Rodolfo Eróstegui Torres
Experto en temas laborales
martes , 13 de septiembre de 2022 - 04:03

Atando cabos

El trabajo y empleo cambian por el “bicho” covid

El trabajo es toda actividad que uno realiza. Que una madre prepare el almuerzo para la familia es trabajo, que un niño de acuerdo a su edad colaboré con alguna actividad en la casa es trabajo. Pero empleo es un trabajo por el cual te pagan. Teóricamente los que no trabajan son los niños menores de 10 años y las personas mayores de 65 años. Los demás estamos empleados.

Podemos concluir que en Bolivia los que tienen empleo son el 80 por ciento de las personas que trabajan en la economía informal y el 20 por ciento que tienen un empleo decente en las empresas formales.

Se dice que durante la pandemia, me refiero a la primera ola que a nivel mundial no se sabía qué hacer con el “bicho” indeseable, los negocios formales se paralizaron y despidieron un alto número de personas. Lo cual es una verdad a medias debido a que no solo los empresarios formales paralizaron sus actividades sino también se cerraron muchos negocios informales. De esta forma se demostró que formalidad e informalidad habitamos el mismo mundo, sufrimos los mismos aciertos y desaciertos de las autoridades, nos enfermamos de lo mismo, etc.

La tasa de desempleo producto de la pandemia que informó el Instituto de Estadísticas, fue de casi 12 por ciento, una tasa extremadamente alta para los datos históricos de este indicador que fluctuaban en los últimos años alrededor del 4 por ciento. Es decir creció en 6 por ciento. Pero ¿cuánto de ese desempleo aportó la economía formal y cuánto la informal? Ese dato no nos lo da el INE. Pero se achaca a los empresarios formales como los responsables de este descalabro.

La política de empleo del gobierno intenta reactivar el mercado laboral formal. Pero lo que se hace desde el Estado es endurecer las normas de despido, impidiendo a los empleadores formales crear empleos decentes. No se hace nada para cubrir con atención, por ejemplo en salud, a los informales.

Al parecer el porcentaje mayor del desempleo en el año 2020 fue generado por la economía informal. Muchos de los negocios tradicionales de la economía informal fueron los que más resintieron el “parate” de la economía. La gente no salía a la calle por miedo. Pero esto originó oportunidades de negocios que antes no los sospechábamos. Se abrieron nuevos negocios, sobre todo de comida que se distribuía a domicilio, lo que dio paso a nuevas categorías ocupacionales como la de mensajero/motoquero.

Las empresas modernas que no podían parar definitivamente se dieron formas de seguir con su actividad a partir de la implementación del teletrabajo o trabajo a distancia. Rápidamente se puso de moda la utilización de zoom como herramienta importante de trabajo.

Todas estas formas eran embrionarias. A los administradores e ingenieros de empresas no se les había pasado por la mente que esta situación podía llegar. Eso solo se veía en las películas de ciencia ficción. Tuvieron que improvisar y no siempre les salió bien. Muchas de las empresas que se dedican a la fabricación de bienes no podían utilizar el trabajo a distancia, hicieron esfuerzos para rotar los turnos de los trabajadores para evitar aglomeraciones en las fábricas.

Los que trabajan en la economía informal inmediatamente cambiaron de método de trabajo. Por ejemplo ya no salían a vender sus mercancías en la calle, sino que ahora las ofrecían utilizando las plataformas de comunicación como el Face, el WhatsApp, etc. Estas redes rápidamente se convirtieron en el sustituto de la calle Eloy Salmón en La Paz, la Cancha en Cochabamba o el Chiriguano en Santa Cruz. Ellos pusieron su qhatu en las redes y entregaban a domicilio. Poco a poco comenzaron a cobrar ya no en moneda física, sino mediante la utilización de QR.

El trabajo y el empleo se modernizaron y esto sólo es el comienzo de muchos más cambios que modificará la realidad y nos obligará a insertarnos un chip de modernidad para controlar el cambio.

Al parecer
el porcentaje mayor del desempleo en el año 2020 fue generado por la economía informal.
AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen.
Para más información puede contactarnos

NOTICIAS RELACIONADAS

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS