Gustavo Blacutt Alcalá
Abogado https://gustavoblacutt.blogspot.com/
sábado , 13 de mayo de 2023 - 04:05

¿Ley del Oro o ley de liberación de impuestos?

En los últimos tiempos la llamada “Ley de compra de oro destinado al fortalecimiento de las reservas internacionales”, ha generado una infinidad de debates, impases y posicionamientos sobre su importancia o sobre su pertinencia. El discurso del gobierno ha estado centrado en que la compra de oro por parte del Banco Central de Bolivia (BCB) estaría destinada a fortalecer las reservas internacionales y aunque no se habla de su venta, en el artículo 9 de la ley se utiliza el término de “transformar y convertirlas en divisas” lo que en los hechos es establecer su venta.

Revisando la Ley del BCB podemos observar que no existe ningún impedimento para que el BCB compre oro de cualquier empresa o ciudadanos, ni obligue al BCB a comprar oro de buena ley o en lingotes o de cualquier otra cualidad, de acuerdo al artículo 14º.- El BCB velará por el fortalecimiento de las Reservas Internacionales de manera que permitan el normal funcionamiento de los pagos internacionales de Bolivia, asimismo el artículo 15 de la propia ley del BCB señala que las reservas internacionales están compuestas por el oro físico, divisas, títulos letras, y otros, en el artículo 16 se señala que: “El BCB administrará y manejará sus Reservas Internacionales, pudiendo invertirlas y depositarlas en custodia, así como disponer y pignorar las mismas, de la manera que considere más apropiada para el cumplimiento de su objeto y de sus funciones ... En caso de la pignoración del oro ésta deberá contar con aprobación Legislativa” finalmente de acuerdo a su Reglamento para la administración de reservas internacionales R.D N° 022/2022 en su artículo 19 se encuentra la compra venta de activos, título y valores y el oro físico es parte de los activos de las reservas internacionales del BCB.

La única limitación que tiene el oro es que no puede ser pignorada sin autorización Legislativa, es decir que para empeñar el oro se necesita autorización expresa por ley.

Entonces si la normativa del BCB le faculta comprar y vender oro en la manera que considere más conveniente, surge la ineludible pregunta ¿para que una Ley de compra y venta del Oro?

La única respuesta posible es que el objetivo de la ley del oro es liberar del pago de impuestos a los vendedores de oro, es decir el único objetivo de la ley del oro es establecer un privilegio que ningún otro sector económico del país tiene, porque si bien es cierto el BCB puede comprar y vender oro, lo que no puede hacer, es liberar el pago de impuestos.

Este hecho de liberar a los productores de oro del pago de impuestos no es nuevo, la ley 175 de 11 de octubre de 2011, tenía la misma intención, solamente que esa estaba restringida a la COMIBOL y las cooperativas mineras, a quienes se les liberaba del pago de impuestos a costa del BCB, así el Artículo 2 de dicha ley 175 señalaba: “El BCB pagará por la compra de oro el precio determinado en base a la cotización internacional de este metal, menos las deducciones que correspondan, a cuyo importe se le aplicará la tasa efectiva del Impuesto al Valor Agregado – IVA, que finalmente será asumido por el Banco Central de Bolivia – BCB.

En caso en que el precio determinado como efecto de la aplicación del Impuesto al Valor Agregado – IVA, sea superior a la cotización internacional del oro, se autoriza al Banco Central de Bolivia – BCB a asumir este costo”. Evidentemente este privilegio de los cooperativistas era descarado y gravoso para el BCB.

Al parecer, la falta de dólares está siendo aprovechada por algunos sectores, para imponer una ley que tiene como único objetivo liberarlos del pago de impuestos, el resto de los aspectos como “Se autoriza al BCB comprar oro como un participante más en el mercado interno” o “conforme a las prácticas internacionales de oro responsable” o “destinadas exclusivamente a incrementar las Reservas Internacionales” son una cortina de humo que haga más digerible tan injusto privilegio.

Muchos de los analistas señalan que un control del contrabando del oro es prácticamente imposible. Probablemente cuando se trata de un microcontrabando de gramos de oro sea imposible su control, sin embargo, en Bolivia se exportan aproximadamente 60 toneladas de oro, los grandes productores la única forma que tienen de eludir los controles es corrompiendo a funcionarios o pagar impuestos.

La constitución establece que todos somos iguales ante la ley. Esta liberación es una discriminación odiosa, que beneficia solamente a unos pocos. Si los productores de oro no están dispuestos a pagar impuestos, que el gobierno tampoco esté dispuesto a otorgarles las concesiones; en este punto debemos ser claros: o pagamos todos impuestos o no paga nadie.

La única
respuesta posible es que el objetivo de la ley del oro es liberar del pago de impuestos a los vendedores de oro
AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen.
Para más información puede contactarnos

NOTICIAS RELACIONADAS

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS