Yossi Ghinsberg y el futuro del Madidi

sábado, 08 de octubre de 2016 · 00:16
La visita del ciudadano israelí  Yossi Ghinsberg  es una de las más importantes ocurridas este año a Bolivia. Ghinsberg, escritor y conferenciante internacional de gran carisma, se perdió en 1981 en el río Tuichi, en el corazón del parque Madidi, durante tres semanas. Gracias a su increíble lucha por la vida y la tenacidad de sus amigos, que lo buscaron, logró sobrevivir.
 
El libro que Ghinsberg escribió una década después ayudó al surgimiento del turismo en esa zona, que tiene como epicentro a Rurrenabaque, la puerta de entrada del Madidi, considerado por la revista National Geographic como el más biodiverso del mundo. Y ello se debe a que sus memorias fueron un best-seller en su país y miles de israelíes quisieron conocer el hermoso paisaje descrito por Ghinsberg en su libro. Los turistas israelíes suelen ser los más apreciados en los centros turísticos del mundo, debido a una razón muy sencilla: se quedan más tiempo que cualquier otro visitante. Y ello se debe a que, por lo general, los turistas israelíes son los que han terminado el servicio militar y se dan un periodo sabático viajando por el mundo. Esos jóvenes pueden viajar, además, porque su Gobierno les entrega un monto para que empiecen su vida adulta y con parte de ese dinero viajan a distintos lugares.
 
Gracias a Ghinsberg y su increíble historia de sobrevivencia, Bolivia tenía la suerte de que empezaran a llegar al Madidi miles de sus connacionales, lo que  creó  un  boom turístico de esa zona,  Algunos años llegaron a esa región hasta 20.000 israelíes, el 70% de todos los visitantes extranjeros. Fue entonces que el Gobierno, para protestar contra las acciones del Estado de Israel, castigó a los benianos: decidió exigir que los israelíes llegaran a Bolivia pagando una visa de 135 dólares, que además no pueden conseguir en su propio país, porque Bolivia no tiene un consulado allí. Esa decisión quebró la economía de Rurre.
 
El pesar es aún mayor porque la historia de este aventurero y escritor ahora pasará a la gran pantalla con el afamado actor Daniel Radcliffe –que dio vida al personaje Harry Potter– interpretando la odisea de Ghinsberg. Se cree que podrían llegar miles de turistas de todas partes del mundo, incluidos los de EEUU, pero el gobierno de Evo Morales también les exige a éstos una visa y el pago de 160 dólares cada uno. Y eso impide que lleguen en cantidades mayores.
 
Lamentablemente, las autoridades  creen que el desarrollo nacional debe basarse en extraer materias primas o hacer grandes obras, como represas gigantescas (que inundarán zonas como el parque Madidi) y no  apuestan al turismo sostenible. 
 
Pero no todo está perdido. Tal vez esta suma de coincidencias haga recapacitar a las autoridades. El libro de Ghinsberg, que ya ha sido traducido a 15 idiomas, tendrá una próxima versión en español y su portada, dijo el autor, será la foto del póster de la película que protagonizó Radcliffe. Sin duda será un gran éxito de ventas.
 
El afamado conferencista ha sido nombrado por la comunidad San José de Uchupiamonas, del Madidi, portavoz internacional contra la construcción de las represas del Chepete y El Bala. Estas tendrán un costo sideral de 6.000 millones de dólares y las autoridades ni siquiera pueden explicar a qué precio y a qué países venderán la energía producida. Dentro de 10 años, además, cuando las megarrepresas hayan sido concluidas, se cree que el costo de producción de energía solar habrá bajado más de 10 veces y será la manera más barata y amable con el medio ambiente para producir electricidad.
 
Paralelamente, destinando sólo un 5% de lo que el Gobierno quiere gastar en dos represas que inunden el Madidi, es decir 300 millones de dólares, al turismo del norte de La Paz y Beni, se podrían mejorar caminos, financiar ecoalbergues, capacitar guías turísticos, mejorar pistas de aterrizaje, preparar personal de hotelería, habilitar muelles en los ríos, etc. Y los ingresos por el turismo serían mucho mayores que los todavía no demostrados recursos que se conseguirían con dos megarrepresas. Si sólo las autoridades escucharan…
58
1

Otras Noticias