La curva recta

Una última oportunidad para La Paz

Por 
domingo, 24 de abril de 2016 · 00:00
Hace un par de días  se ha dado inicio a la construcción del nuevo mamotreto de la Asamblea Plurinacional.  Juan Carlos Calderón, el  gran arquitecto senior de nuestra ciudad,  en una conferencia que dio la semana anterior,  puso en evidencia, y de forma muy gráfica, la aberración urbanística que se está cometiendo con la construcción de la llamada casa grande del pueblo. 

La demolición de la casa de 1824 ha sido un acto atroz contra el patrimonio de la ciudad de La Paz, un acto plagado de irregularidades, porque ha violentado las normas de conservación del casco viejo y esto en frente del Ministerio de Culturas, que ahora pretende hacerse cargo de la Fundación del Banco Central, ¿será para permitir también la demolición de la casa de la Libertad en Sucre? 

Volvamos a Juan Carlos Calderón y su denuncia, más allá de la demolición de ese predio, y ahora de los que estuvieron detrás del antiguo Congreso, la construcción desmedida, desproporcionada de los edificios que están haciendo tanto el Gobierno, como la Asamblea Plurinacional alrededor de la plaza Murillo es algo inaceptable. Y como bien lo dice él: algo similar al lado de la Catedral de Lima, de Bogotá, de México o de la Habana no sería aceptado por los habitantes de ninguna de esas ciudades. 
 
Tengo la experiencia de hacer pasear a extranjeros por la ciudad de La Paz y cuando visitamos la Plaza Murillo, un comentario recurrente es lo invasiva que se ve detrás de las torres y cúpula de la catedral la mole del Banco Central, pero  ese edificio fue construido cuando se tenía menos consciencia de los valores estéticos de una ciudad.
 
La barbaridad que se está cometiendo, el daño que se está haciendo  no tiene parangón ni a nivel mundial, y esto nos pone a los paceños en la triste situación de convertirnos en los vecinos más indolentes,  estúpidos  o cobardes del globo terráqueo.
 
Estamos todavía a tiempo, ya no de salvar las antiguas casas, pero de evitar la construcción de moles que distorsionarán completamente el centro antiguo de la ciudad.  La casa grande  del pueblo, si quedara donde ahora está, sería un daño no tan vil y se podría planificar una construcción en los predios detrás del Congreso que hagan juego con la calle y con las dos iglesias cercanas.  
 
Aunque de alguna manera me inclino por librar de responsabilidad al Vicepresidente, quien está más allá de entender razones, es posible que los presidentes de ambas cámaras puedan recuperar cordura. Creo que un último intento por parte de la ciudadanía, a través de redes sociales, a través de insistencias con los medios de comunicación, con la ayuda de Amalia Pando, y de todos los que tienen acceso a un canal de comunicación, podrían hacer algo.
 
Es obvio que el Colegio de Arquitectos y que las universidades de San Andrés, la Católica, la UPB y las demás podrían alzar su voz. Los programas de televisión,  como Esta casa no es hotel, de Susana Bejarano, miembro de la Fundación Cultural del Banco Central, de seguro que pueden  interpelar a Gabriela Montaño y al diputado Canelas, que ya fue parte de ese programa. 
 
También lo puede hacer Mario Espinoza, de Pentágono, que es, además, amigo del Gringo Gonzales, podría llamarlo a la razón. En Anoticiando también se podría hacer algo (estoy seguro que Jimmy Iturri no puede estar de acuerdo con esta barbaridad que se está haciendo con la ciudad de sus antepasados).
 
El triunfo del No ha  demostrado que aún hay opciones para que triunfe la racionalidad. Con la plata que se está gastando para acometer esas terribles heridas al centro histórico de La Paz, éste podría ser parcialmente restaurado y las antiguas casonas podrían ser parte de los ambientes de la administración pública. Estamos todavía a tiempo, la pregunta es si los paceños estamos a la altura de las circunstancias, o si la altura y la falta de oxígeno nos está produciendo un sorojchi perenne y paralizante.
 
Agustín Echalar Ascarrunz es operador de turismo.

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete. 

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día. 

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

120
6

Comentarios

Otras Noticias