Loreto Correa Vera
Historiadora
viernes , 19 de agosto de 2022 - 04:06

Zelenski, Chile y la Guerra de Ucrania: “Nos importa que sepan la verdad y la compartan”.

En un evento sin precedentes en los 175 días que lleva la guerra contra Ucrania y la invasión rusa, su presidente, Volodimir Zelenski se dirigió por primera vez a América Latina este 17 de agosto y optó por hacerlo a través de Chile. Y lo hizo, ni más ni menos que a través de un evento organizado por la Pontificia Universidad Católica de Chile, por medio de una conferencia a Emol y al Grupo de Diarios América. Luego vino una ronda de preguntas planteadas por periodistas, una estudiante de la Casa de Estudios Superiores y su propio Rector, el Dr. Ignacio Sánchez.

La presencia de Zelenski en Chile es la de un personaje mundial. Se trata de un líder llevado por la fuerza de los acontecimientos a un conflicto extraordinariamente grave para el planeta, en plena lucha contra el cambio climático y en medio de una pandemia que aún no termina. Claramente, el mundo académico y político esperaba esta cita con ansiedad. Y lo hacía porque la impotencia de ver miles de muertos en pleno siglo XXI sin causa alguna, desorienta desde el más culto al más común de los mortales.

“¿Cómo hemos llegado a esto?” Así iniciaba alguna de sus primeras ideas el Presidente ucraniano, respondiendo que esta guerra tiene su origen en la presencia de Rusia en el Dombass desde el 2014.

Esta introducción a una entrevista que esperamos vean todos los bolivianos, estuvo dirigida a todos los latinoamericanos. Y es importante, porque es la primera vez que uno de los actores principales de este conflicto repara en nuestro continente y lo considera como un interlocutor. El desastre es de tal envergadura que en efecto Zelenski pidió ayuda política, militar y económica a nuestros países, y pidió que los periodistas informaran lo que Rusia está haciéndole a su población. Frente a todo esto, en rigor los países pueden mirar para el lado y fingir que nada de esto ocurre o ponerse a pensar en cómo detener esto. Zelenski insta a que sí podemos ayudar lo hagamos y por eso realizó un llamado a autoridades, profesionales y la sociedad civil a visitar su país y colaborar en la reconstrucción de éste. Asimismo, pidió, cesar cualquier actividad comercial con Rusia o impedir la llegada de turistas rusos a la región.

Muchos han reparado en la capacidad comunicacional del presidente ucraniano. Voces negacionistas y pro gobierno ruso lo han tildado de títere de Estados Unidos y de la OTAN. Pero los hechos están ahí. Él no ordenó la matanza, secuestro y tortura de miles de jóvenes, la violación de niños frente a sus padres y la deportación de miles de personas a Rusia. Porque así es, de esto se trata la Guerra de Ucrania, de un genocidio. No son solo las ricas tierras que abastecen al mundo de cereales por décadas, se trata de exterminar la cultura y el alma de un país.

Cuando se le consultó sobre qué esperaba de la región latinoamericana y en especial de Chile, el presidente declaró: “Quiero que se unan a esas políticas llevadas a cabo por los Estados Unidos, que esa política de sanciones sea más eficaz. No mantengan comercio con Rusia, para que los rusos entiendan que por esto se paga un alto precio”.

Claro dirán algunos, Ucrania está con los imperialistas. Pues habrá que recordar que Chile se plegó desde el Congreso a rechazar la invasión de Ucrania, pese al rechazo del Partido Comunista, que señaló que “No hay que confundirse que las relaciones exteriores es una materia que la lleva el Presidente de la República. Nos parece que no es apropiado, que no es adecuado, y ojalá los comités mediten esta situación, los distintos partidos, y no se le dé apoyo a una medida que a mi parecer es absolutamente irresponsable”, dijo el senador del PC Daniel Núñez al justificar su oposición.

Y sí, mientras hace semanas desde el MERCOSUR, también se rechazó que Zelenski hablara en este mecanismo de integración sudamericano para pedir colaboración, al menos la política exterior de Chile, su presidente y el Congreso, han explicado que están con el mundo occidental en esto. Con Rusia no podemos estar. El atropello contra millones de personas y sus derechos sobrepasan cualquier explicación y razonable entendimiento. En medio de una cultura de cancelación y odio difundida en las redes sociales con motivo de esta guerra, llama dolorosamente la atención la fractura ideológica que se observa en la región que se ufana de vivir en una zona de paz, cuando el mundo padece del delirio de poder de líderes que no han salido del siglo XX y la Guerra Fría.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen.
Para más información puede contactarnos

NOTICIAS RELACIONADAS

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS