Editorial

Dos varas para la libre expresión

jueves, 7 de enero de 2016 · 00:00
Mientras el presidente Evo Morales acusaba al Tribunal Supremo Electoral (TSE) de coartar la libertad de expresión por limitar la transmisión de los actos de entrega de obras públicas en vivo y directo a no más de 15 minutos, la ministra de Comunicación, Marianela Paco, en su habitual estilo, hacía uso de la propia (libertad de expresión) para -sin ahorrar adjetivos- acusar a ANF y otros medios independientes   de ser parte de una "conspiración mediática prochilena”, una conducta "apátrida” y una "triangulación” con políticos de la oposición para beneficiar a intereses del vecino país y perjudicar a la causa marítima boliviana. Todo debido a la difusión de una nota informativa sobre la publicación de un libro de la investigadora boliviana Ofelia Michel, en el que indica que la demanda contra Chile ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) es "distractiva y demagógica”.

Esta información fue difundida por medios chilenos en primera instancia; posteriormente, ANF buscó a Michel e hizo una nota propia  con ella sobre el contenido de su libro, la misma que fue reproducida por  Página Siete.

En ello se origina la molestia del Gobierno y  la Ministra de Comunicación, quien  opina que los medios bolivianos "deben” estar en consonancia con el sentimiento del pueblo boliviano de volver al océano Pacífico con soberanía y esto,  a juicio de la señora Paco, significa no dar espacio a ninguna información que no provenga de fuentes oficiales y mucho menos a voces que opinan en otros tonos y matices.

Paco va más allá. No sólo intenta imponer en los medios una visión uniforme, sino que acusa de "traición a la patria”, entre otros epítetos,  a quienes no comulgan con esta visión y amenaza con hacer un "análisis diario” del "cuidado que debemos tener en el manejo del tema marítimo”, refiriéndose a la cobertura de los medios de comunicación.

Estas expresiones no suponen,  precisamente, una defensa de la libertad de expresión, bajo cuyas alas se encuentran el pluralismo y el respeto a la diversidad de opiniones, que son principios elementales de la democracia y de un periodismo serio acá y en cualquier parte del mundo.

Es lamentable  y  confusa la interpretación que le dan las autoridades a la libertad de expresión: importante e inviolable cuando se trata de usar los medios del Estado, no sólo para emitir interminables discursos durante la entrega de obras públicas con fines claramente electorales, sino  para atacar a la oposición, a los medios independientes y a todo aquel que no coincida con sus versiones o posiciones; y, por el contrario,  "cuidadosamente vigilada” cuando los medios informan o reproducen noticias que no son del agrado oficial.
Como sostuvo el padre Sergio Montes, director general  de la Agencia de Noticias Fides (ANF),  "los pueblos y gobiernos que consideran las diversas formas de democracia como un espacio valioso para que se escuche una diversidad de voces se enriquecerán siempre aprendiendo a escuchar opiniones y criterios a favor y en contra. Para el diálogo en democracia es importante dejar de lado los discursos únicos, pues la verdad tiene múltiples aristas”.

En el marco de este diferendo entre Bolivia y Chile, muchos dirigentes políticos e intelectuales chilenos han expresado su respaldo a la causa marítima boliviana; muchos otros han criticado la gestión de su agente en La Haya y, que sepamos, no han sido denostados ni calificados por su gobierno de "traidores”. El mismo  portavoz de la demanda marítima, Carlos Mesa, defendió la causa boliviana en la televisión chilena.

Como dijo Mesa, se puede estar o no de acuerdo con la opinión de Ofelia Michel -y el señor Mesa no lo está- pero "los ciudadanos tienen el derecho de expresar libremente sus opiniones”.

La libertad de expresión no implica solamente  que "exista” una diversidad  de medios -independientes,  opositores y gubernamentales-, sino que todos éstos  tengan la posibilidad de informar sin ser castigados ni estigmatizados discursivamente. Lo demás, en democracia, no es otra cosa que intolerancia.

Sobre la última encuesta de Página Siete

Si usted es de los que necesita estar bien informado, puede acceder a la encuesta electoral completa de Página Siete, suscribiéndose a la aplicación PaginaSietePro que puede descargar de App Store o Google Play

 


   

82
1

Comentarios

Otras Noticias