Rodolfo Eróstegui Torres
Experto en temas laborales
martes , 08 de noviembre de 2022 - 04:05

Atando cabos

Demandas sociales y regionales

Hasta hace poco se creía que la Central Obrera Boliviana (COB) era la voz del pueblo y por ello era considerada la voz de Dios. Ahora creo que Él se enojó con ellos porque los pronunciamientos y convocatorias de ese sindicato no tienen gran repercusión.

La COB aproximadamente tiene como afiliados el 80 por ciento de la Población Ocupada, que son los asalariados. Estos trabajadores tienen todos los derechos que tienen los trabajadores del mundo: tienen límites a la jornada laboral, salud, jubilación, seguridad industrial, etc. Los demás, el 80 por ciento, son trabajadores por cuenta propia o informal que no tienen derechos salvo que los descritos en la Constitución Política, por ello buscan otros referentes organizativos para que los represente y velen por sus intereses.

Poco a poco se diluye el sentimiento clasista que motivaba la participación ciudadana en las organizaciones sindicales y, también, poco a poco comienzan a emerger otras formas de organización mediante las cuales se canalizan las demandas colectivas. Las más notorias son las organizaciones regionales como los comités cívicos. En algunas regiones los comités tienen mayor desarrollo organizativo que les permite una mayor representación socio – política debido a que recogen con mayor efectividad las demandas sociales.

El sindicalismo boliviano trataba históricamente de incorporar en su arsenal teórico la categoría pueblo debido a que se auto denominaban representantes del pueblo. Sin embargo no lograron su cometido porque pretendían que el pueblo (campesinos, gremiales, etc.), se subordine a la clase proletaria y básicamente minera. Pero el pueblo constituido tanto por trabajadores obreros, campesinos, cuenta propia, empleadores y un largo etcétera tienen demandas concretas que no están circunscritas únicamente al salario, sino que se refieren básicamente a salud, educación, saneamiento básico, cambio climático y muchos otros temas que hacen al cotidiano de los ciudadanos. La práctica política del pueblo se explica a partir de estas “nuevas” demandas.

Visto de esta forma podemos explicar el por qué el General René Barrientos Ortuño cuando se dirigía al pueblo no lo hacía como los movimientistas del Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR), con el clásico “compañeros”, sino que empezaba sus discursos diciendo “ciudadanos” y/o “compatriotas”. Era una forma de romper con lo clasista de la COB y del MNR y reivindicar de esta forma las aspiraciones de los ciudadanos.

La estructura del Estado boliviano y sus atribuciones nos indican que el tema de salud y educación, en lo que se refiere a la infraestructura, están en manos de las autoridades regionales y locales. También el impacto del cambio climático que provoca, por ejemplo, escasez de agua, lo tienen que solucionar igualmente las autoridades locales.

En el país ¿qué instituciones de la sociedad civil pueden o están habilitadas para representar estas nuevas demandas sociales? Al parecer y por lo observado en los últimos años y sobre todo en la coyuntura actual, son las organizaciones cívicas. Sin embargo, debemos aclarar que la representación de la ciudadanía que realizan los comités cívicos departamentales está todavía en construcción; sin embargo, en algunos departamentos está más desarrollada que en otros.

Por lo visto la COB, subordinada a la política del gobierno, se ató las manos, no puede ni siquiera asumir la defensa de los aportes para la jubilación que realizan mayoritariamente los trabajadores asalariados, mucho menos podrán incorporar efectivamente en su plataforma de lucha el tema de salud, educación y está muy lejana de poder luchar contra la contaminación que provoca la minería, no sólo de oro, sino de la que provoca la minería tradicional u oponerse a los chaqueos, que realizan, entre otros actores, los cocaleros y los denominados interculturales.

La sociedad puede que haya encontrado quién los represente en los comités cívicos, por lo menos en Santa Cruz. Luchas por un censo en año 2023 para tener plata y poder político para atender las nuevas necesidades.

Aclarar que
la representación de la ciudadanía que realizan los comités cívicos departamentales está todavía en construcción
AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen.
Para más información puede contactarnos

NOTICIAS RELACIONADAS

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS