Rolando Kempff Bacigalupo
Economista, doctorado Ph.D. en Relaciones Internacionales
lunes , 18 de abril de 2022 - 05:08

Rolando Kempff Bacigalupo

Se requiere mayor inversión en energía eléctrica e hidrocarburos

El país tiene posibilidades de vender gas natural, aparte de Brasil y Argentina, al Perú, Paraguay y otros mercados. Pero, por falta de descubrimiento de nuevos reservorios de este combustible, es posible que no podamos atender nuevos requerimientos del mercado y tengamos problemas de abastecimiento interno.

La política de hidrocarburos de los últimos 15 años es que se privilegió en maximizar la renta petrolera con la explotación acelerada de los campos previamente descubiertos, descuidando la exploración de nuevos yacimientos.

Las inversiones de las empresas petroleras llegaron a su pico más alto en 2016, con 2.132 millones de dólares. En 2007 y 2008, juntos, no llegaron a los 300 millones; el 2020 estuvo en 246 millones de dólares y en el primer semestre de 2021 se alcanzó los 86 millones de dólares.

Una de las causas para que no tengamos las reservas de gas necesarias y atender las necesidades energéticas de los países vecinos es que Bolivia está a la zaga -entre los países latinoamericanos- en captar la Inversión Extranjera Directa (IED).

Se establece que de 2005 a 2011 Bolivia captó 1.761 millones de dólares en promedio de IED; de 2012 a 2017 otros 5.069 millones de dólares, pero de 2018 a 2020 se tuvo un flujo negativo de -1.012 millones de dólares. Mientras, los otros países de la región recibieron millones de dólares de capital fresco.

En febrero de este año, el viceministro de Exploración y Explotación de Hidrocarburos, Raúl Mayta, informó que el Gobierno ya trabaja en la modificación de la Ley 3058 de Hidrocarburos, norma que ya "cumplió su ciclo".

Para captar el interés de los inversionistas extranjeros el país necesita hacer algunos cambios urgentes. Lo primero, mejorar la Ley de Arbitraje y luego preparar una nueva Ley de Inversiones, que contemple un tratamiento especial para la inversión extranjera directa.

Si queremos inversionistas para descubrir nuevos reservorios de gas, urge también una nueva ley de hidrocarburos y otras normas sectoriales que permitan garantizar las inversiones que se hagan.

Sin una reforma judicial, que garantice la independencia de este Poder, no podemos pensar en atraer inversionistas.

Ante la escasez de reservas de gas, el sector industrial del país ya planteó la necesidad de prever el cambio de matriz energética, para evitar sobresaltos en este sector productivo.

A principios de este año el gobierno hizo conocer su intención de vender electricidad a Argentina, Brasil, Chile y Perú. En el primer caso espera exportar 120 megavatios de energía, por lo que ENDE Corporación retomó la construcción de la línea eléctrica que forma parte del proyecto “Juana Azurduy de Padilla”. La obra tiene casi un 90% de avance.

De acuerdo a los planes del Gobierno, este año podría empezar la exportación de electricidad a Argentina, cuando concluya el tendido de la línea de transmisión de 74 kilómetros, que podría llevar 120 MW. Y, el 2023 espera concluir la planta de generación eléctrica en Santa Cruz, de aproximadamente 100 mega wats, que le permitirá exportar energía al Brasil.

Actualmente, el 75% de la energía en Bolivia se genera con métodos termoeléctricos que tienen un impacto elevado en la emisión de CO2. Pensando en el cuidado del medio ambiente esperamos que el Gobierno termine la segunda fase de la Planta Solar Fotovoltaica de Oruro, que generará 50 MW. Los parques eólicos e Warnes, San Julián y El Dorado en Santa Cuz, generarán otros 108 MW.

También están los proyectos eólicos La Ventolera y Warnes II, que podrían terminar el 2024. También se retomaron los trabajos en la planta de energía geotérmica, cuya planta piloto en Laguna Colorada podría terminar este año.

Para que estos proyectos no queden en los papeles y se puedan concluir los que están en ejecución, es necesario hacer atractivo al país para el inversionista extranjero.

 

Rolando Kempff Bacigalupo es economista, doctorado Ph.D. en Relaciones Internacionales y Académico de Número de la ABCE

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen.
Para más información puede contactarnos

NOTICIAS RELACIONADAS

OTRAS NOTICIAS