Loreto Correa Vera
Historiadora
jueves , 01 de diciembre de 2022 - 04:06

El mar como elemento esencial de la relación entre Chile y Bolivia

De poco ha servido que Chile en varios tonos distintos haya señalado una y otra vez que el tema está zanjado y que la viabilidad del acceso soberano a las costas esté clausurada con el fallo de La Haya de octubre de 2018. Existe un cierto número de personas que insiste en señalar que la tierra es cuadrada, que el cambio climático no existe y que el acceso soberano al mar es posible. Hace pocos días Rolando Kempff Bacigalupo citaba en este mismo medio y haciendo un escogido recorrido por algunas opiniones que: “Este escenario nos lleva a insistir en la necesidad de buscar soluciones imaginativas, que nos permitan mantener el sueño de volver a tener una salida al mar”.

Lo cierto es que más allá de disentir de la afirmación, por lo inútil y anacrónico, lo cierto es que Bolivia tiene acceso a las costas del Pacífico y la gente lo sabe. Lo que no se reconoce por algunos políticos y diplomáticos, particularmente, es que Chile hace esfuerzos diarios para cumplir con el Tratado de 1904, a fin de que la carga boliviana tenga mejores vías y acceso a las costas del Pacífico. En consecuencia, acceso libre a las costas Bolivia lo tiene y desde hace mucho tiempo que los puertos de Arica, Iquique y Antofagasta se esmeran en ello. Lo que algunos no quieren ver es que resulta inoficioso seguir lamentándose por aquello, porque la angustia que se transmite resulta en una acción deliberada por dañar la autoestima de los bolivianos y en seguir alimentando una ánimo de adversidad poco saludable.

Por otra parte, cuando el expresidente de Bolivia Eduardo Rodríguez Veltzé insta a que hay que insistir en el tema marítimo en Chile, omite decir que Bolivia no tiene cómo incidir en la política exterior chilena. Que lo haya dicho en Santiago, ante un selecto número de personas hace un par de semanas, no es indicativo que sea posible. Lo propio acontece cuando Kempff plantea el asunto como una alternativa de negocios. Chile es perfectamente consciente que Bolivia no abandonará su reclamo porque lo tiene en su Constitución. Bolivia ha de saber que Chile no hablará de soberanía, porque no hay razones válidas para ello.

En ese marco, cabe recordar que los procesos de integración en el mundo global poco y nada tienen que ver con los territorios en sus contextos nacionales. Sí existe mercado y están las rutas, el comercio proporciona los medios para alcanzar sus propósitos. Hablar del Vaticano o de Hong Kong es humo. El Vaticano no exporta nada y Hong Kong es una potencia comercial a la que la soberanía no le agregaría mayor valor como puerto.

¿Entonces, cual es la intención de seguir manifestando esta clase de evocaciones oníricas? Difícil saberlo, cuando se trata personas que llevan años alimentando situaciones que comprometen al país.

Sin embargo, ¿qué tenemos por delante y qué es tangible? Lo que Bolivia tiene delante suyo y debería aprovecharlo es un “momentum” de interés de la Cancillería chilena por mantener una agenda positiva con Bolivia. Al respecto, hemos escrito en varias ocasiones respecto de los temas comunes y de interés para ambas naciones. Pues bien, desde los temas vinculados al libre tránsito, el transporte ferroviario, el comercio bilateral, la modernización del ACE 22 y un extenso etc., auguran un clima auténtico para el diálogo y la conversación bilateral.

Esperemos que los resultados del fallo de este jueves 1 de diciembre respecto del caso Silala dejen en el pasado el tema de las aguas dulces y saladas, así como el mal clima y pugnacidad entre ambos países.

Esperemos que
los resultados del fallo de este jueves respecto del caso Silala dejen en el pasado el tema de las aguas dulces y saladas.
AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen.
Para más información puede contactarnos

NOTICIAS RELACIONADAS

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS