ruptura la señala, simbólicamente,  su misma denominación.  Al estigma de “indio” lo  reemplaza el halago de ser tal. Ese  suceso desconcierta a la población  que utilizaba “indio” en sentido  peyorativo, como distintivo de su  supremacía sobre otros. Por ello, se  desvivió luego en querer convencer  a esos “indios” que no eran tales,  que solo podían reivindicar ese  apelativo los originarios de la India. 

Si indio fue un invento de españoles  y criollos, lo mismo sucedió  con el indianismo. Indianismo  -acertadamente lo caracteriza  Gonzalo Aliaga Mollinedo en “La  Semana indianista y las dinámicas  del nacionalismo boliviano en el  primer tercio del siglo XX”- fue  “una forma de apropiación de la  estética indígena…”. A partir de la  década de los 60 se tratará, pues,  un poner de pie lo que estaba de cabeza:  indianista será la opinión sobre  el indio estructurada por los  mismos indios. 

Lo innovador y tajante de sus  postulados hará que los grupos hegemónicos  en Bolivia cierren filas  contra el indianismo. La acuidad  de esos enfrentamientos y lo débil  de la estructura orgánica culminará  en su colapso, a mediados de los  años 80. Sin embargo, el haber tocado  aspectos conflictivos e irresueltos  de nuestra conformación  lo volverá -al mismo tiempo- llamativo  e insoportable. Al no haberse  resuelto esos problemas históricos,  esa idea resurgirá en nuestros  días, siendo atrayente y convocadora  de nuevas generaciones. 

Al indianismo se lo interpreta  ahora de acuerdo a la salsa ideológica  del momento: el culturalismo  posmoderno. Así, para algunos el  indianismo debería venir “en combo”  con el medio ambientalismo,  el esoterismo, el animalismo y  otros ismos de moda. Conviene,  por ello, recordar sus fundamentos  teóricos. Reproduciremos para  ello párrafos del documento “Ex -  pone: Movimiento Indio Tupaj Katari  – MITKA”, que fue publicado  en el periódico Presencia de La Paz  el 23 de mayo de 1978. 

DESCOLONIZACIÓN. “En realidad  nuestro movimiento constituye  la institucionalización política  moderna de un movimiento antiguo  iniciado desde el asesinato  del Inca Atahuallpa”. Se trata de algo  político, de forma estatal, no de  recuperación de saberes, usos y  costumbres. 

NACIÓN Y EMPODERAMIENTO.  “El nacionalismo boliviano es  la manifestación local del nacionalismo  latinoamericano. Constituye  pura ideología porque no hay tal  Nación boliviana. Esta es una ficción  y una aspiración que las élites  opresoras tratan de forjar mediante  la integración nacional basada  en la desintegración de las naciones  nativas”. Quienes puede dar  contenido al proyecto de Nación,  son fundamentalmente los pueblos  indígenas. 

DOCTRINA. “La persona humana  sea cual fuere su raza, su nacionalidad  y su condición socio-  económica, es lo primero y  fundamental de la naturaleza y de  la sociedad”. “Filosóficamente, el  indianismo está más allá del materialismo  y del espiritualismo porque  de acuerdo al pensamiento  americano tradicional, materia y  espíritu son la expresión de una  misma y única realidad. No rechazamos  el pensamiento ni la conceptualización,  pero afirmamos  más la vida.”Racionalidad y no pachamamismo. 

IDEOLOGÍA: “El indianismo es  una ideología constituida por el  aporte de centenares de científicos  de toda nacionalidad que desde  diferentes ramas del saber y a través  de sus investigaciones han  aportado al esclarecimiento de la  realidad humana e histórica. En  efecto, la arqueología, la antropología,  la psicología social, la lingüística,  la historiografía, etc., han  estudiado este continente y, al hacerlo,  han desenterrado templos,  palacios, desentrañando misterios,  interpretando acontecimientos  y así han hecho aflorar una conciencia  histórica y un pensamiento  milenario que ahora tratamos de  restaurar con criterio práctico y visión  futurista.” Nada que ver con  los “epistemes” que pensadores  occidentales tratan de engatusar  ahora como pensamiento milenario  indígena. 

Pedro Portugal Mollinedo es  fundador de Pukara y autor de  ensayos y estudios sobre los pueblos  indígenas de Bolivia

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

19
154

Otras Noticias