Rolando Kempff Bacigalupo
Economista, doctorado Ph.D. en Relaciones Internacionales, académico de Número de la ABCE y
domingo , 08 de enero de 2023 - 04:03

La inversión extranjera directa en Bolivia

Bolivia fue el único país de la región que en los años 2019 y 2020 tuvo cifras negativas de inversión extranjera directa (IED). El Gobierno aseguró que el 2020 esta inversión llegó a su nivel más bajo de los últimos años.

La Comisión Económica para América Latina señala que el problema ya se presentó el 2019, cuando se registró una desinversión de -217 millones de dólares, y en el año de la pandemia la cifra llegó a -1.097 millones.

En todos estos años, Bolivia ha estado a la zaga en IED, compitiendo por los últimos lugares con Paraguay y muy lejos de otros países como Uruguay, Perú, Chile y Colombia.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) adelantó que las principales economías del mundo ingresarán a una recesión en 2023. Estamos hablando de Estados Unidos, China y Europa. Nuestro país sentirá los efectos por la vía de los precios de las materias primas.

El valor de nuestras exportaciones llegó a niveles récord el 2022, pues se espera que cierre con ventas que superen los 13.000 millones de dólares. Todo esto por los precios altos de las materias primas en el mercado internacional.

El más reciente reporte del Banco Central de Bolivia, del 20 de diciembre del pasado año, señala que las Reservas Internacionales Netas (RIN) llegan a 4.000 millones de dólares y que éstas “se han mantenido estables durante 2022, logrando cubrir con los parámetros referenciales determinados por organismos internacionales”.

El 2021, las RIN se hallaban por los 4.753 millones de dólares y las divisas (reservas en dólares) ascendían a los 1.648 millones. Luego a mediados de ese mismo año bajaron a 4.301 millones y 1.312 millones de dólares, respectivamente. A fines de agosto del mismo año las divisas cayeron a 866 millones. Su punto más bajo lo alcanzó la primera semana de diciembre con 713 millones de dólares.

El informe del BCB sostiene que las divisas tuvieron un incremento y ahora están por los 956 millones de dólares.

Este panorama no es de los más óptimos. Recordemos que desde principios del 2005 las RIN empezaron a aumentar hasta llegar a su tope máximo en 2014, con algo más de 15.000 millones de dólares.

A mediados del año pasado Bolivia decidió vender más gas a la Argentina –que ofreció un mejor precio por este carburante– quitando para ello parte de gas que debía recibir Brasil. Esta determinación fue criticada por varios analistas, porque el país arriesgaba credibilidad con el principal mercado: Brasil.

Ahora, Brasil se acerca a Argentina para tener un proveedor seguro del energético. Lo que los analistas advirtieron en su momento.

De las tres formas que tiene el país para aumentar sus divisas: exportaciones, inversión extranjera directa y remesas del exterior, sólo en las dos primeras podemos influir, porque las remesas dependen más de cómo está la economía en los países donde migraron muchos bolivianos buscando un mejor futuro, y si hay recesión pueden disminuir.

Para incrementar las exportaciones necesitamos producir más, para lo que, a su vez, necesitamos más inversión. El Gobierno se vio en la necesidad de recortar 1.000 millones de dólares a su plan de inversión pública.

La prioridad del Gobierno en materia económica debe ser aplicar políticas orientadas a captar divisas para garantizar, no sólo la inversión programada para esta gestión, sino también para la estabilidad económica y asegurar el desarrollo nacional.

En este escenario sólo queda la inversión privada, nacional y extranjera. Pero, para que ésta se haga presente necesitamos una Ley de Inversiones que ofrezca la seguridad que busca el inversionista, un Poder Judicial independiente, y las mismas reglas de juego para todos, que se mantengan estables en el tiempo.

El valor
de nuestras exportaciones llegó a niveles récord el 2022, pues se espera que cierre con ventas que superen los $us 13.000 MM
AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen.
Para más información puede contactarnos

NOTICIAS RELACIONADAS

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS