Agustín Echalar Ascarrunz

Vacunarte antes de que te toque

domingo, 27 de junio de 2021 · 05:11

La doctora Pilar Mazzetti es una médica peruana que tuvo un gran prestigio como profesional y como figura pública. Fue Ministra de Salud de su país durante los duros tiempos entre el gobierno del señor Vizcarra y del señor Sagasti, incluido el brevísimo gobierno de Merino. Hizo un gran trabajo en el  combate a la pandemia, y aunque los números peruanos sobre el virus son peores que los bolivianos, allí hubo un reconocimiento al gran trabajo que se estaba haciendo, y a nadie, al menos en el mundo serio, se le ocurrió llamar al desastre pandémico de genocidio. 

Como en todas partes, en Perú hubo desavenencias, errores y cosas peores. A principios de año, se supo que en octubre del 2020, el entonces presidente Vizcarra y miembros de su familia se habrían vacunado, participando en un supuesto plan piloto. Esto llevó a la Doctora Mazzetti a renunciar a la cartera de Salud, pero fue despedida con grandes honores y un reconocimiento oficial, en un solemne acto en el que los aplausos fueron atronadores.  El escándalo de la vacuna de Vizcarra exigía una renuncia, pero se reconocía de todos modos el gran aporte de la doctora.

Unas semanas después de esta renuncia, se supo que la exministra se había hecho vacunar en secreto, en enero de este año. El presidente Sagasti no sólo hizo pública su indignación, sino que se le retiró el agradecimiento y reconocimiento oficial a su labor. Mazzetti, por su parte, pidió disculpas públicas y dijo que hacerse vacunar antes de su turno había sido “el error más grande que había cometido en su vida”, y que creía que eso habría minado para siempre la confianza que pudiera tener el pueblo peruano en ella. Fue una despedida digna, de una persona que había aportado enormemente a su país, pero que le falló en algo tan importante, tan sensible, como es la vacunación contra el maldito virus.

En mi entorno, aquí en el Alto Perú, tengo una querida amiga que tenía una enfermedad de base y la edad correspondiente, pero que no fue vacunada por razones burocráticas;  debía esperar a que las vacunas estuvieran disponibles en la caja de salud en la que estaba asegurada, pero hasta que eso sucedió contrajo la enfermedad y la pasó muy mal,  no fue un paseo su periplo. Sé también de primera mano del caso de una señora que no sólo tenía enfermedad de base, sino que sin haber contraído la  Covid, había llegado a estar intubada por problemas pulmonares. A ella también se le negó la vacunación pese a estar en la franja etaria correspondiente, simplemente porque pertenecía a una de las cajas de salud  y ésta tardó en tener las vacunas disponibles; logró la primera dosis, la  segunda aún la tiene pendiente, pero en esa misma caja es donde una joven de 26 años recibió una dosis hace unas semanas. 

Es indignante que la joven a la que me refiero, Evaliz Morales, haya recibido la vacuna haciendo abuso de su situación, del poder político de su padre, y, peor aún, que se esté destituyendo a funcionarios intermedios, cual si fueran niños de azotes, por el mal comportamiento de la princesita azul. 

La señorita Morales es joven y posiblemente dará mucho que hablar en la vida política de este país, tiene las conexiones adecuadas y pertenece a un mundo en el que los hijos, los hermanos, las esposas, son sucesores naturales. Este episodio no puede ser visto más que como un tremendo error de juventud, pero por su bien, ella tiene que sufrir las consecuencias. Si no renuncia a la pega que le dieron por ser hija de quien es, debería ser despedida, y, claro, aún está a tiempo de pedir disculpas públicas. Eso le haría bien, esa sería una muy buena lección de vida, hasta podría ser un antes y un después, una epifanía en su vida. Si se sale con la suya, será muy triste, para ella, para el partido de su papi y para el país.

 
Agustín Echalar Ascarrunz es operador de turismo.
 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

32
1

Otras Noticias