Carlos Miranda

La Covid-19 y el Acuerdo de París

viernes, 19 de febrero de 2021 · 05:12

Estamos viviendo días muy difíciles. Desde hace poco más de un año estamos siendo atacados por un bacilo que difícilmente se puede ver -tan sólo en microscopios electrónicos- que ha causado una pandemia en toda la Tierra. Cada día mueren muchas personas y ataca a muchas más. 

Esta aflicción ha causado que interrumpamos los planes y trabajos, según el Acuerdo de París, para impedir el calentamiento del planeta que origina cambios de estaciones que, a su vez, resultan en grandes catástrofes mundiales con miles de víctimas anuales.

Por la Covid-19 y el Acuerdo de París, los años 2020 y 2021 se han tornado muy difíciles para toda la humanidad. Desde su inicio comenzaron los problemas. Los integrantes del Acuerdo de París debieron reunirse a principios de diciembre de 2019, en Santiago de Chile. Chile no pudo llevar a cabo la reunión, y, a último momento, Madrid se hizo cargo de la misma. 

Lamentablemente, la agenda de la conferencia no pudo ser cubierta y se programó reuniones a corto plazo. Eso ya no fue posible porque hizo su aparición la Covid-19, que obligó a todos los países a retirarse para atender sus problemas nacionales.

Actualmente, con la aparición de varias vacunas, ha renacido la preocupación por la demora en la ejecución del Acuerdo de París.

Así tenemos que la dirección de la Agencia Internacional de Energía (IEA) ha preparado todo un set de regulaciones para el manejo de los acuerdos y desarrollo de problemas del Acuerdo de París. Esta reglamentación esta en consulta con sus miembros, estimándose que tendremos un planteamiento concreto para las reuniones del Acuerdo en el mes de junio. 

Concurrentemente, se ha elegido un nuevo presidente de Estados Unidos, el cual, a gran diferencia del anterior, tiene total confianza en el Acuerdo de París. Para este efecto, ya ha iniciado los trámites para el reingreso de su país al Acuerdo. Noticia bienvenida por todos.

Siendo Estados Unidos el país más grande y poderoso, y también el mayor contaminante, del mundo, su presencia en el Acuerdo de París muestra su responsabilidad ante toda la humanidad.

La utilización de la energía termonuclear hasta la fecha no está contemplada en el Acuerdo; era justamente uno de los temas que no pudo ser tratado en Madrid. Para el debido tratamiento de la energía termonuclear era necesario contar con los grandes agentes y con el retorno de Estados Unidos podrá ser adecuadamente tratado.

Para el control mundial de la Covid- 19 se necesitarán tres o cuatro años todavía, lo cual continuará siendo una demora para el tratamiento adecuado de los temas del Acuerdo. No obstante a lo anterior, países como Costa Rica han adoptado a éste las bases de su plan energético a largo plazo. 

Antes de que exista el Acuerdo, nosotros hemos tratado de sustituir gasolina y diésel por gas natural.  Con una política muy generosa,  se transformó a gas natural vehículos que utilizaban gasolina y diésel. El programa no ha tenido el éxito que se esperaba por razonamiento de los sindicatos automotores, que han presentado una serie de dificultades. 

Nuestro país está tratando de cooperar en la aceleración del retorno a los cánones del Acuerdo de París a partir de 2050. Para ese efecto, es muy acertado un último estudio realizado por expertos nacionales en la Universidad Católica, con el patrocinio de Naciones Unidas, bajo la coordinación de Francesco Zaratti, sobre la utilización de combustibles para nuestras necesidades que no emitan gases contaminantes. El desarrollo de nuevas fuentes para naturaleza de nuestra economía.

Lamentablemente, por la forma en que se está retornando al Acuerdo de París, parece casi inevitable que se formarán bloques de países de diferentes economías para trabajar conjuntamente. 

En el pasado esas divisiones fueron acentuadas por divisiones políticas. Al presente, algo similar parece estarse gestando con la provisión de vacunas por diferentes países al resto del mundo. Vacunas “nacionalistas”, es la forma en que se está negociando por países con la industria farmacéutica a nivel mundial.

Era de esperarse que la pausa obligada que nos causó la Covid- 19 iba a traer consigo otra serie de complicaciones al reiniciar la atención al Acuerdo de París. Pero todas las complicaciones que hasta el momento están apareciendo disminuyen ante la voluntad de 195 países que firmaron el Acuerdo de París buscando combustibles que emitan cero contaminantes para un mejor control de la temperatura del planeta.

 

Carlos Miranda es ingeniero, experto en hidrocarburos.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

21
2

Otras Noticias