Textura violeta

Basta de que a cualquiera le pueda pasar

martes, 08 de enero de 2019 · 00:10

Nadie espera que le vaya a pasar, pero el machismo pasa y arrasa en el momento menos pensado. Hoy eso lo sabe la chica cruceña que despertó en el hospital pensando que había tenido un accidente y le explicaron que fue violada en grupo por sus amigos y lo sabe su madre que pide ayuda en los medios de comunicación ante un aparato de justicia que siempre deja dudas y, al parecer, se inclina por quien tiene mayores recursos e influencia, y ante una sociedad que sanciona a la víctima. 

Un feminicidio, una violación o un acto de violencia machista parece lejano, de otra gente. Generalmente se dice que “es asunto de personas ignorantes y/o de bajos recursos”, que chicos de buena familia son incapaces de cometer actos terribles contra una persona, contra una compañera de curso. Pero pasa, pasa en cualquier nivel social porque así es el machismo, transversal.

Nadie se lo espera y entonces cuando pasa no se sabe qué hacer. Más cuando lo que se piensa que debería ocurrir en los ámbitos policiales y judiciales no ocurre, cuando todo es al revés, cuando nada se mueve si no hay dinero que se entrega por debajo de la mesa, si alguien de peso no hace una llamada.

La víctima está allí, pero parece que todo el sistema se mueve en defensa de quien ofrece más, de quien tiene más poder o de quien, por alguna razón, da más miedo. Además, en un caso como éste, el varón tiene a su favor a toda una sociedad y sus instituciones marcadas por la fuerza del patriarcado.  

Las series de televisión han enseñado que se deben preservar las pruebas para que lleguen las personas expertas y las analicen objetiva y científicamente. En la vida real, la víctima no sabe que debe contratar a gente experta en peritaje forense para vigilar que el peritaje forense se haga correctamente, sin influencias de la otra parte que, seguramente, a su vez, podría contratar a sus respectivos peritos. Una suerte de desconfianza mutua de un proceso que debiera ser transparente al ser llevado a cabo por instituciones estatales, incorruptibles.

Entonces ocurre que el vehículo donde se debía recabar pruebas fue lavado, que en el cuerpo de la víctima no hay rastros de los agresores y se pone en duda la violación, pese a que ella presenta daños físicos. Optan por llamar al novio de ella, ¿para qué lo llaman? 

Paralelamente, y desde el primer momento, se pone en duda la “honorabilidad” de la víctima, con una serie de afirmaciones reproducidas en los medios sin el menor cuidado (por mucho que haya una fuente, alguien que lo dice, los medios no deberían prestarse a una intencionalidad de daño público) que buscan justificar lo ocurrido, reducir la magnitud del daño y culpabilizar de ello a la víctima.

Por otra parte, se va victimizando a los agresores con publicaciones en las que se dice que temen ser a su vez violados en la cárcel, por lo que se pide su liberación.

Todo se va armando para desmontar lo que de inicio era algo claro: una chica a la que sus amigos drogaron hasta la inconsciencia y violaron hasta que ella tuvo convulsiones, lo que la tuvo en terapia intensiva durante varios días.

La madre, que asegura no tiene más recursos o mucho menos frente a la economía e influencia de los acusados, acudió a los medios de comunicación y allí pidió a Evo Morales que intervenga. Un pedido seguramente desesperado al Presidente como la persona que está en el lugar más alto, ¿más arriba, a quién? ¿a Dios? 

Cambiar un sistema judicial puesto en duda, que para mucha gente es certeza de espacio de corrupción generalizada, es efectivamente responsabilidad de un gobierno, así como lo es de una sociedad que lo permite, así como permite y mira para otro lado, como si fuera lluvia que cae, los cientos de casos de feminicidio sin resolver, los de violaciones y agresiones. 

Este caso es uno más, de muchos de violencia de machista, por eso es hora de que toda la sociedad se involucre porque a cualquiera, el momento menos pensado, le puede pasar y no se puede permitir.

 

 

Drina Ergueta es periodista

156
4

Otras Noticias