Carlos Miranda

Notas sobre la audiencia de rendición pública de cuentas

viernes, 14 de mayo de 2021 · 05:12

Las noticias sobre el sector energético nacional se han tornado escasas. Por lo que veremos más adelante, parecería que es resultado de un manejo cuidadoso por parte del gobierno, acorde con los cambios que ha introducido en el Ministerio de Hidrocarburos.

El informe Audiencia de rendición pública de cuentas – inicial 2021, (el informe)  es una fuente de noticias. La gran novedad es el enterarse que la responsabilidad del Ministerio de Hidrocarburos y Energías (MHE) abarca ahora además de hidrocarburos y electricidad,  todas las otras formas de energía que se manejan en el país  (no convencionales y nucleares).

Al explicar este aumento de responsabilidades, el Gobierno -en el informe- indica que  el sector energía juega un rol muy importante dentro de la agenda programada para el 2025, así que, por lo tanto, a partir de la fecha, todas las actividades que tienen que ver con todas las formas de energía están supeditadas, reguladas y dirigidas por el gobierno, a través del MHE. La posición que el gobierno asume con ese aumento de responsabilidades ya había sido prevista en el DS 4393 del 3 de febrero de 2020. El control de todas las formas de energía será ejercida a través de viceministerios del ramo. YPFB tendrá un viceministerio especial, e incluso algunas actividades de YPFB serán objeto de un viceministerio. El sector eléctrico en igual forma y otros viceministerios para las otras energías. 

El MHE está dotado de una gran importancia e influencia por el Estado. Las labores de supervisión, coordinación y dirección del sector energético son innumerables, y algunas son particularmente llamativas, tales como la fuerza que adquiere el MHE para legalmente efectuar acuerdos con otros países a nombre de todo el país, en coordinación con la Cancillería sólo en contados casos. El MHE resulta ser uno de los ministerios más poderosos del gobierno.

Adicionalmente a la facultad de poder llegar a macroacuerdos, como los indicados, también está dotado de la fuerza para ejercer una labor de supervisión y dirección de labores específicas, tales como las que se señala que el Viceministerio de Exploración  ejercerá una influencia directa en la labor de exploración en búsqueda de hidrocarburos por parte de YPFB. Para este efecto, se indica que YPFB, durante esta gestión, gastará 330 millones de dólares en labores exploratorias, de los cuales 183 millones de dólares serán para perforar determinados pozos.

 A efectos de seleccionar las ubicaciones de los futuros pozos, el Viceministerio de Exploración y YPFB están iniciando una labor de revisión de siete pozos perforados en el pasado, en diferentes cuencas del país. Llama la atención que en la selección de esos pozos ya perforados serán analizados en paquetes, con lo que se da la impresión de que la revisión será no sólo sobre los pozos, sino también sobre las cuencas donde han sido perforados. 

Así tenemos los pozos Carandaity X1, Carandaity X2 y Carandaity X3. De una revisión de esta serie y otras similares se puede lograr conclusiones geológicas sobre las zonas perforadas,  costos y tiempos utilizados en la perforación de los pozos indicados.

Esta labor de selección entre el viceministerio y YPFB puede ser muy fructuosa, porque una faceta de la perforación de pozos exploratorios en los últimos cinco años es el largo tiempo que cada uno demora y, sobre todo, el alto costo de perforación de los mismos. Es llamativo que en todos los pozos exploratorios  de estos años han sufrido el mismo tipo de dificultades que ha prolongado su tiempo de ejecución y, consecuentemente, los costos.

Esa labor de autocrítica necesaria de los pozos exploratorios perforados desde el 2006 hasta la fecha debería servir para que en el futuro se logren reducir tiempos y abaratar costos.

En general, la participación directa del gobierno en todas las industrias energéticas requerirá que el personal gubernamental de supervisión y dirección sea de primera línea y con gran experiencia. Si no se llenan esas condiciones, la intromisión estatal en las industrias tendrá efectos negativos. Un ejemplo de esta participación del gobierno en las industrias energéticas se ha tenido en México, desde la elección de su actual presidente. Los resultados que se han obtenido son lamentablemente negativos. México no ha mejorado energéticamente.

 

Carlos Miranda es ingeniero, experto en hidrocarburos.
 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

67
49

Otras Noticias