Juan Antonio Morales
Profesor emérito de la Universidad Católica Boliviana y expresidente del Banco Central de Bolivia.
miércoles , 13 de julio de 2022 - 04:04

El volátil mercado internacional

Como consecuencia de la alta inflación mundial y de las medidas para contenerla, los mercados internacionales, tanto de materias primas como de capitales, están presentando una gran inestabilidad. Todo hacía pensar que los altos precios de las materias primas, que se tenían hasta mayo, continuarían y que nuestras exportaciones alcanzarían o aún rebasarían el valor que tuvieron el 2014, cuando alcanzaron su cénit. La balanza comercial favorable no se tradujo empero en ganancias sustanciales de reservas internacionales. Se siguió perdiendo reservas, aunque a menor ritmo que el 2021. En el primer semestre del año, con datos al 30 de junio, se habían perdido $us 243 millones en reservas y $us 197 excluyendo el oro.

Pocos anticiparon la caída de precios de las materias primas que se produjo el mes de junio, que fueron especialmente fuertes para los metales, pero los granos no estuvieron exentos. Si bien la caída de precios en junio ya fue grande, el desplome mayor ocurrió en la primera semana de julio. Al 8 de julio, el petróleo había perdido 4,4% de su valor con respecto a mayo; el estaño y el zinc perdieron en el mismo periodo 29,1%; el oro perdió 5,8% y la plata 12,2%. El cobre, que no lo exportamos, pero que es un indicador representativo de los otros metales, perdió 16,8% de su valor.

El ajuste de las tasas de interés de política del Banco Federal de Reserva de los Estados Unidos (su banco central) hace correr un riesgo de recesión para la economía mundial. Ha dado lugar también a una significativa apreciación cambiaria, con relación al euro, a la libra esterlina y al yen japonés. Tanto los indicadores adelantados de recesión como la apreciación cambiaria están teniendo efectos en los precios de las materias primas, disminuyéndolos en dólares.

¿Qué pasará en los próximos meses? Es muy difícil predecir porque hay alguna evidencia de que los precios de las materias primas siguen una trayectoria de caminata aleatoria, es decir que, a partir del último precio observado, se pueden mover hacia arriba o hacia abajo. Esos movimientos son muy difíciles de pronosticar porque su rango de variación puede ser muy alto.

Con la apreciación del dólar, con relación a las monedas que componen la canasta de cálculo de los Derechos Especiales de Giro (DEGs), ellos están perdiendo valor. Es así que el Instrumento de Financiamiento Rápido (IFR) que fue devuelto al FMI el 2021, con argumentos meramente formalistas y de que era oneroso, le costaría mucho menos devolverlo ahora. Se recibieron 327 millones en DEGs del año 2020. La devolución, de haberse hecho, digamos el 8 de julio de este año, sería de 316,2 millones. La tasa del IFR era solamente de 1%, mientras que el canje de bonos llevado a cabo en febrero de este año está al 7,5%. Es cierto que la situación puede cambiar hasta el 2025 y, si es difícil predecir la trayectoria de las materias primas, es también igualmente difícil predecir las cotizaciones futuras de las divisas y de los DEGs. Se tenía empero instrumentos de cobertura cambiaria, que podían haberse usado. El pasivo en DEGs podía compensarse con los activos en DEGs y en las monedas que lo componen que tiene el BCB.

El panorama internacional no se complica solamente porque los precios de las materias primas están cayendo, sino también por las dificultades crecientes de acceso a los mercados internacionales de capital. Además de la subida del rendimiento de los bonos del Tesoro Americano, que a 10 años están por encima de 3%, se tiene que el riesgo país de Bolivia está en 6,86%. En épocas tranquilas solía estar en 4,5%. El aumento del riesgo país hará que si Bolivia quisiera negociar créditos, lo tendría que hacer a 9,84% (3% + 6,84%), es decir casi al 10%. Una hipótesis, por supuesto sujeta a discusión, es la de que la poca confianza que se tenía en el extranjero con relación a la independencia de poderes en el país, se ha visto aún más disminuida con la sentencia a la ex presidente constitucional Jeanine Añez. Esto está afectando el acceso del país al mercado internacional de
capital.

El panorama
internacional no se complica solamente porque los precios de las materias primas están cayendo
AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen.
Para más información puede contactarnos

NOTICIAS RELACIONADAS

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS