Quien calla otorga

¿Dónde está el piloto?

sábado, 4 de junio de 2016 · 00:00
La opacidad con que el gobierno de Evo Morales maneja la cosa pública obliga a hacerse preguntas sobre temas que han quedado pendientes y de los que no se ha sabido más.  Hay que volver sobre ellos machaconamente, a ver si insistiendo logramos algunas respuestas.

De tiempo en tiempo salen noticias acerca de los "golpes” al narcotráfico. En años recientes se han capturado varias toneladas de cocaína y no menos de cien avionetas han sido confiscadas por su complicidad en el transporte de droga.
 
Leemos sobre pistas clandestinas, avionetas y acciones de la FELCN, pero no se dice qué se hizo con esas avionetas, qué destino se les dio, dónde las tienen guardadas, para qué se usan… Tampoco hay detalles sobre quiénes cayeron presos, qué condenas cumplen, salvo algunos muy notorios.  Menos aún se nos dice sobre las fincas en las que hay pistas clandestinas, a quién pertenecen y si estas también han pasado a manos del Estado.
 
Lo lógico sería que si hay una pista clandestina en una hacienda, el dueño sea sometido a juicio por permitir que se realicen operaciones de traslado de drogas en su propiedad. ¿Y las avionetas no tienen dueños? Solamente se apresa, a veces, a los pilotos, cuando no logran escapar de manera muy conveniente, pero nunca leemos que se haya apresado a los dueños de los aviones. 
 
En otros países la droga incautada se incinera públicamente, en presencia de jueces, fiscales y ciudadanos, de manera que no quepa duda de que se ha hecho humo… Pero en Bolivia se hace humo de otra manera, y a veces aparece en la casa de algún coronel de la FELCN. 
 
Los bolivianos no tenemos claro qué se ha hecho con tanta droga incautada, las autoridades se lucen con la noticia de los golpes al narcotráfico pero nada más.
 
Todos sabemos que la droga incautada no es sino un pequeño porcentaje de la que se produce en realidad. Si el gobierno quisiera de veras frenar la producción y el tráfico de cocaína, tendría que empezar prohibiendo todas las plantaciones de hoja de coca en el Chapare, ya que cifras de Naciones Unidas, aceptadas por el gobierno de Evo Morales, indican que el 94% de la hoja de coca que se produce en esa zona se destina a la producción de cocaína.
 
Es tan evidente y, sin embargo, el gobierno no hace absolutamente nada al respecto.  Todo lo contrario, premia a los productores de hoja de coca del Chapare con un aeropuerto internacional y otras obras que no se justifican por la cantidad de población… Y el Presidente  se vanagloria de ser todavía el máximo dirigente de las seis federaciones de cocaleros del Chapare. Para decirlo claramente, tenemos un presidente cuya base social, a la que protege y mima, son los productores de coca para el narcotráfico.  Y no pasa nada. Y es grave, porque significa que el gobierno protege a los que cultivan la coca para la producción de cocaína. 
 
En este país y menos en el Chapare, nada sucede sin que lo sepa y lo autorice el autoritario y centralista Primer Mandatario de la nación, que es a su vez el jefe máximo del MAS y el máximo dirigente de todas las federaciones de cocaleros. 
 
Lo he preguntado otras veces y vuelvo a hacerlo con la esperanza de que alguien responda: ¿A quién le vende la coca de su qatu del Chapare el presidente Evo Morales? 

Alfonso Gumucio Dagron es comunicador social experto en comunicación para el desarrollo.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

161
5

Comentarios

Otras Noticias