Jorge Patiño Sarcinelli
Matemático y Escritor
viernes , 13 de mayo de 2022 - 09:00

Jorge Patiño Sarcinelli

Pornografía y periodismo

Una de las anécdotas parlamentarias más conocidas es la protagonizada por el escritor español Camilo José Cela cuando era diputado y habiendo sido reprendido por el presidente del Parlamento por estar durmiendo, respondió que no, que estaba dormido, no durmiendo, como no es lo mismo estar jodido que estar jodiendo.

Tal es la fama de los diputados en muchas partes del mundo de caer –muy comprensiblemente- dormidos durante las sesiones, que se cuenta la ocurrencia de uno que dijo que ya no tomaba café después del almuerzo porque le causaba insomnio durante las sesiones de la tarde.

Para criticar quizá haya que haber tenido que aguantar horas y horas de frases hechas y discursos insulsos, pero no deja de ser justificable condenar a quien se le paga para participar en esos debates y se duerme en lugar de cumplir esa obligación. Como sabemos, cosas mucho peores hacen los llamados padres de la patria y si es para que sean simples levanta manos, sincera (y cínicamente) ¿qué más da que estén despiertos o no?

Sin embargo, no es el sueño, la obsecuencia ni la corrupción lo que ha criticado Página Siete hace unos días con una nota con el alarmante titular “Graban a diputado de CC viendo pornografía” sino que se escandaliza porque dicho parlamentario estuviera entretenido con cosas que en opinión del periodista que redactó la nota son pornografía. Varias aspectos son preocupantes en esta nota y lo único que no me parece que lo sean son las imágenes que ve ese diputado ni su distracción.

Vamos primero a los hechos. Quien se moleste en ver el video que pone el periódico en la nota puede ver que el diputado está revisando su correo cuando le aparece la imagen de una mujer semidesnuda que él cierra inmediatamente, para volver a ella un instante después, aparentemente para responder al mensaje que traía la imagen y la vuelve a cerrar unos segundos después.

En primer lugar, que te salte la imagen de una mujer semidesnuda y responder al mensaje de quien te la envió no puede en ninguna aproximación
ser considerado “estar viendo pornografía”.

En segundo, la idea de que la imagen de una mujer desnuda es pornografía obliga a preguntarnos qué entiende ese periodista por pornografía.

Tercero, las fotos de mujeres u hombres desnudos que vea o deje de ver una persona adulta, asambleísta o no, es una cuestión privada, y filmarlo mientras revisa su correo es una invasión de privacidad inadmisible. Sospecho que al lector no le gustaría que le hagan lo mismo.

Naturalmente, no ha faltado el asambleísta del MAS que ha propuesto llevar al diputado filmado al tribunal de ética. Demás está decir que esto no pasa de oportunismo de la peor especie. Mala leche genera más mala leche y Página Siete ha dado pie a que se ataque a un diputado por una idiotez, cuando hay tantas cosas que criticar.

Si alguien ha incurrido en una falta de ética, ha sido el periodista que ha titulado y redactado la nota en cuestión. Ignoro si el periódico tiene un tribunal de ética interno, pero el periodista de marras merece al menos una buena jalada de orejas, y si lo que pasa dentro del periódico es inaccesible al público, el periódico debe un pedido de disculpas en regla al diputado. Noblesse oblige.

Soy un convencido de que el mejor periodismo nacional,
con todas sus reconocidas limitaciones, todavía lo practica Página Siete. Notas como esta que nos ocupa no contribuyen a conservar esa imagen: todo lo contrario.

Para criticar
quizá haya que haber tenido que aguantar horas y horas de frases hechas y discursos insulsos.
AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen.
Para más información puede contactarnos

MÁS DE

NOTICIAS RELACIONADAS

OTRAS NOTICIAS