Leonie Dorado
Artista, comunicadora y activista LGBT
martes , 28 de junio de 2022 - 04:05

Día de Orgullo para unos y controversia para otros

28 de junio Día Internacional del Orgullo LGBT en conmemoración a los disturbios de Stonewall en 1969. La importancia que tuvo este evento fue que por primera vez en la historia el colectivo LGBT se levantó en contra de un sistema que los perseguía continuamente. Y muchas personas que pudieron tomar la difícil decisión de vivir su identidad de género y orientación sexual en las décadas de los años 50 y 60 son sin duda sobrevivientes de tantos años en los que las condiciones sociales y los derechos civiles eran totalmente hostiles para el colectivo.

Y esta es una nueva oportunidad en la que miles de pensamientos se me vienen a la mente y en la que tengo ganas de expresarme en estas líneas no solamente como mujer trans y parte del colectivo LGBT, sino también como parte de un conjunto social que involucra a todos.


El mes del Orgullo ya pronto se acaba y sin duda ha dejado repercusiones que han causado revuelo en todo el mundo. Eventos polémicos en distintos países como otros solo en nuestro país. Y me pongo a pensar que estos eventos en lo que más han servido al final de cuentas es que aquellas personas que son activistas por los derechos, como personas que ven el tema de lejos y casi apenas quieren dar su opinión al respecto, otras que simplemente pasan del tema y gente que expresa su repudio total al colectivo LGBT explícitamente no solo con palabras, sino también con acciones, han develado que vivimos en un mundo que aún es profundamente homofóbico. Haciéndonos dar cuenta que aún el simple hecho de ser uno mismo hoy nos puede seguir costando la vida.

Y por mucho tiempo he tratado de descifrar la razón por la que existe tanto odio a la población LGBT. He tratado de ponerme en el lugar de las personas que nos gritan, insultan, pegan o matan y no lo he logrado. No me imagino estar parada en frente de alguien y que me llegue a provocar sentimientos tan estruendosos que simplemente por el hecho de que exista esa persona me dé ganas de volcar toda mi furia y hacerla desaparecer. Es un sentimiento y acción que de verdad nunca voy a entender. Creo que tampoco nunca voy a lograr entender los disfraces de “yo respeto la diversidad, es decir, que cada uno haga con su vida lo que quiera, pero no lo comparto”, “yo los respeto, pero no me gusta cuando tratan de imponer sus ideas raras”, “bien por ellos, pero que no metan sus ideas podridas a los niños”. El disfraz del falso respeto, porque en el fondo solo deberías escarbar un poco para que veas lo rápido que puede llegar a salir de ti la homofobia que escondes.

Y he concluido que todo ese odio que ha costado humillaciones, marginación social y laboral, lágrimas, golpes y la muerte en tantos casos es porque se tiene una idea tan errada, perversa y prejuiciosa de la población LGBT. Una idea errada sobre sus vidas, sobre las relaciones sociales que entablan, prejuicio sobre las actividades que realizan en su vida cotidiana. Yo no sé en qué punto tener una familia, o no tenerla, tener una actividad extra al trabajo o colegio como clases de canto, baile, artes plásticas, etc. Salir con amigos a una reunión, estar felices, tristes, llorar, reír, comer, dormir, tener pasión por algo que nos desvele, ver una película acompañados o solos y todo lo que hace cualquier persona común y corriente sea “diferente” a lo que haría una persona del colectivo LGBT. Pero cuesta ver que somos iguales sustancialmente como humanos, ¿no?

Lo que ha acontecido en el museo Altillo Beni de Santa Cruz es la clara muestra de ello. Haciendo fiesta de haber ido a destruir obras de arte, en un espacio, que cabe mencionar, estaba pactado meses antes de realizar una exposición artística. El escudo plurisexual de Bolivia en pedazos (que para no quitar el sueño a nadie, fue una interpretación del escudo Boliviano como un país que alberga personas que son diversas, como en cualquier otro país, no para modificar el escudo para siempre). Entre otros destrozos. Y Sí, probablemente ese iba a ser el resultado en algún momento, porque el arte que interpela, que fue el de la exposición presentada por el colectivo ‘La Pesada Subversiva’, lo que buscaba era provocar a la persona que esté del otro lado de la exposición. Lo que provoque es independiente de la interpretación que se dé en cada uno/a pero con un fin más específico, quedar plasmado en la memoria para siempre.

Y la famosa película de Buzz lightyear, que entre tanto drama, Pixar y Disney solamente ha buscado mostrar la realidad de las sociedades mundiales. Una simple pareja de dos personas del mismo sexo que se quieren. No existe un trasfondo más allá de eso, crear sensibilidad de una realidad que se presenta en cualquier sociedad. No te molesta la película en sí, te molesta que tu hijo o hija un día tenga el poder de decidir sobre sí mismo y lo que le haga feliz. Yo creo que si tú que estás leyendo esto y eres de las personas que piensa que por salir a la calle y ver gente, piensas que todos son heterosexuales y cisgéneros y que además ya tengas una idea fija sobre quienes son y lo que deberían hacer en sus vidas, estas totalmente equivocado.

Hay una metáfora que siempre me gustó que explica que el árbol da frutos, en el lapso de un tiempo determinado, Los frutos son básicamente un recubrimiento para las semillas de la planta. En un momento el fruto se desprende del árbol, pero si ves al árbol y al fruto son totalmente distintos a ese tiempo. El fruto viene del árbol, pero no es el árbol y siento que nos pasa lo mismo a los humanos. La semilla representa los valores y con ellos cuando nos convertimos en quienes somos como seres humanos los valores son lo que nos define. No nos define la orientación sexual o identidad de género, porque esas son decisiones que uno toma cuando siente que está listo para hacerlo. Y esto creo que se acerca tanto a la realidad porque los padres siempre esperan que seamos de una determinada manera, pero nosotros no somos ellos, tarde o temprano tomamos nuestras propias decisiones con la calma de que los valores que se nos han sido inculcados van a guiar esas decisiones y acciones que realicemos en sociedad. En una sociedad en la que no vivamos con odio al otro simplemente por existir.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen.
Para más información puede contactarnos

MÁS DE

NOTICIAS RELACIONADAS

OTRAS NOTICIAS