Nobel de la Paz para Santos

lunes, 10 de octubre de 2016 · 00:00
El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ha pasado de la exaltación a la incertidumbre; de la incertidumbre a la derrota, y de esta al mayor reconocimiento al que puede aspirar un estadista: el Nobel de la Paz.
 
En efecto, una semana después de que el mundo lo aplaudiera de pie por la firma del acuerdo de paz con las  FARC, este acuerdo fue derrotado en las urnas. Por una mínima diferencia el pueblo colombiano le dijo No a un texto que fue el resultado de cuatro años de negociaciones, pero que entrañaba demasiadas dudas, especialmente en la forma de administrar la justicia a los exguerrilleros.
 
La polémica sobre el papel jugado por Santos en este proceso se instaló: el jefe del equipo de negociaciones del Gobierno de Colombia con la guerrilla de las FARC, Humberto de la Calle, ofreció su renuncia e incluso se dijo que el mandatario colombiano debía presentar la suya, como lo hizo David Cameron después del Brexit.
 
En medio de esta tormenta, Juan Manuel Santos anunció que convocaría a las partes y al expresidente Álvaro Uribe, uno de los mayores detractores del acuerdo de paz, para consensuar los cambios necesarios,  continuar el camino hacia la paz y el desarme de una guerrilla que tomó partes importantes del territorio colombiano por 52 años y dejó innumerables víctimas y heridas en todo el país. Además, se acordó revisar  las medidas de resarcimiento de daños y juzgamiento de los crímenes de guerra de los excombatientes.
 
Al cabo de apenas de una semana de digerir este giro, llegó otro: sorpresivamente para muchos y predeciblemente para otros, el presidente Juan Manuel Santos fue elegido como premio Nobel de la Paz 2016, en reconocimiento a sus esfuerzos en el mencionado conflicto colombiano. Al parecer, el comité noruego ha querido así dar un empujón a un proceso de paz cuestionado tras la victoria del No en el plebiscito. 
 
"Recibo este reconocimiento en su nombre: el pueblo colombiano, que ha sufrido mucho con esta guerra”, dijo Santos al recibir la noticia.
 
 Una semblanza de la revista Semana dibuja en Santos a un líder inesperado: de un perfil conservador y liberal, que empezó con dureza la etapa de represión definitiva a la guerrilla; al hombre que apostó por la paz a pesar de los errores y desacuerdos. Un político que prefirió la paz a la inercia de la guerra y se sometió a la decisión de los ciudadanos.
 
Justamente esto enseña al mundo el ejemplo: que es posible ir más allá de las contradicciones, que en el diálogo y en escuchar al otros hay siempre hay más recompensas que en el dogma. Un premio a la esperanza, sin duda.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

78
3

Otras Noticias