Textura violeta

Aquí mandamos nosotros

martes, 17 de mayo de 2016 · 00:00
Dilma Rousseff fue suspendida de su cargo como presidenta de  Brasil para iniciarle un posible juicio político de muy dudosa legalidad y, este hecho, a nivel internacional ha levantado una ola de críticas ante lo que se ha llamado un golpe de Estado "suave”; mientras que, significativamente, en Bolivia no ha movido sectores intelectuales defensores ya no de la izquierda, sino de la democracia.

Las redes sociales, generalmente activas a la hora de criticar acciones del gobierno (y personales) de Evo Morales, ante este hecho han dicho poco; al contrario, han circulado relaciones entre Presidente boliviano con la brasileña y la corrupción, en sentido de que ahora es el turno de Bolivia. 
 
Una cosa es no estar de acuerdo con el actual Gobierno boliviano o con el de Rousseff; otra, y preocupante, que no se vea con nitidez el ataque a la democracia sufrido en Brasil.
 
Fue un proceso de práctica destitución de una Presidenta con un argumento endeble y donde, además, hay evidencias de machismo retrógrado, de clasismo y de racismo. Acabó con un nuevo gobierno que resume, en su composición, una especie de asalto y repartición de la palestra del poder de parte de quienes, de hecho, siempre lo han tenido.
 
La crisis internacional del petróleo y el escándalo de corrupción en la estatal Petrobras afectó seriamente la economía brasileña y dañó la imagen de Rousseff. Dado que el Partido de los Trabajadores no contaba con mayoría en el Congreso, la Presidenta se vio obligada a transar con sectores conservadores que coparon una
mayoría con la que no dudaron en defenestrar a la exguerrillera.
 
Se dice que Dilma Rousseff cayó por corrupción, pero no es así. Se la suspendió para iniciarle un juicio por el uso de préstamos de bancos públicos con la intención de reducir el déficit presupuestario, un ejercicio con carácter temporal y, aseguran, habitual en Brasil. Un pretexto. La razón de fondo es que ella intentó reducir los altos spreads bancarios y "los bancos privados no se lo perdonaron”, cita un artículo de La Vanguardia de España. 
 
¿Y quiénes, a título de lucha contra la corrupción, llevaron a cabo esta exitosa estrategia? El flamante gabinete de gobierno de Brasil lo resume y es descrito por el diario español Público: "El 30% de su equipo (de Michel Temer) está investigado por corrupción, el 70% tienen un total de 250 mil  hectáreas de tierra y un tercio es dueño de diversos medios de comunicación”. Al haber sido nombrados ministros, logran imp… inmunidad; los mayores propietarios del agro en  Brasil atenderán temas como la distribución de tierras y el medioambiente; además,  algunos tienen empresas adjudicatarias de grandes obras de infraestructura, relaciones con la banca, y sus medios de comunicación difundirán el discurso conveniente.
 
Son precisamente estos medios de comunicación los que se prestaron a un "maltrato informativo, sesgado, machista y denigrante” contra Rousseff, tal como lo denunció y repudió en un pronunciamiento la Red Internacional de Periodistas con Visión de Género, suscrito en abril por 157 periodistas de 27 países. Además de variados artículos que hablan de ello en diarios generalistas  internacionales de renombre.
 
A la pregunta de ¿quién tiene poder en el planeta? La respuesta es: hombre, rico, blanco y mayor de 40 años. Así es el nuevo gabinete, donde no hay mujeres ni personas no blancas. Es más que preocupante, es terrible y no ocurría desde gobiernos militares golpistas.
La democracia ha costado dolor, sangre, muertos y desaparecidos en Latinoamérica; así también cada conquista para las mujeres y personas discriminadas recae en cada violencia denunciada. No se puede renunciar a estas conquistas que nos hacen mejores personas en mejores sociedades. Hacer comparaciones entre un país y otro con la aspiración de algo similar, un golpe, no puede ser una opción para una persona que se dice demócrata y el silencio acrítico tampoco.
  
Drina Ergueta es periodista.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

80
45

Comentarios

Otras Noticias