Rolando Kempff Bacigalupo
Economista, doctorado Ph.D. en Relaciones Internacionales
lunes , 23 de enero de 2023 - 04:05

El 2026 vence el contrato de venta de gas para el mercado argentino

Nuestro contrato de compraventa de gas firmado con Argentina vence en diciembre de 2026. Como señala el experto en temas energéticos Francesco Zaratti, parece que Bolivia llega al fin de su ciclo hidrocarburífero basado en el gas natural como fuente de ingresos para el Estado.

A fines del año pasado se informó que el país podría exportar a Argentina solo unos 6 millones de metros cúbicos de gas día (MMmcd), menos de la mitad de lo que vendió a mediados del 2022.

De acuerdo al analista Álvaro Ríos, “aún se están negociando las entregas para invierno, sin embargo, debemos tener claro que la capacidad de producción de Bolivia será –en este próximo invierno– de 37 millones de metros cúbicos día. Se debe guardar 14 MMmcd para el mercado interno y 17 MMmcd para Brasil. Lo que queda son seis o siete millones de MMmcd”.

El año pasado, la empresa petrolera estatal optó por enviar más gas a Argentina, a costa del cupo que le correspondía al Brasil. Debido a los altos precios del crudo en el mercado internacional, Argentina ofreció pagar, en promedio, 20 dólares el BTU. Esta decisión provocó malestar en Brasil.

Ahora será Argentina la que provea de gas a su mercado interno y al Brasil, tras apostar al gas no convencional del megacampo de Vaca Muerta, que se extrae por el sistema del fracking.

Enmarcados en la Constitución Política del Estado y otras normas nacionales el país cerró sus puertas a la inversión privada extranjera en el campo petrolero. Mientras esto ocurría en el país, Argentina trabajó para atraerlos. Alejandro Monteiro, ministro de Energía y Recursos Naturales de Neuquén (Argentina) explicó en el “Latin American Energy Transition Summit” sobre el presente y futuro de Vaca Muerta, que tendría un potencial para abastecer a Argentina por 200 años

“Empezamos en 2013 con el otorgamiento de la primera concesión no convencional a YPF en asociación con Chevron para llevar adelante un primer proyecto en Loma Campana. Luego vinieron una serie de nuevos contratos. Hoy ya tenemos 45 concesiones entregadas a 35 años con cláusulas de estabilidad fiscal y jurídicas”, señaló esta autoridad.

Según Monteiro, esas concesiones tienen una inversión estimada de unos 200.000 millones de dólares, “de los que ya se invirtieron algo más de 30.000 millones en estos diez años”.

Como lo explicó Francesco Zaratti, la Ley de Hidrocarburos y la Constitución Política del Estado son una “camisas de fuerza” para el Gobierno. No se puede eliminar el Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH), que ha nacido al calor de tres megacampos, donde había una gran producción y una gran ganancia. “Eso se agotó, por tanto, ya no tiene sentido aplicar un impuesto que significa una participación del Estado cercana al 80%”.

Pero, cambiar las alícuotas del IDH no es tarea fácil, pues implica cambiar leyes y cambiar la Constitución, especialmente cambiar ideología. “El Gobierno sabe eso, no lo dice, no lo acepta y va en busca de paliativos”.

Hace poco, Marcelo Montenegro, ministro de Economía recordaba que en enero de 2019 “un exministro de Hidrocarburos le hizo creer a nuestro expresidente (Evo Morales) que estábamos en un mar de gas. ¿O no? ¿O me estoy inventando? Le dijeron: ‘Estás en un mar de gas’ y era una mentira y hoy, obviamente, estamos pagando los platos rotos de no haber explorado en esos años, en esos momentos”.

Si al problema de la decreciente producción de gas natural sumamos el creciente consumo de gasolina y diésel, nos encontraos con un serio problema de desabastecimiento y creciente subvención, pese a la escasez de divisas.

Este problema lo podremos encarar captando el interés de la empresa privada y para ello debemos ofrecer garantías, seguridad jurídica y reglas claras de juego.

Este problema
lo podremos
encarar captando el interés de la empresa privada y para ello debemos ofrecer garantías
AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen.
Para más información puede contactarnos

NOTICIAS RELACIONADAS

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS