Textura violeta

Ya es hora de las “guerreras digitales”

Por 
martes, 24 de julio de 2018 · 00:08

Desde hace unos meses que se escucha hablar de “los guerreros digitales”, grupo formado para defender el llamado “proceso de cambio”, del gobierno de Evo Morales, del ataque constante que sufre en las redes sociales online, todo en lo que parece ser un intento de construir la casa por el tejado y donde, además, las mujeres no están suficiente ni bien representadas.

Dicho así, parece que aquí se mezcla peras con tomates. Voy explicando: una cosa es el acceso a internet, donde Bolivia tiene grandes carencias, y otra el uso y los contenidos online, que es donde actúan estos guerreros. 

Además está el contexto, donde Bolivia parece un país “enfermo de política” porque se despierta, camina, se alimenta y pasan los días en asuntos relacionados con el juego político y con acceso o mantenimiento del poder. Es un asunto que no está mal, salvo porque es un juego absolutamente masculino, donde las mujeres tienen gran actividad pero mínima visibilidad.

El acceso a internet es hoy vital para lograr no sólo acceso a la comunicación, sino también al aprendizaje y al relacionamiento con otros espacios y personas de distintos puntos del planeta. A principios de este siglo, en Bolivia tan sólo un 2% de la población tenía acceso a internet, según el Banco Mundial. Hace poco se publicó que el Foro Económico Mundial sitúa a Bolivia en el puesto 111 de 139 países, sobre el uso de internet, debido a su bajo acceso y promoción de uso. Por otra parte, el Censo Nacional de Población y Vivienda de 2012 indica que en Bolivia sólo 10 de cada 100 viviendas tienen acceso a internet, mientras que en la zona rural la brecha es mucho más acentuada, con 1 de cada 100 viviendas. Gran parte de este acceso a internet se produce a través de los teléfonos móviles y no por conexiones a los domicilios.

Es así que en países conocidos como desarrollados el acceso a internet generalizado ya no es problema y se centran en el uso y sus contenidos. Por eso se dijo que la red es un lugar perfecto para que, por ejemplo, las mujeres puedan ser visibles, ya que es un espacio de libertad, de difícil control y donde las fronteras se pierden, allí ellas podrían informarse, organizarse y expresarse; aunque, la realidad muestra que internet sólo refleja la sociedad que utiliza la red.

En una sociedad machista, el contenido de internet es machista. Por ejemplo, una investigación realizada por María Cruz Rubio, para el Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España, señala que “internet no es sino un espejo virtual donde se reflejan todas las imágenes femeninas. Imágenes de placer para el hombre, de mujeres objeto, diosas o top-girls. Imágenes de chicas guerreras…”, aunque detrás subyacen tanto imaginarios tradicionales mayoritarios como los de ruptura, protesta y cambio. Otro ejemplo: este fin de semana, un diario español publica el trato sexista hacia las mujeres científicas en YouTube, las cuales reciben críticas y comentarios relativos a su aspecto físico y algunos de ellos groseramente sexualizados.

Hoy, Bolivia tiene a las redes sociales en internet como uno de sus principales espacios de confrontación de ideas, de contenidos, aunque en los hechos es poca la población la cual  puede acceder al mundo online y gran parte de los problemas sociales no están allí representados.

Internet refleja las sociedades y en Bolivia su uso es absolutamente marginal a nivel estadístico, por su mínima llegada, porque el “proceso de cambio” no ha producido grandes modificaciones en el acceso a internet, que sigue siendo sólo para las clases medias y altas de las ciudades. Clases con poder en la opinión pública, que parece que cada vez más se vuelven contra el actual gobierno.

En ese contexto, aparecen los 80 “guerreros digitales” inmersos en la lucha de contenidos de política mezquina y masculina. Si hubiera un acceso más democrático a internet, podrían ser miles las activistas digitales centradas en temas también de política, pero más trascendentes, más participativos y con asuntos de interés mayoritarios, urgentes y con mirada femenina.

Drina Ergueta es periodista.

Permítanos un minuto de su tiempo.

Para desarrollar el periodismo serio e independiente, esencial en democracia, que usted aprecia en Página Siete, contamos con un equipo de reporteros, editores, fotógrafos, administrativos y comerciales de primer nivel.

Los ingresos con que Página Siete opera son producto de nuestro trabajo; no contamos con prebendas de ninguna naturaleza.

Si usted desea apoyar el esfuerzo que realizamos, suscríbase a P7 VIP, para recibir de lunes a viernes una carta informativa por correo electrónico, que contendrá un resumen de las noticias y opiniones más interesantes de Página Siete, a un costo de sólo Bs 15 al mes.

Para suscribirse haga clic aquí o llame al número 2611749, en horas de oficina.

80
36

Otras Noticias