Editorial

Dificultades en la venta de gas

viernes, 11 de noviembre de 2016 · 00:00
El Gobierno cambia permanentemente su versión de por qué el país no puede enviar la cantidad adecuada de gas a nuestros vecinos.

La más reciente explicación es que el consumo interno de Bolivia ha aumentado mucho, gracias al "crecimiento inesperado” de la economía nacional, lo que hizo que no se hubiera podido cumplir con los contratos con Argentina en junio pasado, que terminaron con la imposición de una multa de ese país a Bolivia, de 2,1 millones de dólares.

Esa explicación no es correcta, debido a que durante ese mes el consumo interno fue de 11 millones de metros cúbicos diarios, en promedio, bastante menos que otros meses, cuando suele llegar a 15 millones.

El hecho concreto es otro, distinto. Simplemente la producción de gas no es suficiente y no llega a los 64 millones de metros cúbicos diarios necesarios para cumplir con el 100% de los contratos con Brasil, Argentina y el consumo interno. Aunque, sin detallar la información, YPFB señala que Incahuasi ya produce 6,7 millones de metros cúbicos diarios, pero ni así se logra la cifra máxima necesaria. 

Cuando Brasil y Argentina demandan menos de lo esperado, no se presentan problemas, pero cuando exigen los máximos previstos en los contratos, se notan las dificultades. La producción máxima de gas se produjo en 2014, con 61,4 millones.

El aumento de impuestos a las petroleras, ordenado en 2006, que el Gobierno llama "nacionalización”, aumentó los ingresos del país pero redujo la predisposición de esas empresas de realizar nuevas exploraciones. De hecho, ningún descubrimiento importante se ha dado en la última década de gobierno (Incahuasi fue descubierto durante el régimen de Jorge Quiroga).
 
Esas empresas petroleras se sienten poco motivadas a realizar tareas de exploración ya que desconfían de un régimen que puede nacionalizar (confiscar) sus bienes en cualquier momento o cambiar las reglas de juego cuando le venga en gana.

La falta de gas se demuestra también en la manera cómo trabaja la planta separadora de líquidos Gran Chaco. A principios de año, el especialista Hugo del Granado dijo que la producción de GLP entre septiembre de 2015 y enero de 2016 fue de 322 toneladas por día, cuando la planta fue diseñada para producir 2.247 toneladas diarias de gas licuado. La planta, que costó 690 millones de dólares, debería tener capacidad de procesar hasta 32,2 millones de metros cúbicos diarios de gas natural, pero trabaja muy por debajo de esa cantidad.

Todos éstos no son un problema del Gobierno, sino del país. Pero las autoridades lo tratan de una forma sectaria y poco transparente.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

114
2

Otras Noticias