Rodolfo Eróstegui Torres
Experto en temas laborales
martes , 16 de agosto de 2022 - 04:03

Atando cabos

Conflictos: sopa de su propio chocolate

No voy a negar que me agradó escuchar a dirigentes políticos del gobierno y a dirigentes sociales afirmar que los paros, huelgas, bloqueos y otras formas de manifestación tan arraigadas en nuestra forma de hacer política, causaban pérdidas económicas. Pero mi decepción fue grande al comprobar que los que hacían esas declaraciones daban su apoyo a otros paros, bloqueos, etc., bajo el argumento de que esos eran conflictos localizados y no afectaban al interés nacional y yo concluyo que no eran neoliberales.

Todo conflicto, ya sea una huelga en una fábrica o un paro en un departamento, o que bloquee una carretera, provoca pérdidas económicas al país. Justamente los sindicatos declaran huelga con la finalidad de infringir pérdidas económicas en la empresa y de esa forma presionar a los propietarios. Cuando se dice que el conflicto en una ciudad intermedia no causa pérdidas es una posición política de apoyo al conflicto porque seguro son correligionarios políticos. Y lo mismo cuando se argumenta que el conflicto en una ciudad grande promovido por dirigentes contrarios al gobierno es el que causa pérdidas al país, también es una posición política.

Lo paradójico de las afirmaciones de que los conflictos en un departamento causan pérdidas es que la realizan los promotores de los conflictos desde hace más de 20 años. Utilizaron el conflicto como un arma política para desgastar a toda una clase política, para luego reemplazarlas. Hay algunas interpretaciones que dicen que Evo ganó su primera elección porque muchos ciudadanos al estar cansados con los bloqueos, paros, huelgas y un largo etc., votaron por él para que el país se pacifique o para que los dejen trabajar en paz. Pero no. Los conflictos continúan porque esa fue la pedagogía que enseñaron. Entonces no deben quejarse. Les dan sopa de su propio chocolate.

Hace aproximadamente 25 años el Centro de Estudios de la Realidad Económica y Social (Ceres) realizaba un exhaustivo examen de los conflictos sociales, se los contaba y clasificaba. Sin embargo faltaba un aditamento: el daño económico que causaba. Ahora habría que hacer un ejercicio de cuánto perdió la economía por todos los conflictos de los últimos 30 años. Seguro que nos encontraremos con más de una sorpresa y podría ser la base de alguna que otra tesis sobre las causas endógenas de nuestro subdesarrollo. El conflicto no solo golpea a la economía sino que también retrasa el desarrollo económico social porque no sólo se ve afectada la economía.

Se bloquean las carreteras por razones tan inverosímiles como que la escuela del pueblo por el que atraviesa la vía de comunicación tiene los baños dañados o porque el burgomaestre local no puso luminarias o la policía no destina más que dos policías, en fin, cualquier pretexto es bueno para bloquear la carretera por la que pasan los camiones con carga internacional. Por ello mucha gente dice que los dirigentes malos son aquellos que no tienen una carretera que bloquear.

Hace 30 años los políticos para gozar de reconocimiento social participaban en las dirigencias deportivas, eran presidentes de los clubes de fútbol. Ahora los políticos participan activamente en las juntas vecinales, sindicales o gremiales. Eso no está mal, lo malo es que para lograr notoriedad tienen que organizar conflictos. ¿Quién conoce al presidente de Vino Tinto? Seguramente que muy pocas personas, pero si esa junta bloquea un eje troncal de La Paz, si resaltará su nombre.

De esta manera muchos diputados, senadores, asambleístas departamentales o concejales municipales han surgido de las barricadas de bloqueos o conflictos, eso nos da un indicador que la forma de adquirir notoriedad política es promoviendo o mínimo participando de los conflictos sociales. Evo es el ejemplo vivo de ello.

Ahora si los políticos, sobre todo del proceso de cambio, utilizan a las organizaciones sociales como escalera para sus fines personales.

Cuando se
dice que el conflicto en una ciudad intermedia no causa pérdidas es una posición política de apoyo al conflicto.
AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen.
Para más información puede contactarnos

NOTICIAS RELACIONADAS

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS