Alfonso Gumucio Dagron

Los celestes

sábado, 30 de noviembre de 2019 · 00:11

Durante el gobierno del MIR (1989-1993), llamábamos “casimires” a los simpatizantes del partido del presidente Jaime Paz Zamora que ocupaban cargos dentro del país o en el servicio exterior, pero afirmaban que no eran militantes miristas. 

Guardando las distancias, sucedió algo parecido durante los gobiernos del MAS: una pléyade de personajes, funcionales al partido de Evo Morales, no se reconocían como militantes. De hecho, admitían cada vez menos una relación orgánica, a medida que el “proceso de cambio” se deterioraba corroído internamente por la corrupción, el abuso de poder y las continuas violaciones de la Constitución. 

A estos “casiMAS” yo los llamo los “celestes” (sin ánimo de ofender a los seguidores del equipo de fútbol). Durante 14 años medraron de contratos de consultoría o cargos públicos más o menos visibles. Aunque decían que no eran militantes, orbitaban alrededor de la Vicepresidencia, a veces adoptaban tímidas posiciones públicas en favor del gobierno del MAS, pero las más de las veces trabajaban para él manteniendo un perfil bajo. 

Como este es un país desmemoriado, vale la pena dedicarles una columna, ahora que están más callados que nunca -aunque probablemente todavía estén vinculados a instituciones del Estado por contratos que no lograron concluir. Durante años intercambiaron consultorías en proyectos que supuestamente contribuían a la democracia y a la gobernabilidad, pero que en realidad las socavaron, como se ha visto en el “apoyo” al Órgano Electoral Plurinacional (OEP), copado por afines al MAS hasta después del fraude electoral.

Los “celestes” tienen una sorprendente habilidad para reciclarse como grupo: hoy por ti, mañana por mí… Algunos ocuparon posiciones públicas y luego desaparecieron discretamente, pero siguieron como “operadores-submarino” (modelo silencioso, sin sonar), replegados en instituciones donde se turnan como en puerta giratoria de hotel para obtener trabajo de botones bajo el rótulo de “gobernabilidad” o “apoyo a la democracia”: Idea Internacional, el PNUD, la FES, otorgaban un barniz “independiente”, mientras se beneficiaban de los “celestes” por sus vínculos políticos con las más altas esferas del MAS.

 En ese grupo figuran “expertos” y “analistas” como: Mayorga, Exeni, Mendoza, Ortuño, Villanueva, Peña y otros que optaron por un perfil muy bajo (en todos los sentidos de la palabra). Varios han desaparecido, dentro o fuera de Bolivia, aunque solamente los amenaza su propia consciencia.  

Era un negocio sin ética: compra y venta de consultorías, la mayoría de las cuales no sirvió para nada, pero garantizaba ingresos continuos a los “celestes”, rotando de un proyecto a otro, serviles a un proceso corrupto, autoritario, aferrado al poder, promotor del narcotráfico, extractivista y depredador de la naturaleza.

Los “celestes” nunca tomaron distancia en posiciones públicas sobre los grandes problemas que aquejan al país.  Ellos conocían perfectamente el daño irreversible que se le hacía al país y no pueden argumentar ignorancia o inocencia, pues no son parte de la masa masista ingenua que se traga las consignas y los discursos. Es peor aún: los “celestes” son los constructores de ese discurso del engaño. 

¿Dilema ético? Ninguno. Ahora están calladitos, pero se reciclarán, son expertos en hacerlo. Hace mucho que traicionaron sus ideales, si es que alguna vez los tuvieron. Era un negocio frío y calculado, una argolla de contratos. No importaba cómo estuviera Bolivia. 

Algunos “celestes” se dedican a denostar a nuestro país en el extranjero, para aislar el proceso constitucional de transición a la democracia. A través de sus contactos internacionales contribuyen a crear un cerco que es más doloroso que el cerco sobre Cochabamba y La Paz que impuso Evo Morales a costa de varias vidas humanas. Ahora es un cerco sobre la paz de Bolivia, una paz que se está logrando a costa de mucho sacrificio y dolor, y pese a los “celestes”, tan ubicuos como oportunistas.

 
@AlfonsoGumucio es escritor y cineasta.

135
44

Otras Noticias