Agustín Echalar

Murillo y una justicia de verdad

domingo, 30 de mayo de 2021 · 05:11

El arresto del exministro de gobierno Arturo Murillo es una enorme vergüenza para él y los suyos, y para quienes, en mayor a menor grado, apostaron o aprobaron el gobierno de la señora Añez. La historia no es nueva, no es una sorpresa, de hecho se dieron denuncias claras y concretas sobre este caso mientras el susodicho fungía de algo más que de ministro de gobierno.

Los masistas pueden festejar, porque este hecho le quita muchísima moral a la oposición, pero no debemos dejar de sentir pena por el país, porque la corrupción que salpicó de una manera brutal a la cúpula del gobierno transitorio, en realidad puede ayudar a la consolidación de un régimen ajeno a un verdadero sentido democrático, y con tendencias enormes para abusar del poder.

No por eso se debe minimizar el hecho. Este debe ser enfocado en toda su magnitud. Es terrible que el hombre más importante del gobierno de transición hubiera cometido un acto de corrupción, tan burdo, y de manera tan expedita. 

Lo que quepa preguntarse es cómo fue que este individuo llegó a un cargo tan sensible y tan importante, y cómo fue que acumuló tanto poder al extremo de convertirse en un intocable. No es solo por curiosidad y morbo que quisiera saber cuáles fueron los meandros que llevaron a ese nombramiento en medio del caos ocasionado por la renuncia del entonces Presidente, luego de que se puso en evidencia el fraude que su gente había montado. 

Y toca también preguntarse por qué fue tolerado. Las respuestas están a la mano y algunas dejan muy mal parados a quienes tuvieron el chance de frenarlo oportunamente. Aún sin robar nada, Murillo fue una figura que no le hacía ningún favor al gobierno transitorio. Ahora esta situación lo destroza aún más.

Interesante en este evento ha sido el rol de la justicia norteamericana. Una justicia independiente, que ha actuado sin “mirar a quién”. No ha importado que se tratara de un gobierno amable con Washington, y que con esto se está dando un espaldarazo a un gobierno totalmente ríspido con los valores democráticos y económicos que “el imperio” tiene. 

Si Murillo hubiera sido enfrentado con la justicia boliviana, quienes simpatizaron con él (hay de esos también) habrían echado el grito al cielo, diciendo que todo era un invento del oficialismo. De hecho la absolutamente no confiable justicia ha estado cometiendo enormes abusos con las personas del gobierno anterior, empezando por la detención de la expresidenta Añez. 

No deja de ser penoso y profundamente colonial el que la certidumbre de una justicia imparcial solo sea posible si un caso se ventila lejos de nuestras fronteras, y mejor en el seno del país que tanto odia el más importante miembro del partido que gobierna este país. 

Aunque la justicia boliviana posiblemente nunca fue buena, no se puede negar ni ocultar la absoluta responsabilidad del Movimiento Al Socialismo en que esta haya llegado a los peores niveles. Y esta es una tarea pendiente que tiene el gobierno del presidente Arce.  Cabe preguntarse si existe el mínimo interés en saldar esa deuda. Parece ser que no.

De cualquier manera, lo sucedido a Murillo son buenas noticias para esta parte del mundo, en el sentido de que los altos funcionarios la pensarán dos veces antes de aprovecharse de las arcas del Estado. La mano de la justicia, aunque no sea de la boliviana, puede llegar a los más increíbles espacios y estrangular al corrupto.

Mientras tanto, toca dar una inequívoca señal de que ese tipo de acciones no deben ser relativizadas. Hoy toca hablar del corrupto hombre fuerte del gobierno transitorio, más adelante tocará revisar los otros temas de corrupción que salpican a nuestro desdichado país.

 
Agustín Echalar es  operador de turismo.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

52
4

Otras Noticias