Carlos Toranzo Roca
Economista
miércoles , 13 de julio de 2022 - 04:05

Pluri_multi

Relato manipulado

Queda claro que no hubo golpe de Estado, sino sucesión constitucional de Jeanine Añez, eso lo avalan muchos exparlamentarios del MAS y la propia Eva Copa; también el Fiscal General del Estado habló de la constitucionalidad del gobierno interino y el Tribunal Constitucional estuvo en la misma línea. Pero, los juicios sobre un supuesto Golpe de Estado son alentados por Evo Morales para salvar su imagen y habilitar su postulación presidencial próxima. Él usa el poder para enjuiciar a quienes considera sus enemigos, lo utiliza para manipular a la justicia, pero todo el país vio cómo huyó demostrando la más grande cobardía. Intentó generar un vacío de poder para que el “pueblo” pida su retorno, eso no sucedió, Bolivia tomó su decisión legal de tener un gobierno transitorio. El golpe de Estado es un relato de manipulación de la verdad.

El Jefazo es cada vez más radical, pues conforme pasa el tiempo se entiende que el Chapare es el centro del narcotráfico en Bolivia y quizás en Sudamérica, esa constatación lo irrita, pero no impide que él, desde ese centro geográfico, conspire contra su propio gobierno y contra cualquiera que se le cruce en su camino. Arce y Choquehuanca quieren desmarcarse de ese tema, mostrar que no tienen nada que ver con el narcotráfico, pero parece ser que el telón de fondo de las disputas del MAS tiene que ver con ese asunto. Triste realidad del país que conforme pasa el tiempo nota la presencia de cárteles del crimen organizado. El cambio de mando policial es solo una señal de la presencia del narco en el país, los asesinatos de policías en Porongo y de civiles en el Chapare, son expresión del mismo problema. Los posibles financiamientos del narco al MAS para sus campañas, vía denuncias de un parlamentario de ese partido, hacen ruido en el gobierno, en el MAS y el país.

Justamente por esos temas, el MAS está dividido, los jefes hablan de unidad, posan en las fotos diciendo que no hay fracturas, pero, lo evidente es que existen tres fracciones, la del Chapare, Choquehuanca y Arce. De ahí vienen las discusiones del presente y las próximas luchas por la candidatura de 2025; aunque es muy temprano, pero, hay una electoralización de la política dentro del MAS. Entre tanto, todos quieren saber qué rol juega Eva Copa en el marco de esas divisiones, por de pronto, es cercana a Arce y adversaria del Jefazo, quien conspira en El Alto para quitarle legitimidad. En el MAS nada es una taza de leche, todo es una disputa sorda por el poder.

Pero, el Jefazo, Choquehuanca y Arce están unidos en el intento de desbaratar cualquier oposición y quieren escarmentar a quienes se les opusieron como el Dr. Larrea y otros opositores. Terrorismo I, Terrorismo II, Golpe de Estado I y II, etc. son intentos de acallar a la oposición y son patrañas para blanquear la candidatura próxima de Morales. De aquí en adelante la lucha por el poder dentro del MAS tiene como telón de fondo los temas del narcotráfico discutidos dentro de ese partido; unos quieren salvarse de él, otros, lo tratan de utilizar a su favor.

Entretanto, la oposición política no existe, y la sociedad parece estar acostumbrada a los excesos autoritarios del MAS, da la impresión que se está naturalizando el autoritarismo, cada vez más se reclama menos frente a los despropósitos del MAS. La política es básicamente lo que sucede dentro de ese partido y no lo que haga la oposición o la sociedad civil.

Por otro lado, la economía no ha dicho la palabra, en estos años las reservas internacionales han caído dramáticamente, la balanza comercial es negativa, la renta petrolera se ha reducido mucho, ahora somos un importador neto de hidrocarburos, la informalidad es el refugio de la gente que no encuentra empleo, esa informalidad ha superado el 82%, las empresas del Estado son cada vez más deficitarias, la administración pública demuestra ineficiencia, los funcionarios no poseen la formación o las destrezas requeridas para los puestos que ocupan, la inversión pública programada no se ejecuta por falta de recursos. En 2022, el alza del precio del pan en Santa Cruz es un indicio de problemas
mayores.

Entretanto, la
oposición política no existe, y la sociedad parece estar acostumbrada a los excesos autoritarios del MAS
AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen.
Para más información puede contactarnos

NOTICIAS RELACIONADAS

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS