Windsor Hernani Limarino
Especialista en Relaciones Internacionales
jueves , 19 de mayo de 2022 - 04:00

Bolivia - Brasil. Un relacionamiento bilateral de segunda

Parece insólito, pero así está el nivel de representación que el Gobierno boliviano mantiene con el Brasil, porque a más de un año de gestión no se designó Embajador y solo se ha acreditado a una Segunda Secretaria –sexto nivel en la jerarquía diplomática- quien actualmente ejerce las funciones de Encargada de Negocios interina.

Desafortunadamente no se tiene en cuenta que Brasil, independientemente de la postura ideológica de sus circunstanciales gobiernos, es un influyente actor en las relaciones internacionales a nivel global, líder regional y principal socio comercial de nuestro país.

El peso específico que tiene Brasil en la comunidad internacional es indiscutible, no solo por su dimensión territorial continental, su poderío económico y militar -décimo segunda economía y décimo primer mayor gasto militar mundial-; sino también porque supo proyectar sus intereses a través de Itamaraty, una de las Cancillerías más profesionales y exitosas.

Brasil junto con Rusia, India y China es parte del BRICs, asociación que alude a las potencias emergentes; y del G-20, influyente grupo ante la Organización Mundial de Comercio, ya que son países que representan casi el 90% del producto mundial y el 80% del comercio internacional. También es integrante no permanente del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, para el bienio 2022-2023. Igualando a Japón, país que más veces ha sido seleccionado para este cargo.

Su postura sobre la necesidad de construir un orden mundial más equitativo, principalmente de los órganos de Naciones Unidas, lo proyecta como candidato a un asiento permanente al Consejo de Seguridad en representación de América Latina. Iniciativa denominada G-4, junto a Alemania, India y Japón.

En lo que respecta al relacionamiento comercial bilateral, las estadísticas son contundentes. Es nuestro segundo mayor mercado consumidor y proveedor. El año 2021, Bolivia exportó al Brasil $us 1.426 millones e importó $us 1.695 millones; representando el 13% de las ventas y el 18% de las compras.

Tenemos además un gasoducto que nos integra, cuya construcción demandó aproximadamente $us 2.000 millones, de los cuales $us 500 millones fueron al lado boliviano. Proyecto de exportación más importante del país durante de los últimos 50 años, que en el periodo 2006 a 2021, generó $us 32.759 millones de ingresos al Tesoro -casi el doble más que la Argentina- y que explica la mitad del crecimiento económico boliviano de los últimos 15 años.

Los potenciales beneficios que ofrece Brasil son enormes. Un primer paso para fortalecer el relacionamiento económico es pasar del epistolar intercambio diplomático, a un lobby ante los líderes de las bancadas congresales del Brasil; a objeto de destrabar la ratificación de Bolivia como miembro pleno al Mercosur, que hace más de cinco años está archivado en la Comisión de Relaciones Exteriores y Defensa de la Cámara de Diputados.

El borrón y cuenta nueva que se efectuó al personal diplomático de carrera en Bolivia, parece que ocasionó que no se tome en cuenta que el actual Ministro de Relaciones Exteriores del Brasil Carlos Alberto Franco França, es diplomático de carrera y ejerció funciones en La Paz en dos ocasiones, como Ministro Consejero y Jefe del Sector Energético. El 2015 a través de la Fundación Alexandre de Gusmão, publicó el libro “Integración eléctrica Brasil-Bolivia: el encuentro en el río Madeira”.

El Canciller Franco França no solo tiene un amplio conocimiento de Bolivia, sino también –seguro estoy- un cariño hacia nuestro país, que de tener un idóneo Embajador, como contraparte, bien pudo haber redituado importantes beneficios en nuestras relaciones bilaterales. Son oportunidades perdidas para Bolivia, que si otro país las tuviera las aprovecharía.

Esperemos que el Presidente Luis Arce como economista que es, pueda dimensionar el costo de oportunidad que representa -en términos de beneficios- estar dedicado preferentemente al relacionamiento de países “ideológicamente afines”, que nada concreto ofrecen, con lo que comparativamente representaría un crecimiento de los negocios con
Brasil.

El peso
específico que tiene Brasil en la comunidad internacional es indiscutible, no solo por su dimensión territorial continental.
AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen.
Para más información puede contactarnos

MÁS DE

NOTICIAS RELACIONADAS

OTRAS NOTICIAS