Carlos Miranda Pacheco

Los hidrocarburos en el gobierno de transición

viernes, 29 de noviembre de 2019 · 00:12

Estos próximos meses el país vivirá una época especial con un gobierno de transición. No se eligen ni se nombran gobiernos de transición. Para el traspaso de un gobierno, el saliente admite la presencia de una especie de gabinete en la sombra del gobierno que tomará su lugar en unos pocos meses, para ponerlo al tanto de todos los aspectos importantes de su gestión. 

Nuestro caso es diferente. Ante el abandono del Poder Ejecutivo, después de una elección fraudulenta, el vacío de poder ha sido llenado por un acuerdo de partidos políticos y fuerzas cívicas para tener un gobierno de transición con el objetivo de  poder llevar a cabo unas nuevas elecciones. Este gobierno ha adoptado la forma tradicional de Poder Ejecutivo, con ministerios para cada actividad importante del país.

Los primeros 20 años de este siglo han sido excepcionalmente buenos para el desarrollo del sector, con reservas descubiertas a fines del siglo XX,  formalización del contrato de exportación al Brasil, construcción de la infraestructura necesaria y todo ello dentro del ambiente de precios también excepcionalmente buenos. El MAS manejó y administró este sector a su entera voluntad por casi 14 años, teniendo mal informada a la ciudadanía, con medias verdades y a veces con embustes completos, y recurriendo extensivamente a decretos de excepción y adjudicaciones directas para eludir los reglamentos de contratación de bienes estatales.

 Con estos antecedentes, el Ministerio de Hidrocarburos de transición no puede estar autorizado para aprobar proyectos amparados en decretos de excepción. Su función fundamental es mantener a la población abastecida de carburantes, cumplir con las exportaciones, continuar con la perforación de pozos exploratorios y estar al tanto de las decisiones del Acuerdo de París.

Por estas razones, la ciudadanía tiene una serie de grandes preguntas: ¿cuánto gas natural tenemos a diciembre de 2019 como reservas probadas recuperables? Todos nos preguntamos si existen mayores reservas de hidrocarburos en el subsuelo a ser descubiertas con labores exploratorias.  ¿Por qué nosotros no hemos logrado descubrir reservas de importancia en los 14 años del gobierno de cambio? 

La exportación de gas natural en los últimos 15 años ha sido el principal ingreso de moneda extranjera, logrando una balanza de pagos persistentemente positiva. ¿Cuántos millones de dólares han sido los ingresos nacionales? ¿Podemos razonablemente esperar a mediano y largo plazo una situación similar o parecida para los ingresos de nuestra economía? 

Las anteriores preguntas son fundamentales que requieren algunos tiempos de estudio y también el resultado de trabajos. Por tanto, no podemos esperar que el gobierno de transición, pueda adecuadamente responder esas interrogantes.

Pero la transitoriedad del actual gobierno no lo abstrae de tratar de responder las preguntas anteriormente indicadas; más bien, al contrario, se pueden determinar o señalar mecanismos de respuesta para que el próximo gobierno, en sus primeros meses, sea enterado de las mismas e inicie labores sostenidas por pasos largos que son los que requiere el sector.

Por ejemplo, las reservas recuperables de gas natural que poseemos, han sido el objeto de innumerables medias versiones e inclusive en algunos casos de embustes. Como se indicó anteriormente, en los 14 años no se descubrió ningún campo de importancia. Estos son los datos básicos más importantes para plantear cualquier política de utilización del gas.

 Para tener estos datos fundamentales será preciso contratar, después de una licitación abierta, a una compañía especializada en la certificación de reservas que pueda proporcionarnos los datos de las reservas a diciembre del 2019. El tiempo que requiere la licitación, calificación de propuestas y entrega del informe final probablemente supere el tiempo del gobierno de transición, y, por tanto, sería la mejor contribución al futuro gobierno constitucional y al país.

También estos meses del gobierno de transición son los más adecuados para montar un equipo de ejecución del estudio de las razones por las cuales nuestra búsqueda de yacimientos nuevos ha sido infructuosa.

Además, se debe formar un equipo independiente que establezca el monto de dinero que ha representado la exportación de gas hasta el año 2019.

La transitoriedad del gobierno podría ser la mejor garantía que ninguno de los informes anteriores sufra la influencia del gobierno en ejercicio. 

Finalmente, es hora que el Ministerio de Hidrocarburos sea una institución austera y que las grandes sumas que anteriormente se han gastado en propaganda y fastuosas inauguraciones de obras  sea más bien dirigida a brindar información a toda la población. En tal sentido, el primer paso podría ser restituir la publicación de los boletines informativos mensuales que tenían al ex Superintendencia de Hidrocarburos y YPFB.

 

Carlos Miranda Pacheco es ingeniero, experto en hidrocarburos

 

105
2

Otras Noticias