Andrés Gómez Vela

Agrobolsas, un sistema delivery de alimentos

domingo, 22 de marzo de 2020 · 00:09

“El jueves 19 de marzo, la entrega de sus pedidos será en Fuente de vida, avenida Hernando Siles 5204, esquina calle 6 de Obrajes, de 16:00 a 18:00 horas”, dice el mensaje que me llegó esta semana a mi celular. “Feliz día papás”, agrega. Un joven papá, sonriente, con un delantal blanco dibujado en la parte derecha de la invitación, pica verduras sobre una tabla de corte, flanqueado por una niña y un niño con gorros de cocina.

Es un anuncio de Plataformas Agrobolsas Surtidas (PAS) que, pensándolo bien, podría evitar que vayamos al mercado en estos días en que bastante gente teme al virus que parece estar agazapado en cualquier cuerpo listo para saltar a otro. 

Abro paréntesis. La denominación científica del virus activó mi imaginación de niño y graficó en mi cabeza un microorganismo con el aro de oro en la cabeza que simboliza nobleza, dignidad o poder, en este caso: maldad. Creo que el Comité Internacional de Taxonomía de Virus compartió, en parte, mi imaginación porque lo incluyó dentro de la categoría taxonómica de los coronaviridae, CoV, o coronavirus por las extensiones que lleva encima de su núcleo, similares a la corona solar. 

Después supe que la Organización Mundial de la Salud (OMS) tomó tres palabras y dos números para el bautizo definitivo: “corona”, “virus” y disease (enfermedad en inglés) y 19 por el año en que surgió (31 de diciembre de 2019), de lo que resultó: Covid-19. Cierro paréntesis.

Más que el nombre del virus, me interesa hoy Agrobolsas porque, en cierto modo, es un sistema delivery (reparto o entrega) de alimentos producidos por pobladores de Chinchaya, ubicado en el municipio de La Paz, y puede ser un servicio muy útil en la sede de Gobierno, en estos días de cuarentena. 

Una agrobolsa, que contiene entre 15  y 18 productos alimenticios, evitará que la gente vaya a los mercados a aprovisionarse, causar aglomeraciones (que es lo que menos se quiere estos días) y ahorrar tiempo y dinero, aunque por estos días quizá sobren horas, pero falten ganas.

Este sistema delivery, además, mantendrá la circulación de la economía entre el campo y la ciudad en tiempos en que se ha convertido en una necesidad vital la ausencia del contacto personal. 

Sugiero a PAS ampliar su servicio y número de asociados; y al Gobierno nacional, coadyuvar en la constitución de más organizaciones de este tipo y en el sistema de transporte para que los productores del área rural dejen las bolsas en las puertas de las casas que solicitaron el servicio, ya sea a través del teléfono móvil o una aplicación.

Vi que PAS agrupa a más de una decena de poblaciones satélite que están cerca de las ciudades de La Paz y El Alto: Chinchaya, Retamani, Chahuara, Isla Suriqui, Trapicheponte, Cayimbaya, Chañurani, La Unión, Cuyampaya, Chivo, Chaco, Chusicani, Selva, Kacapi, Llaullini y Choquecota. 

Todas estas comunidades ofrecen productos alimenticios y servicios de agroturismo, incluso brindan talleres sobre huertos urbanos, que se van convirtiendo en una revolución silenciosa en países europeos y en Bolivia porque implica un reordenamiento de los espacios públicos bajo criterios de sostenibilidad y autosustento alimentario. 

En estos días de cuarentena, no estaría nada mal que las familias tomen estos talleres de huertos urbanos en casa. Un productor puede dar el curso y ganarse unos pesos. Es probable que, por razones de salud pública, no pueda visitar los hogares, pero pensemos en cursos virtuales.  

Es casi seguro que, en este tiempo de aislamiento social, las poblaciones que ofrecen sus bellos lugares como espacios de disfrute y desestresamiento sufran un bajón en su economía. Pasado el mal momento, porque tiene que pasar en algún rato, asumiré con la familia, como un imperativo ético, la adquisición de un servicio de agroturismo para ayudarnos entre todos a recuperarnos del golpe económico y humano que podría dar al país el Covid-19. 

Los pueblos que sobreviven en el tiempo y espacio circular son aquellos cuyos habitantes se unen en los momentos que más se necesitan.  

Andrés Gómez Vela es periodista.

76
6

Otras Noticias