Claudia Ramos

Crecimiento económico: ¿Culinaria estadística o falta de argumentos?

miércoles, 22 de septiembre de 2021 · 05:08

En recientes declaraciones publicadas por un diarionacional y en un medio televisivo nuevamente Gonzalo Chávez arremete contra las cifras de crecimiento de la economía boliviana. A estas alturas, y ante la falta de argumentos para continuar desestimando los indicadores de recuperación de la economía, ya no sorprende que se recurra a argumentos falsos, pero señalar que se están “cocinando los datos” es un tema muy serio e irresponsable de parte de Chávez.

Así, a fin de aclarar el tema y desmentir categóricamente sus malintencionadas declaraciones, primeramentese precisa que las cifras del Índice Global de Actividad Económica (IGAE) no se generan a pedido o por solicitud externa como Chávez insinúa. El Ministerio de Economía y Finanzas Públicas es simplemente usuario de la información producida por el Instituto Nacional de Estadística (INE) y no interviene en la producción de dichas estadísticas.

Para la construcción del IGAE el INE sigue procedimientos de recolección y elaboración específicos, bajo lineamientos metodológicos definidos y que se encuentran publicados y al alcance de toda la población en la página web de dicha institución.

Asimismo, el IGAE se genera en base a la información recolectada de los propios sectores de la economía, es decir, con datos provenientes de los mismos rubros de la industria manufacturera, dela minería, del sector de transporte, entre otros, además de información indirecta a través del método decorriente de bienes, como se señala en el documento metodológico del indicador, el cual por responsabilidad debió haber sido revisado por Gonzalo Chávez antes de emitir tales declaraciones.

Igualmente, al ser un indicador proxi del nivel de actividad económica, el IGAE debe guardar y mostrar consistencia entre los resultados de todas las actividades que lo componen, por lo cual cualquier tipo de alteración sería detectada.

Finalmente, la recuperación de la economía boliviana no sólo se refleja en los resultados del IGAE, que muestra un importante crecimiento de 8,7% a junio, sino que está respaldada por un conjunto de indicadores que provienen de diferentes fuentes, públicas y privadas, y de distintos sectores, tales como el crecimiento de 65% del número de empresas inscritas a julio; el ascenso en 17% de las recaudaciones tributarias a agosto; el incremento en 109% de la inversión pública a julio; el aumento en 59% de las exportaciones, en 29% de las importaciones y una balanza comercial positiva de $us 1.090 millones a julio; la mejora de las ventas de restaurantes en 22% al mismo mes; el crecimiento en 8% del consumo de energía eléctrica de la industria a junio; el descenso de la tasa de desempleo hasta 6,4% a julio; entre otros, que muestran el visible retorno de la economía boliviana a terreno positivo.

Por lo tanto, no hay lugar para manipulaciones ni pedidos a la carta como ironiza bajamenteChávez, intentando desacreditar no sólo el IGAE y la recuperación sino también la labor y ética de las instituciones públicas referidas, un instrumento que emplea ante la falta de argumentos y la negación de los evidentes indicadores de recuperación económica. Una actitud ya conocida de Gonzalo Chávez, que además durante los catorce años de vigencia del Modelo Económico Social Comunitario Productivo no pudo acertar en ninguno de sus vaticinios y que ahora incluso cae en llamativas contradicciones, como su posición sobre el tipo de cambio.

 

Claudia Ramos es economista del Ministerio de Economía y Finanzas Públicas

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

Otras Noticias