Rodolfo Eróstegui Torres
Experto en temas laborales
martes , 22 de noviembre de 2022 - 04:05

Atando cabos

Pensiones, el monstruo de siete cabezas

El Sindicato de Trabajadores Mineros de Huanuni al que pertenece el secretario ejecutivo de la Central Obrera Boliviana (COB) y los mineros cooperativistas, fueron los primeros en saltar a la yugular del gobierno para impedir que sus aportes para la jubilación pasen a ser administrados por una organización estatal.

Ellos irrumpieron en la ciudad de La Paz y a punta de cachorro de dinamita doblegaron casi inmediatamente al gobierno, logrando que el éste haga una pausa en el traslado de los fondos de los trabajadores de Huanuni depositados en las Administradora de Fondos de Pensiones (AFP) a la Gestora Pública.

Pero veamos qué es lo que pasa:

Esta historia comienza con la nueva Constitución Política del Estado aprobada el año 2009 en la cual se norma (Artículo 45 VI) que los servicios de la seguridad social pública no podrán ser privatizados ni concesionados. El año 2015 se crea como parte de la reforma de pensiones la Gestora Pública dependiente del Ministerio de Economía. Esta institución es la que debe administrar los fondos de pensiones que por ahora los gestionan las AFP. El papel aguanta todo, decía mi abuela; pero, no te garantiza tener éxito.

Por ello, después de 7 años y luego de haber gastado millones de dólares en la contratación de personal de planta y en consultores para poner en movimiento lo que en el papel se describió, no se pudo llevar a la práctica. Las AFP Previsión, incomoda de vivir en el limbo, interpone una demanda ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencia Relativas a Inversiones (CIADI) del Banco Mundial, por la demora en el traspaso del servicio a la Gestora Pública. El fallo indica que se debe indemnizar al Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA) la suma de 105 millones de dólares debido a los perjuicios que le están provocando. Se dice que la AFP Futuro también interpuso una demanda similar.

A raíz de este fallo aceleraron la transferencia de los fondos que administran las AFP a la Gestora Pública sin mostrar pruebas que el sistema diseñado por ellos esté terminado y que funciona. Por ello existen muchos sindicatos y personas que no confían en la denominada Gestora, sobre todo ahora que se conoce algunos entretelones de lo que ocurrió con el Censo 2022.

Las dudas sobre la idoneidad de la Gestora se acrecientan sobre todo a partir de la investigación de la Fundación Milenio que muestra que el principal deudor a las AFP es el Estado. Señala que la deuda del Estado con las AFP, a junio del presente año, asciende a más de 7.000 millones de dólares.

Las AFP no solo transferirán los depósitos de los trabajadores a la Gestora Pública, sino también las cuentas por cobrar. De esta manera se genera, nos afirma la Fundación Milenio, “un potencial conflicto de interés, por el hecho de que el Estado es el principal deudor de los fondos de pensiones que pasarán a ser administrados por la Gestora, entidad que no solo que no es independiente del gobierno (como sí lo son las AFP), sino que está supeditada a las decisiones del Ministerio de Economía. Las posibilidades de conflicto de interés se agravan por cuanto la Autoridad de Fiscalización y Control de Pensiones y Seguros, que debe supervisar, fiscalizar, controlar y regular a la Gestora Pública, es también un brazo operativo del Ministerio de Economía. Con lo cual se configura una situación anómala en la que el administrador, regulador y principal deudor de los aportes de propiedad de los trabajadores es el mismo organismo, es decir el Estado”. Los sindicatos mineros, sobre todo el de Huanuni, son muy izquierdistas. Pero cuando se les toca el bolsillo, dejan la ideología.

Además, en torno a la Gestora Pública se hicieron muchas denuncias públicas de corrupción en la adquisición de un software y por la mala administración del pago de la Renta Dignidad lo que prendió las luces de emergencia en las organizaciones sindicales y en muchos aportantes sin sindicato, para frenar a la Gestora que la ven como el monstruo de siete cabezas.

Las dudas
sobre la idoneidad de la Gestora se acrecientan sobre todo a partir de la investigación de la Fundación Milenio
AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen.
Para más información puede contactarnos

NOTICIAS RELACIONADAS

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS